Fútbol argentino

26 febrero, 2015

La grieta del fútbol argentino

Las primeras dos fechas del torneo de Primera División mostraron, salvo excepciones, una clara diferencia de categoría entre los que estaban en la A y los ascendidos. Después de junio una línea invisible partirá el campeonato en dos, los 20 que pelearán por entrar a una Copa, o salir campeón, y el resto que luchará por mantener la categoría.

En 2015 habrá elecciones nacionales, provinciales y municipales. Por eso se polarizan las diferencias entre los que están de un lado y del otro. El fútbol no es ajeno a esto y más si la AFA elige a un nuevo presidente en el mes de octubre, con todo lo que ello implica en la política nacional. Pero además este 2015 nos trae un nuevo campeonato mediano con más fechas que uno corto pero menos que uno largo.

Las desigualdades económicas entre los 20 clubes que estaban en Primera y los diez que se sumaron ahora, decantan en lo futbolístico. La adaptación a la máxima categoría se paga con goles en contra y en ese camino están: Aldosivi, Sarmiento, Colón, Crucero del Norte, Nueva Chicago, San Martín de San Juan y Temperley. Distinto son los casos de Unión, Argentinos y Huracán.

Los que luchan

El equipo santafesino justamente fue el primero que se aseguró su lugar en Primera de los ascendidos y sumando los dos grupos fue el que más puntos sacó el semestre pasado, el que más partidos ganó, el que menos perdió y el más goleador de la categoría. De hecho mantuvo a sus delantera titular Enrique Triverio-Claudio Guerra, que marcaron ocho goles cada uno en el Torneo de Transición de la B. Otro jugador para tener en cuenta es su volante central, Mauricio Martínez, surgido en el club. Del equipo titular que ascendió sólo se le fue Diego Barisone a Lanús y lo suplantó muy bien con Rolando García Guerreño de Godoy Cruz, además sumó al ex Racing, Diego Villar.

Por su parte, Argentinos y Huracán ya en la B tenían planteles con mayoría de jugadores de Primera, por eso no están sintiendo tanto el cambio. Aunque el Bicho de La Paternal se haya desarmado más que el Globo, que mantuvo la mayoría de sus titulares por el incentivo de jugar por segunda vez en su historia la Copa Libertadores.

Los de Nestór Gorosito mantuvieron el gran tándem que tienen en el medio con Christian Ledesma y Gaspar Iñiguez pero se le fueron Matías Caruzzo a San Lorenzo, Santiago Naguel a Racing, Juan Ramírez al Colorado Rapids de EE.UU y Juan Román Riquelme, que se retiró de la actividad profesional. Pero incorporó al uruguayo Martín Alaniz del Morelia de México, al ex Boca Andrés Franzoia, y al volante central de las inferiores de River, Emiliano Agüero.

Mientras que Huracán retuvo a sus figuras Marcos Díaz, Ramón Ábila y Patricio Toranzo. Del elenco estable de la B sólo perdió a Gonzalo Martínez, que fue vendido a River y a Rodrigo Erramuspe, que se fue a Liga de Quito (Ecuador). Aunque tampoco cuenta con los lesionados, Cristian Espinoza (fractura del quinto metatarsiano del pie derecho) y Carlos Arano (rotura de ligamentos cruzados de la pierna derecha). Pero se reforzó de buena manera con Hugo Nervo (Arsenal), Luciano Balbi (Lanús) y la vuelta del hijo pródigo Daniel Montenegro (Independiente). Para reemplazar al Pity Martínez, el técnico Nestór Apuzzo le dio la confianza al juvenil Alejandro Romero Gamarra, que lo está haciendo de gran manera.

Con la salvedad de estos tres conjuntos, las primeras dos fechas del torneo se vio una marcada diferencia de jerarquía entre los que estaban en Primera y los que vienen de la B, sobre todo en las áreas, que es donde se definen los partidos.

Los que sufren

Son contados con los dedos de una mano los arqueros, defensores y delanteros de los otros siete equipos ascendidos que se destacaron en el comienzo del torneo. De los porteros sobresale Federico Crivelli de Temperley y de los atacantes no sorprende, porque ya tenía historia en Primera, el nivel de Marcos Figueroa en San Martín de San Juan, como tampoco las ráfagas que mostró Matías Defederico en Nueva Chicago. Pero sí es interesante que delanteros de buenos torneos en el ascenso empiecen a mostrar sus credenciales en la división mayor, como Ramón Lentini (Chicago) y Juan Dinenno (Temperley).

En la escasez de jugadores de valía en la zona del campo que no entiende de justicias e injusticias, se explica el irregular comienzo de algunos de los conjuntos recién llegados a Primera. Pero lo que sí hay que destacar son las zonas medias de estos equipos.

En Chicago sobresale el volante central Damián Lemos y algunos arranques del ex Banfield Lihué Prichoda. San Martín de San Juan posee un buen medio campo donde raspa Nicolás Pelaitay para que jueguen con libertad Michael Correa y Ramiro López. Crucero tiene un interesante volante mixto en el ex Argentinos Juniors, Fabio Vázquez. En Colón pide más minutos el experimentado David Ramírez y Temperley sueña al ritmo de la desfachatez para jugar de Fernando Brandán. Por último la revelación de estas dos primeras fechas la tiene Sarmiento de Junín, se llama Nicolás Sánchez, juega de enganche, y River e Independiente ya lo sufrieron.

“El que gana el medio se lleva el partido”, se escuchó muchas veces, con algo de razón. Pero esa frase se olvidó de los arcos y de aclarar que no siempre gana quien hizo más méritos para hacerlo.

Por eso si esta tendencia continúa el torneo de 30 equipos, después del receso por la Copa América a mitad de año, seguramente se parta en dos subtorneos, con 20 que pelearán por ingresar a alguna copa o salir campeón, y diez que se jugarán la permanencia.

Los recién ascendidos lucharán esta primera parte del año para filtrarse entre los 20 y los que ya estaban en la A intentarán no bajar al submundo de los que pelearán por evitar descender. De este segundo grupo hay equipos que no se pueden descuidar por no tener un gran colchón de puntos como Quilmes, Tigre, Banfield y Defensa y Justicia, y por haberse desarmado con respecto al torneo pasado como Olimpo, Atlético Rafaela y Godoy Cruz.

En el contexto de las marchas y contramarchas en Argentina, acrecentadas por ser un año electoral, llegó la línea que todo lo separa a la Primera División del fútbol argentino. De un lado habrá 20, del otro diez, en el medio la grieta.

 

Lucas Jiménez – @lucasjimenez88

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos