Notas

Cinco bares de antaño para conocer el ritual del aperitivo

Cinco bares de antaño para conocer el ritual del aperitivo
septiembre 08
00:03 2015

Nuestros antepasados italianos que vinieron a poblar estas tierras vivían con menos estrés o, quizás, con preocupaciones de otra índole, lo cierto es que sabían bien como relajar tensiones: con un aperitivo después de trabajar.

Entre las muchas costumbres gastronómicas que heredamos de la inmigración italiana se encuentra el aperitivo. Como una especie de religión mediterránea, nació en el norte de Italia y consiste en tomarse una copa con una picada y reunirse con amigos. Los aperitivos son bebidas de baja graduación alcohólica, cuyas combinaciones típicas son: Campari con naranja, Fernet con cola, Vermut con soda, Vermut más Fernet mas golpe de soda, Gancia con soda, Cynar con pomelo, Aperol mas vino espumante y soda (Spritz). Hoy siguen vigentes en Italia y en Argentina, entre las generaciones más adultas. El aperitivo es un hábito que apela al encuentro, la socialización y el bienestar.

En Buenos Aires, está cayendo la tarde y el cuerpo necesita saber que se terminó la jornada laboral y que podemos escaparle al subte estallado de sujetos como uno que salen al unísono de trabajar. Con la convicción de que hay que salir más y pasar más tiempo en los bares, esta nota te propone cinco ejemplares de antaño donde rememorar el aperitivo, relajar tensiones y ver donde sigue la noche porteña en clave nómade.

La Nueva Martona – Corrientes 1489 (San Nicolás)

Barcito de más de 80 años: fórmica, asientos clavados a la barra, espejos y un cuadro de Gardel sonriente. La barra en forma de ese y el dueño, Paco, un conversador profesional, son las dos notas más destacadas del local. La Nueva Martona es un lugar perfecto para acordarse en la barra con un vermú rosso bien fresco y los platitos con queso, salame y maní que Paco sirve mientras sonríe y busca una excusa para contar alguna buena historia.

La Embajada – Santiago del Estero 88 (Montserrat)

Refugio de oficinistas y todo tipo de trabajadores de la zona. La imponente barra de tres tipos de mármoles y el estaño son la vedette de esta embajada de bebedores y personajes del barrio. Cualquier aperitivo que se pida viene con su correspondiente porción de jamón crudo o salame y queso con pan. Cierra a las ocho y media así que conviene no perder tiempo e ir derecho para La Embajada a embucharse una copita de felicidad.

Varela Varelita – Scalabrini Ortiz y Paraguay (Palermo)

Institución barrial emblemática: desde las seis de la tarde llena de habitués, jugadores de ajedrez, gente sola que lee el diario y hipsters que han encontraron su lugar en el mundo. Fernet con cola y el clásico coloradito: vermu más Campari más soda son las joyas de la tarde pero antes de eso, el mozo estrella, Javier, con la curiosa costumbre de que deja los vasos en la mesa haciéndolos girar sobre su eje (hace lo mismo con los platitos y las botellas). Un clásico de Palermo ideal para hacer del ritual del aperitivo un momento especial del día.

El Banderín – Billinghurst y Guardia Vieja (Almagro)

Centro de reunión y copas de la bohemia de Almagro. Bar Notable y clásico de Buenos Aires con Mario Riesco a la cabeza y, su encargado, Luis, laburando sin parar en la barra en el armado de sándwiches y picadas durante todo el día. Se recomienda el “Nanazo” con Campari, Pineral y jugo de naranja y la correspondiente picadita con los infinitos banderines de futbol de fondo y la sensación única de estar en una esquina mítica.

San Bernardo – Corrientes 5436 (Villa Crespo)

Club de bebidas y juego. Todo joven perteneciente a la categoría 80 y 90 que no sabe que es el aperitivo puede descubrirlo en este boliche antiquísimo. Los invito a saltearse la cerveza y pedir cualquier aperitivo de las cientos de botellas a la vista de la barra. Mientras, se puede jugar al pool, metegol, ping pong o conversar sobre lo bien que la están pasando todos. Los martes hay música de DJ y una hueste de jóvenes copando todo el local.

Florencia Migliorisi – @flormigliorisi

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Paladar

  • Bar Los Galgos PortadaBuenos Aires vuelve a tomar café en Los Galgos

    Hace pocos días reinauguró un bar clásico porteño: “Los Galgos” de la esquina de Lavalle y Callao. La familia Ramos, dueña del local desde 1948, decidió vender la propiedad después de que, Horacio Ramos, el último de los hijos del dueño falleciera a fines del año pasado.

  • SONY DSCCinco bares de antaño para conocer el ritual del aperitivo

    Nuestros antepasados italianos que vinieron a poblar estas tierras vivían con menos estrés o, quizás, con preocupaciones de otra índole, lo cierto es que sabían bien como relajar tensiones: con un aperitivo después de trabajar.

  • PizzaPizzerías por los barrios porteños

    La pizza es una gran porción del patrimonio cultural de la gastronomía porteña heredado de nuestras raíces italianas. Los porteños se han apropiado de esta pieza de masa, tomate y queso y han diseminado la formula por la ciudad entera. Un repaso de las mejores pizzerías fuera del circuito de la calle Corrientes y el barrio de Chacarita.

  • Spiagge2Comensalidad, bienestar y bodegón: Spiagge di Napoli

    Entre los cientos de bodegones que tiene la Ciudad de Buenos Aires se encuentra uno que es el epígono de los mismos, el tipo-ideal: Spiagge di Napoli. Bodegón italianissimo ubicado en Independencia 3527. Un lugar para comer juntos, para practicar la comensalidad, rito cuya principal función es estrechar los lazos del grupo.

  • chiquilinClaves para la elección de un buen restaurante

    El chef Francisco Almeida Huerta recomienda siete tips para elegir bien el restaurante al que iremos a comer. ¿A qué cosas tenemos que prestar atención para evitar fiascos?

  • preparazione pizza5 Claves para hacer la mejor pizza casera

    El chef Francisco comparte cinco tips para hacer la experiencia casera de amasado de pizza más fácil, rica e interesante.