Nacionales

22 abril, 2014

Del tapado de piel al traje a rayas

María Julia Alsogaray fue condenada a 4 años de prisión efectiva en la causa que se le sigue por la privatización de Entel. Además se le prohibió la salida del país y se ordenó su inmediata detención en cuanto la sentencia quede firme.

María Julia Alsogaray fue condenada a 4 años de prisión efectiva en la causa que se le sigue por la privatización de Entel. Además se le prohibió la salida del país y se ordenó su inmediata detención en cuanto la sentencia quede firme.

 

En horas de la tarde de este lunes 21 de abril el Tribunal Oral Federal N° 6 condenó a la ex funcionaria menemista María Julia Alsogaray, de 71 años de edad, por el delito de “defraudación por administración fraudulenta en perjuicio de la Administración Pública” y le impuso una pena de cuatro años de reclusión efectiva.

El juicio oral en el que finalmente resultó condenada la funcionaria favorita de Carlos Menem, que se había declarado “completamente inocente”, se había iniciado en el mes de febrero e investigaba las irregularidades en la privatización de la empresa telefónica nacional Entel, de la que Alsogaray era interventora. El tribunal compuesto por los jueces Julio Panelo, María del Carmen Roqueta y José Martínez consideró que amplió los plazos de ejecución y duplicó los precios en los contratos con un perjuicio de 250 millones de pesos para el Estado.

La sentencia también condenó al ex coordinador de Entel Gustavo Daneri (a 4 años de prisión) y al empresario de la consultora KPGM Hernán Pflaun (a tres años de detención y tareas comunitarias), mientras que absolvió al empresario de KPGM Juan Carlos Pyekenhayn.

Además de la pena de reclusión, la sentencia también contempla la “inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos” y prohíbe su salida del país. La condena a 4 años de prisión deberá hacerse efectiva apenas la sentencia quede firme. La defensa de la funcionaria contará con diez días para apelar ante la Cámara de Casación Penal para tratar de evitar que su defendida finalmente acabe tras las rejas.

Ésta no es la primera condena para uno de los símbolos más grandes de la corrupción menemista. Ya el año pasado había sido condenada a cuatro años de cárcel por irregularidades en su función al frente de la Secretaría de Recursos Naturales, entre los años 1992 y 1995. También en 2004 había sido condenada a otros tres años por enriquecimiento ilícito y obligada a devolver más de tres millones de pesos. Por esta última causa le había sido incautado el lujoso petit hotel que poseía en Recoleta, pero la semana pasada el Tribunal Oral Federal 4 ordenó decomisarle otros 341 mil pesos derivados de intereses de aquella sentencia. Las dos condenas a prisión anteriores aún no están firmes y por eso Alsogaray sigue en libertad. Pero no viene siendo una buena semana para Marijú.

Inmediatamente después de la sentencia, la ex dirigente de la UCeDe se retiró de la Sala A de Comodoro Py sin hacer declaraciones.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos