Deportes

7 octubre, 2015

“Segurola y Habana”: el día de la vuelta de Maradona a Boca

El 7 de octubre de 1995 el mejor jugador de todos los tiempos volvió al fútbol argentino. Lo hizo con los colores de Boca Juniors en un partido contra Colón en La Bombonera. La entrada de sus hijas, el gol de Scotto sobre el final y la famosa pelea con el “Huevo” Toresani.

Aquel 7 de octubre de 1995 Diego Maradona no sólo volvió a jugar en el fútbol local, si no que también regresó a las canchas tras la suspensión que la FIFA le había impuesto luego del doping positivo por efedrina en el Mundial de Estados Unidos 1994.

En el interregno, como estaba habilitado para dirigir, fue técnico de Mandiyú de Corrientes y Racing Club de Avellaneda. Sin embargo su lugar estaba en el verde cesped junto a su gran amor, la pelota.

En ese contexto La Bombonera se vistió de gala para recibirlo: 50 mil personas dicen algunas versiones, 60 mil otras. Lo importante es que el estadio estaba repleto para ver uno de los momentos más emotivos de la historia del fútbol argentino.

La entrada de Diego, con su banda amarilla en el pelo, la aparición de una caja de regalo gigante de la cual salieron sus dos hijas, Dalma y Gianinna, con carteles que decían “Gracias papá” y el partido que, en última instancia, era un detalle pero quedó en la historia por un hecho inesperado.

En una pelota dividida Caniggia fue a trabar con Unali cometiéndole falta. El revuelo se armó de inmediato y el mediocampista de Colón, Julio César Toresani, salió disparado a protestar. Allí se topó con Diego que estaba discutiendo con el árbitro Francisco “Siga Siga” Lamolina. Luego de algunos forcejeos y más discusión, el juez decidió amonestar al Diez de Boca y al “Huevo”. Para este último significó la doble amarilla y por lo tanto su expulsión.

En declaraciones posteriores Toresani acusó a Maradona de haberlo hecho expulsar. “Yo me la banco. Lo iría a buscar a la casa”, dijo el jugador de Colón y abrió las puertas a una nueva frase mítica del Diego.

“A Toresani, Segurola y Habana 4310, séptimo piso y vamos a ver si me dura 30 segundos”, respondió el Diez y quedó para la historia. Ah, sobre el final del partido Darío Scotto puso la cabeza a un centro de Cedrés y el xeneixe ganó 1 a 0.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos