Economía

5 agosto, 2014

Griesa ratificó a Pollack, permitió pagos a algunos bonistas y prohibió otros

El juez Thomas Griesa tuvo una intensa actividad el día lunes. Ante el pedido de Argentina de remover al mediador Daniel Pollack, el juez neoyorquino lo ratificó en el cargo. Además permitió el pago “por única vez” de bonos a través de JP Morgan. Finalmente, bonistas europeos, amenazaron con apelar su fallo para que libere su dinero.

El juez Thomas Griesa tuvo una intensa actividad el día lunes. Ante el pedido de Argentina de remover al mediador Daniel Pollack, el juez neoyorquino lo ratificó en el cargo. Además permitió el pago “por única vez” de bonos a través de JP Morgan. Finalmente, bonistas europeos, amenazaron con apelar su fallo para que libere su dinero.

Después de que diveros funcionarios del Gobierno calificaran de imparcial al mediador Daniel Pollack, el juez Thomas Griesa ratificó este lunes el trabajo del Special Master.

“Es difícil imaginar una peor decisión por parte de este tribunal que sea eliminar al Special Master. Sería una gran injusticia y sería drásticamente interferir el proceso que ha estado ocurriendo y que debe continuar”, afirmó el texto de Griesa. “El objetivo de esta orden es la confirmación de que Daniel Pollack, el Special Master designado por el tribunal para presidir las negociaciones, se mantendrá en el cargo”, agregó el magistrado por si no había quedado claro.

Por otra parte, también el día lunes, Griesa dictó otro fallo donde habilitó el pago de bonos en dólares a través del JP Morgan. Estos títulos en dólares están emitidos bajo la ley argentina, por eso es que el juez autorizó el pago por “única vez”.

JP Morgan se había sumado a las aclaraciones pedidas por el Citibank, Euroclear Bank y Clearstream, respecto a qué hacer con estos pagos, ya que estaban bajo legislación local. “JP Morgan está autorizado a efectuar este pago por única vez con respecto a los bonos denominados en dólares y puede transferir los fondos”, especificó el escrito.

Los bonos reestructurados con legislación argentina que se pagaban a través del Citibank ya habían recibido la autorización de Griesa, ya que se consideraban “indistinguibles” de los bonos utilizados para cancelar la indemnización a Respol por YPF.

Finalmente, la jornada del lunes, terminó con una amenaza para el juez que ha sido centro de las noticias económicas de los últimos meses. Los llamados Euro Bondholders (bonistas que entraron a los canjes y poseen títulos en euros) le envió una carta al juez exigiéndole que destrabe el dinero que Argentina depositó en el Bank of New York para pagarles.

En una carta redactada por el abogado Christopher J. Clark, que representa a los bonistas europeos emitidos bajo la ley de Reino Unido, sostuvieron que “presentarán una apelación contra el tribunal de segundo circuito de Estados Unidos inmediatamente”.

La carta defiende la posición de los bonistas europeos afirmando que “el Bank of New York está invitando a la Corte a dictar una orden de la que carece de autoridad para emitir. El BoNY no ha señalado nunca a ninguna autoridad de que otorgaría a este tribunal el poder de presuntamente exonerar al BoNY de responsabilidad de reclamos que todavía no se han hecho en su contra, y que ni siquiera se rigen por leyes estadounidenses”.

El documento sostiene, entonces, que “a menos que al tribunal (distrital) ordene al BoNY a transferir los pagos del 26 de junio a los tenedores de bonos en euro y a otros bonistas, el BoNY estará expuesto a responsabilidad en cortes extranjeras”. Finalmente argumentaron que son “terceras partes inocentes en este litigio y poseen un indiscutible derecho de recibir los pagos”.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos