Deportes

26 octubre, 2015

Los Pumas no pudieron con los Wallabies

Daniel Hourcade llora. Los Pumas acaban de caer derrotados frente a Australia 29 a 15 por las semifinales del mundial que se disputa en Inglaterra. El llanto denota la tristeza que resulta de saber que lo soñado era posible y que lo hecho es lo máximo que podía darse. Denota orgullo.

Daniel Hourcade llora. Los Pumas acaban de caer derrotados frente a Australia 29 a 15 por las semifinales del mundial que se disputa en Inglaterra. El llanto denota la tristeza que resulta de saber que lo soñado era posible y que lo hecho es lo máximo que podía darse. Denota orgullo.

El partido que se disputó el domingo a partir de las 13.00 horas de nuestro país empezó mal para Los Pumas. Al minuto de juego una mala decisión de una de las figuras del seleccionado argentino, Nicolás Sánchez, desencadenó en una intercepción de Rob Simmons y el try bajo los palos para los Wallabies.

Esa primera jugada pareció signar lo que el partido traería consigo: imprecisiones en ataque frente a una defensa infranqueable, errores que se pagaron con puntos en contra, lesiones inoportunas y algunos fallos arbitrales que no estuvieron acorde a la cita mundialista.

Sin embargo, Argentina achicó la ventaja con un penal del goleador del equipo y actual goleador del mundial, Sánchez. Pero el descuento tuvo como correlato otro error y otro try antes de los diez minutos para Australia, el primero de la cuenta personal de Adam Ashley-Coope que convirtió tres. De ahí en más fue todo muy cuesta arriba para el seleccionado argentino, que sin resignar su idea de juego ofensivo, chocó con una defensa que se mostró imbatible.

El 10 argentino volvió a descontar para los Pumas pero a la salida de un scrum, los Wallabies volvieron a pasar la línea del in-goal y a estirar la diferencia. Un nuevo penal convertido por Sánchez selló la chapa final de la primera parte: 19 – 9 para los australianos.

El segundo tiempo era una invitación a la hazaña y más aun si se tenían en cuenta las lesiones sufridas por el rosarino Juan Imhoff, quien sufrió un traumatismo de cráneo con contusión cerebral y el capitán, Agustín Creevi que se resintió de un desgarro en el isquiotibial del muslo derecho.

Los segundos 40 minutos mostraron al seleccionado argentino combatiendo cada jugada, intentando sin poder doblegar la muralla de fuerza y contención que presentaban los Wallabies. Así fue como se descontó, otra vez por medio de un penal convertido por Sánchez y se estuvo cerca alcanzar la paridad con jugadas que por imprecisión propia y calidad ajena quedaron huérfanas de anotación en línea de in-goal.

Cuando al partido le quedaban menos de diez minutos, nuevamente Adam Ashley-Cooper, el hombre más decisivo de un partido en el que ambos equipos optaron por jugar al ataque y tras una corrida de Drew Mitchell, convirtió un try y terminó de sepultar las esperanzas del equipo argentino.

Hasta el último minuto del partido los Pumas intentaron sin éxito romper con la defensa australiana para poder llevarse el premio tan merecido de anotar un try. Ya no estaba en cancha “El mago” Juan Hernández que recibió un golpe en la parrilla costal impidiendo que pueda continuar en el campo y que se suma a las bajas que el equipo argentino tendrá cuando el viernes 30 a partir de las 17 horas de nuestro país enfrente a Sudáfrica por el tercer puesto del mundial.

Hourcade ya no llora, dice sentirse orgulloso y reconoce que la derrota estuvo bien porque el rival es un gran equipo. Y quizás se trate de eso, de que Australia fue el punto más alto al que llegó un equipo que dio todo lo que tenía para dar.

Federico Coguzza – @Ellanzallama

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos