Cultura

20 mayo, 2014

El teclado que tocaba el bajo

Hace un año, el 20 de mayo de 2013 falleció Raymond Daniel Manczarek. Conocido simplemente como Ray Manzarek, este músico estadounidense marcó la historia del rock y el estilo de una mítica banda como The Doors. Su impecable teclado, que hacía las veces de bajo en una banda sin tal instrumento y sus increíbles solos dejaron un sello imborrable.

Hace un año, el 20 de mayo de 2013 falleció Raymond Daniel Manczarek. Conocido simplemente como Ray Manzarek, este músico estadounidense marcó la historia del rock y el estilo de una mítica banda como The Doors. Su impecable teclado, que hacía las veces de bajo en una banda sin tal instrumento y sus increíbles solos dejaron un sello imborrable. 

Ray nació en Illinois, Estados Unidos, un 12 de febrero de 1939. Comenzó a tocar el piano a los 9 años y desde allí depuntó como el gran músico que llegó a la fama con The Doors.

Manzarek conoció a Jim Morrison en 1965. Ambos estudiaban cine en la universidad de UCLA. Manzarek formaba parte entonces de la banda Rick and the Ravens con sus hermanos Rick y Jim Manzarek. Posteriormente conoció al baterista John Densmore en una sesión de meditación y junto a Morrison armaron una nueva banda con el nombre The Doors. En septiembre de aquel año grabaron su primera demo. Sólo un mes más tarde el guitarrista Robby Krieger completaba una alineación que cambiaría la música.

La banda compuso 9 álbumes de estudio y muchos más en vivo o recopilaciones. Sin embargo, tras su sexto disco, la muerte del cantante y líder de la banda, Jim Morrison en 1971, significó un duro golpe. Finalmente en 1973 la banda se disuelve.

Posteriormente Ray sacó algunos discos solistas de mediano éxito comercial aunque incuestionable calidad musical. También fue productor musical y guionista de cine en la película The X-Files: Fight the Future. A principios de los 2000, junto a Krieger realizó giras mundiales tocando nuevamente temas de The Doors.

Finalmente, el 20 de mayo de 2013, a los 74 años de edad falleció de un cáncer hepático. Quizás ese día, como aquella tarde de 1965, se volvió a encontrar con Jim Morrison y andan haciendo música que seguirá sonando más allá del tiempo.

Riders on the storm

Light my fire

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos