Notas

Uno más y no jodemos más

Uno más y no jodemos más
julio 07
00:02 2015

La tarde del lunes tuvo una gran noticia, fue un “salto ganado” para arrancar la semana de la mejor manera. A todo el mundo del básquet le alcanzó con 94 caracteres escritos en la red social del pajarito para sonreír en frente de la pantalla de su pc, tablet o celular.

El mejor basquetbolista argentino de la historia, Emanuel Ginóbili, anunció en Twitter que seguirá un año más jugando en la elite del básquet mundial: “Contento de anunciar que seguiré siendo un Spur un tiempo más! #gospursgo #la20aunnosecuelga” escribió Manu en su cuenta.

El bahiense, de 37 años, tiene en su poder cuatro anillos de NBA y, no conforme con eso, quiere completar su talentosa mano zurda con más campeonatos en el mejor básquet del mundo. Su equipo, San Antonio Spurs, ya se había garantizado la continuidad de Tim Duncan y Tony Parker. A uno de los tríos más ganadores de la historia solo le faltaba la confirmación del argentino que al finalizar la temporada había plantado algunas dudas sobre su futuro, pero para alegría de todo el pueblo texano firmó por un año más.

Durante este receso se rumoreaba que otro equipo de NBA estaba interesado en contratarlo, por eso mismo, RC Buford (manager de los Spurs) apuró los trámites para asegurarse los servicios de Ginóbili. De esta manera, Manu jugará su decimocuarta temporada en los Estados Unidos, donde se consagró campeón cuatro veces (2003, 2005, 2007 y 2014), lleva jugados 1.052 partidos y suma 1.864 puntos.

Es sabido que el argentino no tendrá un papel protagónico dentro de la franquicia, ya no será uno de los goleadores y -seguramente- en números se parecerá a la última temporada (promedió 10,5 puntos en la fase regular). Ocupará un rol secundario como lo exige el equipo pero hará todo lo que sea necesario para volver conseguir un nuevo título.

El equipo se arma para eso, no solo contará con el “Big Three”, también seguirán Paty Mills, Dany Green, Kawhi Leonard, Boris Diaw y Kyle Anderson. Además, San Antonio se movió de gran manera en el mercado contratando a dos muy buenos internos: LaMarcus Aldridge, que es una de las estrellas a futuro de la NBA, y David West, ex compañero de Luis Scola quien resignó casi 11 millones de dólares para ser parte de la “familia Spurs”.

Como lo dijo el propio Ginóbili: “La 20 aún no se cuelga”. La lucirá en su espalda y la vestirá con el orgullo y la pasión que lo viene haciendo hace trece años. En el momento que él decida retirarse, “la 20” podrá encontrarse “colgada” en el techo del estadio de San Antonio para que todo aquel que vio jugar al argentino y visite el AT&T Center sienta la nostalgia que genera el pasado.

Por ahora, la naranja sonríe, tendrá un puñado de citas más con uno de los jugadores que mejor la trata. Y el mago tiene preparadas sus últimas funciones, para seguir convirtiendo lo imposible en algo posible y continuar asombrando a todos los que tienen el placer de ser contemporáneo de este fenómeno.

Juan Cruz Carrasco – @juanccarrasco6

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Derechos Humanos