Economía

26 junio, 2014

Deuda: entre el apoyo internacional, seguir pagando y negociar

Esta mañana el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, expuso en su habitual conferencia de prensa el apoyo que ha recibido la Argentina ante el fallo contrario en la causa con los fondos buitre. A su vez informó que esto no afectará el pago a otros acreedores como el Club de París.

Esta mañana el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, expuso en su habitual conferencia de prensa el apoyo que ha recibido la Argentina ante el fallo contrario en la causa con los fondos buitre. A su vez informó que esto no afectará el pago a otros acreedores como el Club de París.

Tenemos “una plataforma extraordinariamente importante de apoyo”, dijo el funcionario nacional al resaltar “no sólo el respaldo de los países cercanos a través de bloques como el Mercosur y Unasur, sino de parte de 133 países que integran las Naciones Unidas y de los países que conforman el G77+China”.

El ministro coordinador también resaltó la importancia de que diarios de peso en cuestiones financieras como The New York Timer y The Financial Times, hayan también marcado su desacuerdo con el fallo contra la Argentina.

Capitanich dejó en claro a su vez que más allá de la sentencia del juez Thomas Griesa, “no están afectadas las negociaciones con el Club de París, porque son 64 contratos que se van a suscribir en estos días. El pago de 650 millones de dólares se realizará en julio. Y todos los acuerdos de inversión directa se mantienen en virtud de acuerdos preexistentes”.

Por otra parte, el funcionario adelantó que el ministro de Economía, Axel Kicillof, dará una conferencia de prensa esta tarde. Si bien no informó el tema del que se hablará, se estima que tendrá que ver con los vencimientos de los pagos a los acreedores que si ingresaron a los canjes de deuda de 2005 y 2010.

“La posición de la Argentina es contundente: pretende respetar la reestructuración de la deuda, cumplir sus compromisos y también exige condiciones de negociación que permitan un trato equitativo, razonable, justo y legal. Eso implica condiciones equivalentes para el 100% de los bonistas”, explicó Capitanich.

El día miércoles, Kicillof expuso en Naciones Unidas por esta situación. “No puede ser que en tres días un país pueda tener una deuda nueva de 15.000 o 150.000 millones de dólares”, dijo el ministro en relación al fallo judicial del tribunal neoyorquino.

Kicillof afirmó: “Argentina está dispuesta a negociar (con los que no entraron al canje de deuda) de buena fe, pero si de aquí al lunes que viene el juez no pone una suspensión de esa sentencia, la negociación se haría en condiciones muy complejas, porque habría que pagar 1.500 millones de dólares, que dan lugar a reclamos por otros 15.000 millones de dólares” de parte de otros tenedores que tampoco ingresaron al canje.

Además esa decisión judicial “abre por la cláusula pari-passu (tratamiento igualitario) la posibilidad de que el 92,4% que sí entro al canje también reclame el pago del total adeudado, por lo que deberíamos estar pagando 150.000 millones de dólares”.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos