Deportes

8 junio, 2015

Djokovic no pudo, Wawrinka campeón de Roland Garros

Stan Wawrinka gritó campeón en Roland Garros. A los 30 años de edad logra por primera vez levantar la Copa en París y consiguió su segundo Grand Slam tras haber ganado el Abierto de Australia en el 2014. El suizo derrotó nada más ni nada menos que a Novak Djokovic, el número uno del mundo y quien era el gran candidato a ser el ganador de este torneo.

Stan Wawrinka gritó campeón en Roland Garros. A los 30 años de edad logra por primera vez levantar la Copa en París y consiguió su segundo Grand Slam tras haber ganado el Abierto de Australia en el 2014. El suizo derrotó nada más ni nada menos que a Novak Djokovic, el número uno del mundo y quien era el gran candidato a ser el ganador de este torneo.

El resultado final fue 4-6/6-4/6-3/6-4 a favor de Wawrinka que, como premio doble, se subirá al cuarto puesto del ranking mundial (estaba noveno).

El suizo llegó a la capital francesa en silencio, pero dispuesto a dar el golpe. No tuvo un gran comienzo en la gira de polvo de ladrillo y venía de perder frente a al argentino Federico Delbonis en los cuartos de final en Ginebra. El Abierto de Francia era un torneo en el que no venía teniendo buenas actuaciones, incluso en la edición anterior se fue en primera ronda.

Djokovic tenía un presente totalmente diferente, con un tenis arrollador, ganando sus últimas 28 presentaciones (16 en polvo), iba en busca de su primer Roland Garros luego de dejar en el camino a Rafael Nadal (nueve veces campeón de este torneo) y a Andy Murray (número dos del mundo que llegaba invicto en arcilla). Además, iba en busca de convertirse en una leyenda siendo el octavo jugador en toda la historia del tenis en ganar todos los Grand Slam del año. Pero eso le jugó en contra al serbio y se notó desde el principio.

El suizo comenzó muy concentrado, tomando la iniciativa en cada punto y siendo el protagonista, parecía más metido en el partido. Sin embargo, el balcánico demostró porque es el mejor de la actualidad y, con un aluvión de golpes ganadores, logró quebrarle el saque en el noveno game y quedarse con el primer set en el juego siguiente.

Nada cambió en el segundo capítulo de esta película. Stan siguió siendo muy efectivo y obligaba a su rival a jugar por detrás de la línea de fondo. Tuvo varias chances de quebrar el saque de Nole, pero pudo lograrlo recién en el décimo game, con un set point a favor, para irse al descanso con la historia igualada.

Luego de eso, llegó la demostración del mal momento de Djokovic, quien reaccionaba tras perder el segundo set rompiendo su raqueta y siendo advertido por el juez de silla.

Los dos sets siguientes fueron una continuación, Wawrinka estaba totalmente suelto a la hora de pegar y Novak contestaba como podía para intentar mantenerse en juego. Mientras tanto, regalaban una gran demostración de tenis.

Tras cerrar en un gran nivel el tercer set a su favor, el suizo sabía que era su oportunidad. Luego de empezar el cuarto parcial 0-3 abajo, volvió al juego rápidamente, lo igualó gracias a su agresividad y su cantidad de tiros ganadores (60 en todo el partido). Se apoyó en su fenomenal revés a una mano, que traen a la memoria al argentino Gaston Gaudio (campeón de Roland Garros en 2004), para acercarse a la gloria. Y cuando tuvo una oportunidad no la desaprovechó y cerró el partido -no podía ser de otra manera- con su mejor golpe: el revés.

De esta manera, Stan Wawrinka se convirtió en el tercer ganador de la Copa de los Mosqueteros en los últimos diez años junto a Rafael Nadal (ganador de nueve ediciones) y su compatriota Roger Federer, quien se quedó con este trofeo en el 2009.

Juan Cruz Carrasco – @juanccarrasco6

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos