Fútbol argentino

14 noviembre, 2014

Las PASO también son para el fútbol

Mientras el torneo de Primera División de 30 equipos sigue en discusión para afuera, al interior de la AFA hay otras disputas. Fútbol, política y dinero, un tridente ofensivo difícil de separar y del que todos quieren formar parte.

Mediante una Asamblea Extraordinaria Luis Segura fue reelegido por unanimidad como Presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). De esta manera cumplirá con el mandato que dejó trunco Julio Humberto Grondona y dirigirá la entidad deportiva hasta octubre de 2015.

La designación del heredero del sillón de Viamonte lejos de extender un manto de tranquilidad y seguridad al mundo fútbol, trae nuevos interrogantes y disputas por el poder al interior del máximo organismo. Restan designaciones claves dentro de la organización de la AFA que tendrán repercusión directa sobre el destino de la redonda.

Los cuatro cargos que están en juego son los de vicepresidente primero, vicepresidente segundo, secretario general y tesorero. Si bien se mantendrá en suspenso hasta mediados de noviembre la conformación definitiva del Comité Ejecutivo (CE), ya se entretejen especulaciones. Todo indicaría que el titular de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, sería el vicepresidente primero; en tanto que el titular de Boca Juniors, Daniel Angelici, quedaría para el segundo puesto.

Aún queda pendiente la selección del nuevo secretario general, que reemplazará a Miguel Silva de Arsenal y el tesorero José Leme de Defensa y Justicia. Estos cargos son de mucha importancia para la estructura resolutiva del organismo por lo que distintas corrientes internas ya postulan sus candidatos.

Entre los aspirantes a la secretaría general resuenan Alejandro Marón, presidente de Lanús, y Matías Lammens de San Lorenzo de Almagro. Mientras que para la tesorería el gran candidato es el titular de Banfield, Eduardo Spinoza.

Durante el largo mandato de Don Julio la mayoría de las designaciones en la cúpula de la AFA tenían un valor relativo ya que el verdadero poder quedaba en sus manos. En este nuevo escenario, los dirigentes que integren la comisión tendrán su propio peso específico y tomarán decisiones de suma relevancia en lo deportivo y en lo político. Definir la implementación de un campeonato con 30 equipos y dar tratamiento al Estatuto General son algunos ejemplos.

La última reunión mantenida en la AFA fue sumamente acalorada con relación al diseño del controvertido torneo y ante esta incertidumbre los directivos de los clubes consensuaron una próxima reunión en la que cada dirigente presentará su proyecto personal sobre la modalidad de ejecución.

En otro orden de cosas, para el 18 de diciembre se previó una Asamblea Extraordinaria para tratar la normativa general de la asociación del fútbol. La posible modificación del reglamento será trascendental para las aspiraciones eleccionarias de algunos candidatos y tendrá su impacto en la relación que mantiene la entidad deportiva con el Gobierno Nacional a través de Fútbol para Todos (FPT).

Son artículos clave los que se pretenden modificar. Con Marcelo Tinelli como “volante de creación” se pretende eliminar el requisito de los cuatro años de antigüedad como dirigente en clubes para poder acceder a la presidencia de la AFA. Por motivos diferentes esto es resistido por el grondonismo residual (el quilmeño José Luis Meiszner y Julio Grondona hijo) y por el propio Gobierno.

Cabe recordar que técnicamente la institución ya recibió en concepto de adelanto 220 millones de pesos del FPT. Aparentemente, para evitar que se derogue el requisito de cuatro años, el Gobierno le habría ofrecido a la entidad deportiva condonar esa deuda y adicionar otra partida de 220 millones al canon del año próximo.

Esta maniobra no resulta ingenua, de no modificarse la cláusula de antigüedad, Marcelo Tinelli y Matías Lammens quedarían descartados para las elecciones 2015 y con ellos el proyecto de renovación de caras en la cúpula de la AFA.

La reforma estatutaria también apuntaría a quitar la figura de la reelección indefinida del presidente y la modificación en la composición del CE atado al futuro torneo de 30 equipos.

Es sabido que la disputa por la administración del fútbol no solo tiene que ver con cuestiones de dinero. Para tomar real dimensión de los aspectos políticos y estratégicos resulta interesante repasar algunas de las atribuciones que posee el Comité: interpretar los reglamentos con excepción de transgresiones y penas; cumplir y hacer cumplir el estatuto; acordar, suspender o cancelar afiliaciones de clubes directamente afiliados ad referéndum de la Asamblea; administrar la AFA y representarla en asuntos administrativos o judiciales; nombrar árbitros y tomar medidas de acuerdo a las propuestas que formule el Colegio de Árbitros; cuidar y dirigir las relaciones internacionales del fútbol argentino; autorizar o no las transferencias de jugadores.

Solo conociendo estas facultades es posible ir más allá del análisis y comprender de manera cabal la furiosa lucha de intereses que se mezclan alrededor del deporte más popular de Argentina.

A río revuelto, ganancia de pescadores

Mientras las miradas están puestas en la mesa chica de la AFA comenzaron a llegar los primeros refuerzos para el armado de la comisión directiva. Mediante una Asamblea Ordinaria quedó definido el ingreso de Juan Sebastián Verón (Estudiantes de La Plata), Raúl Broglia (Rosario Central), Hugo Moyano (Independiente) y Marcelo Tinelli como representante suplente por San Lorenzo de Almagro.

Sin embargo no resultan del todo positivas las nuevas incorporaciones y, en el marco del río revuelto, surgen personajes de oscura trayectoria para acompañar a Segura. Tal es el caso de Carlos Ahumada Kurtz, empresario cordobés nacionalizado mexicano, sobre el que pesan denuncias por lavado de dinero, fraude y vinculación con el narcotráfico.

Luego de su paso por México, donde fue detenido por pago de sobornos, Ahumada Kurtz regresó a la Argentina e incursionó en el fútbol. Tuvo la administración de club Talleres de Córdoba, experiencia que terminó muy mal con el descenso del equipo al Argentino A y una deuda de casi cuatro millones de pesos. Actualmente preside al Estudiantes puntano, líder en la Zona 2 del torneo Federal A y con serias posibilidades de ascender a la B Nacional.

Otro que debutará en la máxima entidad es Bartolomé Abdala, dirigente de la Liga de Fútbol de San Luis y diputado provincial por la lista Propuesta Republicana, fuerza que lidera nacionalmente Mauricio Macri. Abdala había integrado hasta 2009 el gabinete de Alberto Rodríguez Saá pero fue relevado de su cargo por mal desempeño en sus funciones.

Estos no son los únicos inconvenientes con los que tendrá que lidiar la gestión Segura. Días atrás la jueza federal María Romilda Servini de Cubría ordenó un peritaje contable en la causa que investiga por el manejo de fondos del Fútbol para Todos. Peritos de la Corte Suprema de Justicia deberán analizar las entradas y salidas de partidas presupuestarias e indagar la pertinencia de su utilización.

Esta causa judicial se inició por una denuncia de la legisladora porteña Graciela Ocaña por defraudaciones y estafas del programa FPT. En este marco los tres últimos jefes de Gabinete: Aníbal Fernández, Juan Manuel Abal Medina y Jorge Capitanich fueron acusados de haber malversado millones de pesos a través del programa.

Todo parece señalar que el año que le tocará presidir a Luis Segura estará teñido de disputas políticas al interior y por fuera del organismo deportivo, tanto es así que es muy probable que las elecciones de la AFA previstas para octubre de 2015 se posterguen un mes y se celebren con un nuevo presidente de la Nación.

 

Verónica Ibañez

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos