Notas

Las dos Marías y la resistencia del color

Las dos Marías y la resistencia del color
noviembre 04
16:14 2016

Hay canas en mi cabeza, hay en los prados escarcha,
Mas yo prosigo soñando, pobre, incurable sonámbula,
Con la eterna primavera de la vida que se apaga
Y la perenne frescura de los campos y las almas,
Aunque los unos se agostan y aunque las otras se abrasan.
Astros y fuentes y flores, no murmuréis de mis sueños,
Sin ellos, ¿cómo admiraros ni cómo vivir sin ellos?
Dicen que no hablan las plantas, Rosalía de Castro

 

Las hermanas Fandiño Ricart, conocidas también como “Las dos en punto” o “Las dos Marías”, se constituyeron en personajes tradicionales de la ciudad de Santiago de Compostela que desde el escándalo y aún el ridículo lograron defender algunos espacios de resistencia al franquismo y denunciar las formas específicas de violencia contra la mujer que cobró la dictadura que ensombreció a España durante cuarenta años.

Santiago de Compostela es una de las ciudades más relevantes para la cristiandad, en tanto se asume que allí se encuentran enterrados los restos del apostol Santiago, el “discípulo amado” de Jesus, luego devenido en santo patrono de España. El descubrimiento del sepulcro, alrededor del año 800, y su consecuente transformación en destino de peregrinación fueron el origen de esta ciudad que desde hace más de un milenio se ha tornado foco de devoción cristiana.

zapatonesAl son de una hermosa versión medieval de “Scarborough Fair” a cargo de Xeito Novo (el celta galego y el irlandés son primos hermanos), vemos entrar al escenario aun típico peregrino del camino de Santiago: abrigo rústico marrón, capa, zurrón, bordón y sombrero de ala ancha con la imprescindible concha de vieyra con la cruz de Santiago. Encorvado y locuaz, con impecable hablar galego, el peregrino será el encargado de contextualizar, pintar poéticamente paisajes y leyendas de Galicia y sostener las transiciones escénicas mientras radicales elipsis nos llevan a distintas décadas de la vida de las hermanas Fandiño Ricart. Entre meijas, bruxas y queimadas, finalmente descubriremos que el peregrino no es otro que Zapatones, otro personaje popular de Santiago, cuya ocupación era posar con su atuendo típico para las fotos de los turistas a cambio de unas monedas.

La familia Fandiño Ricart estaba formada por la costurera Consuelo Ricart y el zapatero Arturo Fandiño, que tuvieron trece hijos (varios murieron en la infancia). Maruxa era la cuarta y Coralia la duodécima. Tres de sus hermanos fueron destacados dirigentes de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). Ya en 1925, con 15 años, Manolo se convirtió en secretario de la organización anarcosindicalista local, Alfonso y Antonio también se sumaron a la lucha en esos años prerevolucionarios en que el sueño gallegista republicano se combinaba con el horizonte revolucionario internacional. Maruxa y Coralia alternaban con los militantes amigos de sus hermanos y también soñaban.

Pero en 1936, a pocos días del alzamiento franquista contra la segunda República, Galicia quedó rápidamente en el lado “nacional” y las huestes de la dictadura comenzaron su brutal labor de limpieza y caza de rojos. Los hermanos lograron huir, pero la casa Fandiño Ricart se convirtió en objetivo principal de los ataques fascistas y las hermanas fueron reiteradamente acosadas y torturadas. Los maltratos constantes de casi una década, sumado al hambre y la falta de trabajo de costura por la presión social en su contra, las llevaron a una forma de alienación que, a su modo, también representó una forma de resistencia contra la grisura que la dictadura extendió sobre el país.

hermanasMaruxa y Coralia, conocidas como Las dos Marías, comenzaron a salir a dar su ronda por la Alameda, escuálidas y débiles, pero exesivamente maquilladas y con unas ropas de fuertes coloridos que acabaron por volverse un foco de luz en la Santiago de Compostela de la sumisión y el terror. Cuando la la campana Berenguela de la Catedral marcaba las dos de la tarde las hermanas paseaban, tomadas del brazo, piropeando a los jóvenes estudiantes.

Estas defensoras del color y de la alegría aún en medio de la tristeza dictatorial vieron como una oportunidad la llamada “gira del arco iris” de 1947, en la que Evita visitó Europa, comenzando su recorrido español precisamente por Santiago. “Mujeres de España, no he venido a formar ejes sino a tender una arco iris de paz con todos los pueblos, como corresponde al espíritu de la mujer”, dijo Evita. Y las hermanas corrieron a ver si era cierto que de sus manos nacían arcos iris.

Así se fueron convirtiendo en los personajes más conocidos y fotografiados de la ciudad y lograron sobrevivir al dictador, defendiendo la alegría y el color con su locura. Maruxa murió en 1980 y Coralia fue a vivir con parientes al puerto de La Coruña, pero en los tres años en que sobrevivió a su hermana nunca dejó de preguntar por el camino de regreso a Santiago. Hoy una estatua multicolor recuerda a las hermanas en la Alameda. También se han realizado numerosos estudios culturales sobre su figura y hasta un documental

Más allá del muy solvente despliegue del Zapatones encarnado por Walther Sánchez Rodríguez (responsable también de la dramaturgia de la obra), es de destacar la enorme actuación de Marcela Fernández Señor (Maruxa) y de Liliana Olmo (Coralia), quienes con un soberbio trabajo corporal y vocal se van transformando a través de las décadas, emocionando en cada una de las escalas.

Esas labores actorales, una escenografía sencilla y una muy buena iluminación bastan para que la obra dirigida por Débora Ruiz se constituya como una propuesta teatral más que recomendable. Las dos en punto nos ofrece la posibilidad de conocer las fisuras de esa “Galicia leal” en la que la resistencia al franquismo también supo abrirse camino, aún por los caminos más inesperados.

Pedro Perucca – @PedroP71

 

Ficha técnico artística
Dramaturgia: Walther Sánchez Rodríguez
Actúan: Marcela Fernández Señor, Liliana Olmo, Walther Sánchez Rodríguez
Vestuario: Lucía Trebisacce
Escenografía: Lucía Trebisacce
Diseño de luces: Debora Ruiz, Lucía Trebisacce
Video: Pamela Fadiga
Música: xeito novo
Fotografía: Joaquín Amoia
Diseño gráfico: Florencia Pignataro
Asesoramiento de maquillaje: Mercedes Lagunas
Producción: Verónica Torres Bugallo
Colaboración artística: Marisa Villar
Dirección: Debora Ruiz
Funciones: viernes 20.30

Auditorio Kraft
Florida 681, CABA
Entrada general: $ 150,00
Descuentos a jubilados, estudiantes y grupos

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Teatro

  • Fanny-AlmiranteFanny y el Almirante, o el origen de "la grieta"

    Una obra que pone a jugar la relación ficcional entre dos personajes reales de la historia argentina: Isaac Rojas, vicepresidente de Aramburu e ideólogo del golpe de Estado de 1955 y Fanny Navarro, actriz reconocida, peronista, amiga de Evita, que sufrió en carne propia los efectos de la proscripción.

  • Vida-ObraVida y obra… de mujeres y muñecas

    La pieza está inspirada en la obra del uruguayo Felisberto Hernández (1902-1964), sobre todo en su cuento Las Hortensias, publicado en una revista en 1949. La dramaturgia es creación libre de Mariano González.

  • La Causa Justa-4La causa justa de Osvaldo Lamborghini

    La obra está basada en un cuento legendario de Osvaldo Lamborghini y puede escucharse como una metáfora de la vida política argentina. Violencia irresistible, palabras vacías que no pueden entablar diálogo con los golpes, con el miedo. La palabra se torna inservible.

  • tierra-partidaTierra partida: lo demás no importa nada

    El espectáculo teatral muestra la presencia de una profunda grieta. Recorre los distintos momentos que marcaron la formulación de dos modelos antagónicos de país. Las disputas y luchas entre unitarios y federales simbolizan la fragmentación de las capas dirigentes en el siglo XIX en la Argentina.

  • dematerieDe materie: concierto multidisciplinario

    En el marco del ciclo “Colón Contemporáneo 2017” se presentó en el Teatro Colón De materie (La materia, en español), del compositor holandés Louis Andriessen, con la dirección escénica a cargo del director alemán Heiner Goebbels y la dirección musical a cargo del joven maestro argentino Pablo Druker.

  • musicaLa música: reencuentro y despedida

    En el Teatro La Comedia se repone "La música", escrita por Marguerite Duras a pedido de la televisión inglesa y puesta en escena en 1964. La obra muestra el reencuentro de una pareja para certificar el fin de la relación: el trámite de divorcio. En esa larga noche "dicen y callan las palabras despiadadas, amorosas y definitivas".