Notas

Resultados para ordenar la transición

Resultados para ordenar la transición
septiembre 01
00:03 2014

Sin Emanuel Ginóbili, la Selección Argentina de básquet llegó al Mundial de España 2014 con un equipo a mitad de camino entre la Generación Dorada y el recambio que se viene. Los dos primeros partidos dejaron señales auspiciosas.

Una vez confirmada la negativa de los San Antonio Spurs a que Emanuel Ginóbili juegue la Copa del Mundo para el seleccionado argentino, el presente del equipo se llenó de interrogantes. Al margen de sus 37 años, la presencia del mejor basquetbolista argentino de la historia, flamante campeón de la NBA por cuarta vez, podía hacer la diferencia en varios aspectos: primero y principal, le permitiría a Manu despedirse en cancha del equipo albiceleste, como símbolo también del comienzo del fin esta etapa gloriosa iniciada en el Mundial de Indianápolis 2002 y conocida como “Generación Dorada”; segundo, le daría a los jóvenes que se suman ahora al seleccionado la posibilidad de disputar un torneo de primer nivel al lado del máximo referente del deporte en el país.

Sin todo esto, las dudas sobre la proyección del básquet argentino aumentaron. Se sumaba, mientras tanto, la escandalosa situación institucional en la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB), que afectó directamente la preparación del plantel mundialista al retrasarse el pago de los seguros a los equipos, así como la compra de los pasajes para el viaje a Venezuela del equipo alternativo que disputó el Sudamericano en Isla Margarita. La situación se saldó finalmente con la intervención gubernamental, que puso al frente al ex jugador y funcionario de PAMI, Federico Susbielles.

Con toda esta carga comenzó la preparación un plantel que contaba entre sus filas con históricos como el capitán Luis Scola, Andrés Nocioni, Pablo Prigioni y Leonardo Gutiérrez, además del reaparecido tras una gran temporada con Atenas de Córdoba, Walter Herrmann; y con varios jóvenes que están despuntando, con Facundo Campazzo -nuevo jugador del Real Madrid- a la cabeza, junto con los internos Marcos Delía y Matías Bortolín, Nicolás Laprovittola, Selem Safar y la sorpresa de la convocatoria, el joven de Quilmes de Mar del Plata, Tayavek Gallizzi.

La preparación del equipo alternó buenas y malas, con buenas victorias en el país frente a Brasil y México, pero duras derrotas frente a Puerto Rico y España, entre otros encuentros. Pero a Argentina nunca hay que darla por muerta. Este seleccionado tiene eso especial que suele denominarse “fuego sagrado”. Decía el famoso relator puertorriqueño de la cadena ESPN, Álvaro Martín, que el seleccionado boricua tenía que estar preocupado de cara al debut después de la dura caída albiceleste frente al equipo español. No hay nada peor que tocarle el orgullo a este grupo.

Y así fue. Argentina hizo un verdadero partidazo frente a Puerto Rico en su debut, en Sevilla. Estuvo muy fino ofensivamente, pudo controlar a los caribeños en defensa -ayudados, claro, por la falta de elaboración de juego y el individualismo, tradicionales características del básquetbol boricua-, y dominar incluso en los rebotes, un rubro en el que la albiceleste lleva las de perder frente a la mayoría de los rivales. Fue triunfo 95-78, sin dejar lugar para la discusión, con destacadas actuaciones de Andrés Nocioni (18 puntos, 11 rebotes) y Luis Scola (20 y 9).

Pero la forma de disputa del torneo no deja espacio para celebrar las victorias y apenas 17 horas después había que salir de nuevo al parquet, para enfrentar ni más ni menos que a Croacia, el equipo más poderoso del grupo, favorito a quedarse con el primer puesto, que sin embargo venía de un trabajadísimo triunfo ante Filipinas (81-78). Un pésimo comienzo, con muchas pérdidas y una baja efectividad de cancha obligó al equipo de Julio Lamas a correr desde atrás a los balcánicos, que además se mostraron intratables desde la línea de tres puntos. A pesar de ello, Argentina, de la mano de un brillante Scola (30 puntos y 9 rebotes), que como siempre crece en las grandes citas, se mantuvo en partido y a punto estuvo de llevarse en el juego en el último cuarto. Fue finalmente derrota, esperable en la previa, por 90-85.

Quedan tres partidos más en la primera fase: Filipinas, Senegal y Grecia. Un triunfo más dejará a Argentina prácticamente en la segunda ronda –clasifican los cuatro primeros-, sin embargo será importante lograr la mejor ubicación posible de cara a los cruces, que de cualquier manera serán complejos: el Grupo A, del que saldrá el rival, tiene al local España, Francia, Brasil y Serbia.

Es posible que a este seleccionado no le alcance para pelear al mismo nivel que hace dos años. Sin embargo, hay un estilo, una forma de entrar a disputar los partidos que ya se ha traspasado de la Generación Dorada, a esta que se viene, que por ahora no tiene nombre. El buen comienzo en el Mundial da esperanzas, pensando que cualquier transición, con buenos resultados, se hace mucho más sencilla.

 

Nicolás Zyssholtz –[email protected]

 

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Fútbol internacional

  • tarjeta rojaAvanza la campaña internacional Tarjeta Roja a Israel

    Se le exige a la FIFA que aplique su propio reglamento y expulse a la Asociación Israelí de Fútbol por aceptar en su liga a equipos de los asentamientos ilegales en territorio palestino. También se prepara un repudio a la presentación de la selección israelí en España del próximo 24 de marzo, en partido de eliminatorias para el Mundial 2018.

  • Socrates of BrazilSócrates, el futbolista con conciencia de clase

    El mediocentro brasileño fue un mago con la pelota en los pies, pero su obra más importante se dio en lo extrafutbolístico. Revolucionario, crítico y participativo, su objetivo era aprovechar la masividad del deporte para llegar al pueblo.

  • partidoverguenzaURSS-Chile: el partido de la vergüenza

    Hace 43 años se disputaba el primer partido de un repechaje que quedaría en la historia. Pocos días después del golpe contra Salvador Allende en Chile, este país y la Unión Soviética jugaban el primer partido en Moscú. El segundo, en Santiago, lo jugó solo Chile y haciéndole un gol a nadie se clasificó al Mundial de Alemania 1974.

  • PartidoMuerteNazisEl día que a los nazis le llenaron la canasta

    Un día como hoy pero de 1942 se llevaba a cabo un partido de fútbol en la Ucrania ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Ese día el Star FC, integrado por ex jugadores del Dynamo de Kiev, vencía a un equipo de las Fuerzas Armadas alemanas y se ganaba así su sentencia de muerte, pero también, su pase a la historia.

  • barça-campeon-de-europaBarcelona: la década ganada

    Este martes 17 de Mayo, se cumplen 10 años de la obtención de la segunda UEFA Champions League del Fútbol Club Barcelona. A partir de esta conquista, comenzó una década que puso al equipo catalán en lo más alto del fútbol mundial por sus títulos y estilo de juego.

  • Grecia futbol refugiadosEl fútbol griego y un reclamo por los refugiados

    La gris y fría tarde en Larissa les tenía una sorpresa guardada a los espectadores del partido que enfrentaba al equipo local, AEL Larissa y el Acharnaikos por la Segunda División del fútbol griego. El árbitro hizo sonar el silbato. La pelota fue tocada hacia adelante, los jugadores se sentaron.