Notas

Neft Dashlari: La ciudad petrolera en el medio del mar

Neft Dashlari: La ciudad petrolera en el medio del mar
enero 20
00:02 2015

A cien kilómetros de Bakú, la capital de Azerbaiyán, se encuentra Neft Dashlari. Su construcción comenzó en 1949, con la primera plataforma petrolera en el mar del mundo. Con el correr de los años se convirtió en una ciudad completamente funcional que llegó a tener más de cinco mil habitantes. Una joya de la desaparecida Unión Soviética.

“La tierra del fuego” o el “Tesoro del fuego” son algunas de las traducciones de Azerbaiyán, país que heredó su nombre de la antigua satrapía (provincia) del Imperio Persa, Atropatene.

El nombre no es casual. En la Antigüedad, sobre las costas del Mar Caspio, el petróleo emergía a la superficie generando grandes hogueras de “fuego líquido”. El también llamado “fuego griego”, utilizado por el Imperio Bizantino para resistir dos asedios árabes de Constantinopla (y adaptado en Games of Thrones como fuego valyrio), se hacía en parte gracias a estas reservas de petróleo en la superficie.

1813 fue el año que marcó la anexión de la región al Imperio Ruso y a fines de ese siglo comenzó la explotación petrolera en los alrededores de Bakú, la capital de Azerbaiyán.

Con la caída del Imperio Ruso y la llegada al poder de la Revolución Bolchevique en 1917, Azerbaiyán, Armenia y Georgia formaron la efímera República Democrática Federal de Transcaucasia. Cuando se disolvió en mayo de 1918, Azerbaiyán declaró su independencia como la República Democrática de Azerbaiyán (RDA), la primera república parlamentaria moderna en el mundo islámico.

Sin embargo, en 1920, asediada por la Guerra Civil y la invasión de las potencias extranjeras, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) ocupó Azerbaiyán debido a sus grandes reservas petroleras. Así se creó la República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

En 1941, el país suministraba 175 millones de barriles de petróleo crudo al año (el 75% de toda la producción de la URSS). Es por eso que durante la Segunda Guerra Mundial las fuerzas del Tercer Reich intentaron apoderarse de Bakú y la península de Absheron. No pudieron.

Nace la primera plataforma petrolera marítima del mundo

Una vez finalizada la guerra, los ingenieros soviéticos decidieron explorar mejor la región. Así, asentados en una pequeña isla del Mar Caspio frente a las costas de Bakú comenzaron a hacer perforaciones. La noche del 7 de noviembre 1949, encontraron petróleo a una profundidad de 1.100 metros bajo el lecho marino.

En ese lugar y ese mismo año, a cien kilómetros de Bakú y 55 de la costa más cercana, se comenzó a construir la primera plataforma petrolera del mundo sobre aguas marítimas. Para 1951 estuvo terminada la primera estructura de varias que darían nacimiento a Neft Dashlari, cuya traducción más literal es “piedras aceitosas”.

Neft Dashlari estampillaPara 1952 se determinó avanzar en la construcción de nuevos pozos ya que el petróleo era muy accesible. Es que el fondo del Mar Caspio, en esa zona, está a pocos metros de profundidad (20 en promedio) lo que facilitaba las obras. Esto fue gestando la fisonomía de la futura ciudad, un gran pulpo de metal que fue inmortalizado en una estampilla soviética de 1971.

En 1958 empezaron las obras para instalar una población estable de trabajadores. A mediados de la década de 1970, en su apogeo, Neft Dashlari tenía dos mil plataformas petroleras unidas por 300 kilómetros de rutas. Sobre ellas se levantaban edificios de hasta nueve pisos para los habitantes, hoteles, teatros, panaderías, restaurantes y una planta potabilizadora de agua.

La isla también tenía su propia fábrica de bebidas, una cancha de fútbol, biblioteca, lavandería, cine de 300 asientos, una huerta e incluso un parque arbolado cuyo suelo se trajo desde tierra firme.

El asentamiento principal de la ciudad se construyó sobre siete barcos hundidos, incluyendo “Zoroastro”, primer buque de petróleo del mundo, fabricado en Suecia.

Durante los primeros años el petróleo se trasladaba a través de estos barcos, pero luego se construyó una ruta que unió la ciudad con el continente. Así, cientos de camiones recorrieron los puentes entre plataformas de petróleo con el mar como único horizonte.

La caída de una obra monumental

Esta increíble obra arquitectónica comenzó su decadencia a la par que la nación que le dio vida. La caída de la URSS significó el comienzo del fin para Neft Dashlari.

Hoy quedan dos mil habitantes y la mayoría de los equipos están fuera de uso o no pueden ser alcanzados debido a que los puentes que conducen a ellos se han derrumbado. De los 300 kilómetros de ruta sólo son transitables 45. A su vez, durante una inundación a mediados de los 2000, muchos edificios se sumergieron hasta el segundo piso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Según el diario alemán Der Spiegel, desmontar la ciudad “probablemente sería más caro que simplemente mantenerla en funcionamiento con una producción de petróleo a escala reducida”. Además el lugar sigue siendo un orgullo de la época soviética. De muy difícil acceso para extranjeros y que ni siquiera aparece en Google Maps.

A lo largo de todos estos años Deft Nashlari ha producido 170 millones de toneladas de crudo y unos 15.000 millones de metros cúbicos de gas natural. Se estima que los depósitos de petróleo por debajo de la ciudad sólo durarán otros 20 años.

En un par de décadas, una gran masa de acero oxidado será todo lo que quede de este gigantesco laberinto en el mar. Una colosal obra del socialismo soviético.

 

Santiago Mayor – @SantiMayor

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Análisis

  • Macri TrabajadoresEl fantasma de la reforma laboral se mete en la campaña

    Por Federico Dalponte. “Ir por el mismo camino lo más rápido posible”. La célebre consigna de Mauricio Macri tiene nombre y apellido: reforma laboral. Aquella fue la vieja frustración del oficialismo en 2018, pero la hoja de ruta del FMI la puso otra vez en agenda.

  • Alberto FernándezLa teoría de Alberto Fernández se pone a prueba: “Macri tiene techo, nosotros no”

    Por Federico Dalponte. El oficialismo recupera lo perdido y vuelve a los 35 puntos, el núcleo fiel antiperonista. El Frente de Todos también crece: cinco puntos desde abril, rondando los 40. Pero todo está atado con alambres, incluyendo las encuestas que logran tapa.

  • Grecia TsiprasEl sedante de la moderación política

    Por Santiago Mayor. El domingo 7 de julio la coalición de izquierda radical de Grecia, Syriza, perdió las elecciones con los conservadores, tras gobernar cuatro años. Fue el fin de una etapa que había abierto la esperanza de un nuevo camino para Europa.

  • macri-g20Deuda y libre comercio, la herencia condicionante del macrismo

    Por Federico Dalponte. El gobierno confía en su política exterior y la exhibe, sin matices, en plena campaña. Antes fue Davos, después el G-20, ahora el acuerdo con la Unión Europea. Los condicionamientos a futuro son siempre la nota característica.

  • macri-vidalCuál es el escenario para "Juntos por el Cambio" de cara a octubre

    por Federico Dalponte. El oficialismo se alineó bien a la derecha del centro, coqueteando a último momento con Amalia Granata, Darío Lopérfido y Alberto Asseff. Un cierre de listas que pretende captar los votos de José Luis Espert, más que seducir a los de Roberto Lavagna.

  • Macri PichettoMacri-Pichetto o la salida del clóset del peronismo antipopulista

    Por Javier Slucki. Si la jugada de incluir a Miguel Pichetto en la fórmula resulta en lo inmediato inentendible desde lo electoral, es porque lo es. Lo cual no quiere decir que sea inexplicable desde todo punto de vista.