Deportes

25 julio, 2014

La carta de Jaite

Dentro de una realidad poco alentadora del tenis argentino, tras su victoria en Hamburgo Leonardo Mayer se perfila como el hombre determinante para la Copa Davis.

Dentro de una realidad poco alentadora del tenis argentino, tras su victoria en Hamburgo Leonardo Mayer se perfila como el hombre determinante para la Copa Davis.

Seguramente, Martín Jaite y Mariano Zabaleta estarán tranquilos de cara a la próxima serie de Copa Davis, en septiembre. Sin Juan Martín Del Potro, enfrentado con el capitán argentino y la conducción de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), y con un Juan Mónaco en bajo nivel y envuelto en problemas físicos, los hombres que conducen al seleccionado albiceleste tienen en Leonardo Mayer la clave para ganarle a Israel como visitante en cancha rápida.

El Yacaré, correntino, de 27 años, alcanza los flashes de la masividad en este momento porque le ganó a David Ferrer en su superficie predilecta, polvo de ladrillo, y por si fuera poco lo hizo en la final de Hamburgo, un ATP 500, por primera vez en su carrera. Pero Leo ya venía insinuando cosas interesantes desde hace un tiempo.

En primer lugar, hace 5 años que no sale del top 100. Dueño de un tenis agresivo, con golpes que lastiman y un saque potente, ideal para el cemento, supo complicarle la vida a varios de los buenos jugadores del circuito. Modesto Vázquez, en su paso como técnico de Copa Davis, notó estas cualidades y lo eligió para que juegue dos puntos ante Suecia en 2010, en una serie cerrada, bajo techo y con un piso veloz. Leo no defraudó: le ganó al experimentado Joachim Johansson y se le plantó a un Robin Soderling, top ten por aquellos tiempos.

Luego llegaron las irregularidades, propias de la maduración de un jugador, y algunas lesiones que le impidieron meterse de lleno entre los mejores 50. Hasta estos momentos, en los que se lo ve suelto, con la tranquilidad necesaria para saber cuando hay que jugar un winner, cuando hay que ir a cerrar un punto y cómo se deben sobrellevar las adversidades que un encuentro presenta. Da la sensación de que, a la hora de enfrentar a los pesos pesados del tenis, no se conforma con jugar bien: el hombre de Corrientes quiere ganar.

Los resultados de este año, con el reciente título, la final perdida en el ATP 250 de Viña del Mar y su arribo a octavos de final de Wimbledon, algo inédito en su trayectoria, marcan que está en el camino correcto. Y, así como Carlos Berlocq fue el héroe de la Davis en 2013, bien podríamos pensar que Leo Mayer será el jugador que deje a Argentina en el Grupo Mundial.

 

Juan Pablo Kavanagh – @juampik86

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos