Cocina

8 diciembre, 2014

Vino versus cerveza

Habiendo llegado ese mes del que ya hablamos con nuestro hígado, Notas devela pros y contras de cada uno de los integrantes de un histórico duelo gastronómico en las mesas de las fiestas findeaneras.

El duelo que se da entre las bodegas y las empresas cerveceras es uno de los más picantes del mundo gastronómico, una batalla por conquistar el mercado y el paladar de los comensales.

Una industria ya establecida y fuerte como la del vino ve con ojos asombrados un crecimiento exponencial de los emprendimientos de cerveza, que suman calidad y frescura a un mercado que parece despertarse y hacerle sombra al imperio del vino argentino, de excelente calidad y multipremiado en todo el mundo.

Para sumar un poco de picantéz a este duelo gastronómico, expondremos aquí los puntos más fuertes de cada bebida, una batalla por los sabores, los aromas, las calorías y la salud del bolsillo.

VINO CERVEZA
– El mercado de los vinos lleva décadas en expansión y crecimiento sostenido. Su oferta de bodegas, variedades de uva y calidad en el proceso de elaboración es inmejorable.-Los maridajes, esa relación natural entre la comida y la bebida, están muy bien estudiados en el entorno de los vinos. Los sommeliers y las bodegas mismas se encargan de sumarle valor agregado a la totalidad de la experiencia culinaria.

-“Una copa de vino al día ayuda al corazón”. Más allá del efecto dañino del alcohol, posee múltiples efectos positivos bebido en forma moderada. Agentes antioxidantes, ayuda al funcionamiento cardiovascular, aumenta el colesterol bueno en sangre entre otras cosas.

-Se puede hacer vino en tu propia casa, pero es mucho más fácil y económico hacer cerveza

– Las cervezas industriales están cediendo terreno a los pequeños emprendimientos cerveceros artesanales locales, que suman calidad y respeto por la tradición cervecera de los 4 elementos (agua, levadura, lúpulo y cebada)-Si bien no están del todo desarrollados los maridajes entre la cerveza y la comida, hay algunos con mucha presencia: pizza y cerveza, bondiola y cerveza negra, picadas y cervezas. Entre otros.

– Es necesario derribar el mito de la “pancita cervecera”. Una copa de vino puede tener igual o más calorías que una pinta de cerveza, dependiendo de la graduación alcohólica. La cerveza, más allá de lo nocivo del alcohol, también posee numerosos efectos positivos sobre el organismo. Importante efecto diurético, fuente de vitamina B y potasio.

– Hacer cerveza de forma hogareña es muy sencillo y se pueden obtener grandes resultados.

Chef Francisco Almeida Huerta – @chefFrancisco

 

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos