Deportes

21 septiembre, 2015

Copa Davis: Misión imposible

Luego de quedar afuera en las semifinales de la Copa Davis, para Argentina comienza a parecer una misión imposible conseguir esa tan ansiada ensaladera. Es el país que más veces llegó a una final y no pudo ganarla.

Luego de quedar afuera en las semifinales de la Copa Davis, para Argentina comienza a parecer una misión imposible conseguir esa tan ansiada ensaladera. Es el país que más veces llegó a una final y no pudo ganarla.

No se pudo en el año 1981 con la gran dupla Guillermo Vilas – José Luis Clerc donde se perdió la final con Estados Unidos, tampoco en el 2006 y el 2008 con “La Legión” como protagonista, siendo una de las mejores camadas del tenis argentino en la historia, perdieron con Rusia y España respectivamente.

Argentina llegó a la cuarta final en el 2011, con Juan Martín Del Potro instalado entre los mejores del mundo y con una de sus mejores cartas en la historia de la Copa Davis: David Nalbandian. La localía de España y un avasallante Rafael Nadal volvieron a dejar sin nada a los argentinos.

El retiro del rey “David” y la empatía de “Delpo” con la Copa dejaban el ambiente lleno de incertidumbre. A esto se le sumaba el mal presente del tenis argentino en el circuito y la falta de jugadores capaces de hacer favorita a la selección albiceleste.

Luego de caer en dos semifinales seguidas frente a República Checa, llegó el primer cachetazo para el equipo argentino: perdieron en primera ronda frente a Italia con un Fabio Fognini intratable. Esa derrota obligó a jugar por el repechaje mundial para mantener la categoría. Con la grata aparición de Leonardo Mayer, el combinado albiceleste se quedó en el grupo mundial luego de derrotar a Israel.

El tener como objetivo principal mantener la categoría parecía ser el destino que le deparaba a esta selección. Pero dieron la sorpresa con Daniel Orsanic como capitán y con Mayer como su mejor carta a la espera de la recuperación de Del Potro.

Luego de una tremenda serie frente a Brasil, donde el yacaré tuvo que batallar -literalmente- con Joao Souza tras jugar el partido más largo en la historia de la Copa (seis horas y 42 minutos) y que Federico Delbonis logré cerrar la serie, Argentina se aseguraba un año más en el Grupo Mundial, pero se venía Serbia con el número uno: Novak Djokovic.

A pesar de la ausencia de “Nole”, esa serie tuvo una de las mayores sorpresas en la Copa: en el segundo día ya estaba liquidado el asunto. Todo lo contrario a lo que se preveía, era Argentina quien había barrido a su rival tras ganar los primeros tres puntos.

Las limitaciones en el equipo argentino existían, pero soñar no costaba. Por eso ante Bélgica parecía posible una nueva llegada a la final. Cualquiera firmaba si le decían que argentina llegaba al último día con ventaja de 2-1, pero en la letra chica faltaba aclarar que uno de los rivales del domingo era David Goffin, quien hizo una serie estupenda, y que Leonardo Mayer llegaba con más de ocho horas en cancha entre el viernes y el sábado.

La realidad le pegó duro a los comandados por Orsanic. Goffin hizo un gran trabajo y Steve Darcis derrotó en cuatro sets a Federico Delbonis en el quinto punto, para dejar una vez más sin “ensaladera” a los argentinos. El equipo nacional tuvo un muy buen fin de semana (incluso Delbonis que jugó un gran tenis pero perdió los dos puntos), pero a veces se necesita un poco más para estas instancias.

Una vez más estuvo tan cerca el sueño, una vez más se escapa por casi nada. Es cierto, no estaba tan claro el camino como otras veces, pero este equipo dio pelea hasta donde pudo y un poco más. A pesar de la derrota, las sensaciones son muy buenas. Formaron un equipo lejos de los egos de las “estrellas”, fueron uno solo y tiraron todos para el mismo lado, algo que parecía imposible en el tenis argentino.

El sorteo para el año que viene será este martes, en Chile. Argentina vuelve a ser cabeza de serie, pero difícilmente sea favorito. Las individualidades ya no están, solo queda confiar en alguna hazaña y creer en este equipo que, contra todos los esquemas, dejó al país entre los cuatro mejores del mundo.

Juan Cruz Carrasco – @juanccarrasco6

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos