Notas

El peso de la violencia sexual se comparte

El peso de la violencia sexual se comparte
septiembre 19
12:40 2014

En parte performance, pero sobretodo como protesta, Emma Sulkowicz, estudiante de la Universidad de Columbia (EEUU) lleva a sus espaldas el colchón donde fue violada por otro estudiante. Esta manifestación la llevará acabo, cargando el colchón a todas partes dentro del campus, mientras que ella y su violador sigan asistiendo a clases.

La Universidad de Columbia, miembro de la prestigiosa Ivy League, es reconocida mundialmente por ser crisol del pensamiento crítico y académico. Pero al parecer, no tanto así en sus políticas de género, acoso y violencia sexual dentro de sus propias instalaciones.

El semestre pasado, Emma Sulkowicz fue asaltada sexualmente por otro estudiante en su propio cuarto, en las residencias de la Universidad de Columbia. Ella, junto a otras dos mujeres, acusaron al mismo sujeto por violencia sexual ante las autoridades universitarias, pero no fue hallado culpable durante la investigación.

Sulkowicz, junto con las otras víctimas, señalaron que hubo muchas irregularidades durante esta investigación, por lo que ellas y otras 23 estudiantes presentaron denuncias federales contra la universidad neoyorkina en abril.

“Fui muy ingenua al al pensar que creerían en mí sólo por decir la verdad. Nunca pensé que la Universidad no iba a estar de mi lado”. El proceso fue tan humillante que la misma víctima tuvo que dibujar un diagrama para explicarles a quienes llevaban su caso, de como la violación anal era posible.

A partir de esta experiencia, Emma quien es estudiante de artes visuales, decidió construir su tesis a partir de su violación. “Carry that weight” (Carga con ese peso) es el título de su proyecto, una protesta especialmente poderosa que consiste en que ella misma cargue el colchón en que fue violada a través del campus, todos los días hasta que su agresor sea expulsado de la comunidad universitaria. La regla más importante de este performance es que ella no puede pedir ayuda para llevar el colchón, pero otras personas están invitadas a ofrecer su ayuda si así lo desean.

La respuesta a la performance no se hizo esperar, tanto estudiantes como medios de comunicación empezaron a darle seguimiento. “Carry that weight together” (Carguemos con ese peso juntas) es el nuevo movimiento que empezó la semana pasada en Columbia. Organizado por varios movimientos estudiantiles y feministas, la idea es hacer “cargas colectivas” de colchones para apoyar a Emma y a las otras sobrevivientes de violencia sexual.

Más allá del proyecto de Emma, el movimiento busca concientizar sobre los traumas físicos y emocionales de la violación, además de crear nuevas políticas de género. Actualmente Columbia le permite a los agresores quedarse dentro de la comunidad universitaria y en muchos casos desalienta a las víctimas a reportar los asaltos sexuales.

Cuenta Emma: “La violación puede ocurrir en cualquier lugar. En mi caso fui violada en mi propia cama en mi dormitorio. Desde entonces he cargado con eso y siento que ese peso de lo que pasó ha estado conmigo desde ese día”.

 

Cristina Robles – @lapequeRo

 

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Laborales