Notas

Torre Blanca: compromiso social, cálculo y estrategia

Torre Blanca: compromiso social, cálculo y estrategia
noviembre 09
00:03 2015

El Círculo de Ajedrez Torre Blanca, ubicado en el Barrio de Almagro, realizó en el mes de octubre un torneo ping-pong (partidas rápidas a cinco minutos) en homenaje a uno de sus socios fundadores, Roberto Odorisio, secuestrado por la última dictadura cívico militar argentina en 1977.

“A Roberto Odorisio lo vinieron a buscar en el año ’77, a su casa en el barrio de Almagro, Capital Federal. Coordinación Federal ingresó en su hogar, se lo llevaron y listo. Ni sus familiares, ni compañeros, ni amigos lo volvieron a ver. Habían pasado dos días de que cumpliera 25 años”, cuenta Jorge Avakian, miembro fundador de Torre Blanca, quien también se hizo presente en el torneo homenaje a Odorisio.

Roberto fue uno de los fundadores en el año 1972, junto con otro grupo de ajedrecistas, del Círculo de Ajedrez Torre Blanca. Estudiante de la UTN en la ciudad de La Plata y militante de la Juventud Universitaria Peronista, fue expresión de una generación de juventud que combinó lo cultural con lo político en vistas a construir una Argentina libre y soberana.

Tomó la decisión de acercarse al ajedrez para impulsar nuevos ámbitos de socialización y aprendizaje, en una época donde el juego ciencia pecaba de elitista. “El espíritu de Torre Blanca fue desde un principio opuesto al de muchos otros clubes existentes. Torre Blanca fomentó salir a buscar a la juventud y a la clase trabajadora del barrio para que jueguen al ajedrez”, explicó Jorge Avakian.

De esta manera, el torneo-homenaje a Odorisio se proyectó como un espacio de encuentro donde no sólo se movió madera, sino también recuerdos y proyectos de cultura en disputa. Acercó a los jugadores de Torre Blanca, amigos y aficionados para enfatizar que con la potencia de los años Torre Blanca continúa proponiendo un modelo de club que no está al margen de su realidad social, y que camina junto con el barrio.

En el discurso inaugural del torneo, tomó la palabra Avakian: “Nosotros pretendíamos del ajedrez hacer una actividad que no respetara los privilegios, que no respetara las jerarquías que tratara de imponer su actividad a través de reglamentos y que se difundiera en forma popular tanto para los jóvenes, cadetes e infantiles como en forma popular para los trabajadores, en los barrios, en las calles, era una forma de generar una política inclusiva a través del ajedrez mismo”.

En el salón de juego de Torre Blanca se descubrió una placa que recuerda al joven militante revolucionario, fundador del Círculo, señalando que las banderas levantas en época de gestación siguen en alto.

La actividad contó, además, con la participación de Héctor Tosco, el hijo del sindicalista y referente del Cordobazo, Agustín Tosco, quien, como quedó reflejado, también supo ser un aficionado al ajedrez. Es así que Hector disertó en la previa del torneo, frente a todos los allí presentes: “En el ajedrez existe una contradicción maravillosa entre juego y realidad. En el Juego hay una guerra y hay que salir a ganarle al contrincante. La realidad por su parte, demuestra el ambiente comunitario y el buen clima y la solidaridad entre ajedrecistas, donde todos son compañeros”.

Asimismo agregó: “Los partidarios del Terror en este país, quisieron hacer de la realidad un juego y así asesinaron, persiguieron e hicieron desaparecer a nuestros compatriotas, tal como al compañero Odorisio. Pero no obstante aquella crueldad, los genocidas no pudieron lograrlo, ya que estamos acá recodando a esos compañeros y transmitiendo su legado a las nuevas generaciones y el juego de ajedrez nos sigue uniendo”.

El vínculo de los Tosco con el ajedrez se remonta a tiempos conflictivos de nuestra Argentina. En junio de 1975, Agustín, desde la clandestinidad, le escribía las siguientes palabras a su hijo Héctor en una carta fechada el 23 de junio de 1975, con motivo de su cumpleaños número 11.

“Para Héctor Agustín Tosco:

Queridísimo hijo: Tengo una gran emoción al escribirte. Hoy cumples 11 años y yo te siento como un hombrecito. Hubiera querido estar contigo, conversar mucho, que me contaras tantas cosas, y yo contarte otras. Ahora se me hace un nudo en la garganta y casi no sé que decirte (…) Como lo sabés, aun cuando no lo comprendas totalmente, no puedo ir a verte. Todos correríamos serios riesgos y yo no quiero que les pase nada a ninguno, ni a vos, ni a Malvina, ni a mamá. Tampoco se creyó conveniente que te viera en otro lugar más seguro. Por eso he quedado muy triste”.

“Hubiera querido hacerte un regalo grande y hermoso, el que más te gustara. Como me han despedido del trabajo no cobro sueldo; como me persigue la policía y me ha amenazado las Tres A, vivo de la solidaridad económica y del amparo de mis compañeros. Estoy ajustado a ciertas privaciones, pero no podía olvidarme de ti. He hecho comprar un juego de ajedrez y te lo envío como presente de cumpleaños”.

“Ese juego de ajedrez, si lo aprendes, te será muy útil. Se dice que es un ‘juego ciencia’, porque en la elaboración de las jugadas hay que pensar, prever las jugadas contrarias, darse un plan, readaptarse a situaciones no previstas, reemplazar el proyecto original. Este juego entrena la memoria porque es preciso retener muchas jugadas, ayuda a ser paciente y a ser tenaz”.

Ajedrez y cambio social

Los vínculos históricos entre la política, y fundamentalmente entre la militancia revolucionaria y el ajedrez, no resultan una novedad. Son conocidas fotos del Che Guevara, de Rodolfo Walsh, de Mario Roberto Santucho e incluso del presidente chileno Salvador Allende pensando frente a un tablero.

El siguiente resultó ser el problema de ajedrez preferido de Vladímir Ilich Uliánov, más conocido como Lenin. El revolucionario ruso tenía fino gusto.

Juegan blancas y deben buscar cómo triunfar. Para eso, deberán encontrar la forma de obstaculizar la coronación del peón. ¿Ideas?

Ajedrez Problema Lenin

Solución (para observarla hay que sombrear con el mouse):

Ce2!! (1. Cf3? A1=D 2.Axd4+ Dxd4 3. Cxd4 Rxd4 4. Rf4 Rxd3 5. Rg5 Re4 ½ / ½ ) a1=D 2 Cc1!! Amenazando un geométrico jaque mate con Ag5. Cualquier continuación de las negras conduce a la derrota, por ejemplo: Da5 3 Axd4+ Rxd4 4 Cb3+ y etc.

Maestro FIDE Ariel Tokman – @soytokari

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Opinión

  • martin-isturizCiencia y tecnología: Martín Isturiz y la responsabilidad social del Estado

    Por Eduardo Díaz de Guijarro. El domingo 10 de febrero falleció Martín Isturiz, investigador superior del CONICET especializado en inmunología e incansable luchador por la defensa de la ciencia y la tecnología al servicio de las necesidades sociales.

  • Notas-Orgullo-514 de febrero: amor feminista para todo el mundo

    Por Diana Broggi. Los 14 de febrero suelen ser una fecha un tanto bizarra. Año a año se reeditan de forma sistemática los mensajes y la estética vinculados al amor romántico. Esto se repite a su vez en un contexto donde la sospecha sobre la forma real del amor, apuntala el debate en torno a las formas tradicionales o hegemónicas de concebirlo.

  • Clarin¿Para qué te hiciste periodista?

    Por Santiago Mayor. El colega Facundo Pedrini, responsable de las placas de Crónica, desde hace tiempo cuestiona en sus redes las publicaciones de otros medios comenzando sus textos con la frase "No te hiciste periodista para...". Y al poner eso en debate surge la pregunta entonces del ¿para qué?

  • lindo-brutoLindo, pero bruto: reírse de un Barbie Boy

    Por Carla Martilotta. “Armemos destrozos, llenemos el pozo. Tú eres bruto, papi, pero sabroso”. La sexualidad de la mujer y el rol pasivo de los varones a la hora de la conquista en el nuevo tema de Thalía y Lali Espósito.

  • gauchitoEl Gauchito Gil y el feminismo popular

    Por Diana Broggi. El 8 de enero en la Argentina es el día del Gauchito. La imagen de quien supo ser un trabajador rural, Antonio Gil Núñez, condensa muchas cosas: un santo pagano cuya historia remite a la expresión de valores que encontramos en los lazos construidos en comunidad. Bien situado, real y en clave colectiva.

  • cfk-clacso Sin organización popular, no hay Mujer Maravilla que derrote el proyecto neoliberal

    Por Marcos Lede Mendoza. En el foro de CLACSO, Cristina Fernández sostuvo que se debe construir una fuerza social que se ordene bajo la dicotomía neoliberalismo-pueblo. La tarea reside en volver al poder para construir una nueva arquitectura institucional que regule a los actuales poderes fácticos. En tanto, el rol de los movimientos populares es defender a líderes perseguidos por el Lawfare, y trabajar por una victoria popular en 2019 con una agenda de demandas que resuelva el problema del pueblo pobre, sin fetichismos ni politiquería.