Fútbol argentino

3 septiembre, 2014

Murió hincha de River agredido por festejar un gol en la puerta de su casa

La semana pasada, luego de la victoria de River sobre Defensa y Justicia por la cuarta fecha del Torneo de Primera División 2014, Ezequiel Martín Castagnari de 25 años, salió a la puerta de su casa a festejar. Un vecino lo agredió a golpes hasta dejarlo en coma. Este martes Ezequiel falleció mientras permanecía internado.

La semana pasada, luego de la victoria de River sobre Defensa y Justicia por la cuarta fecha del Torneo de Primera División 2014, Ezequiel Martín Castagnari de 25 años, salió a la puerta de su casa a festejar. Un vecino lo agredió a golpes hasta dejarlo en coma. Este martes Ezequiel falleció mientras permanecía internado.

Era 27 de agosto, River acababa de ganar, gustar y golear nuevamente. Esta vez había sido 3 a 0 ante Defensa y Justicia en el Monumental y se ubicaba primero en la tabla de posiciones con 10 puntos. Al menos hasta que jugara Vélez al día siguiente.

Ezequiel Castagnari, fanático del club de Nuñez, había visto el partido en su casa ubicada en Betharram y San Guillermo, de la localidad de Martí­n Coronado, partido de Tres de Febrero. Luego del triunfo decidió salir a la calle a festejar con sus amigos.

Ante esto, de la casa de enfrente sale un vecino llamado Néstor de unos 60 años, policía retirado, que lo empieza a insultar. Según María Angélica, la madre de Ezequiel, el hombre “le empezó a decir un montón de cosas a él y a los amigos” y a continuación salió de la casa su hijo, Nicolás, que los amenazó con un arma.

De acuerdo a los testimonios de María Angélica, el joven le puso el revolver en el pecho a Ezequiel que ahí le dijo “sacá ese revólver que es de juguete”. “No, mirá gordito, fijate que no es de juguete” fue la respuesta y acto seguido gatilló al piso. Ante el asombro de los presentes y mientras Ezequiel contemplaba la situación, el muchacho armado le dio un culatazo en la cara y le rompió el tabique.

Mientras Castagnari estaba en el piso desvanecido, el agresor “le empezó a pegar piñas en la cabeza”, relató María Angélica. Finalmente sus amigos lograron sacarlo pero ya era demasiado tarde. El joven tuvo que ser trasladado hasta el Instituto Médico Central de Castelar, donde al otro día fue operado a raíz de la fractura de cráneo sufrida y quedó en estado de coma.

Luego de luchar varios días por su vida, falleció este martes. Ni bien sucedió la agresión los dos vecinos, padre e hijo, fueron detenidos. Sin embargo luego de negarse a declarar solo el joven de 18 años quedó detenido pero ahora deberá enfrentar una caratula mucho más grave: homicidio simple.

A pesar de esto María Angélica también denuncia al policía retirado. “Los amigos de Ezequiel trataron de que tomara cartas en el asunto, pero permitió y avaló que su hijo le pegara al mío, en vez de decir ‘esto lo solucionamos de otra forma o llamemos a un patrullero”, dijo.

“El padre está libre y su hijo detenido, pero yo voy a ir hasta las últimas consecuencias, porque los quiero a los dos presos”, declaró la madre de Ezequiel a diversos medios. “Mi hijo acaba de morir, dejó a una hija de 2 años. Era un pibe laburador y luchador”, destacó.

En el hecho intervino la comisaría 9° de Tres de Febrero y la causa recayó en la Unidad Funcional número 5 del departamento judicial de San Martín.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos