Nacionales

14 diciembre, 2015

¿Adiós a la Ley de Medios?

Mauricio Macri emitió el viernes pasado 29 Decretos de Necesidad de Urgencia (DNU). Entre ellos figura la creación -anunciada varias semanas antes- del Ministerio de Comunicaciones que tendrá bajo su órbita la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA).

Mauricio Macri emitió el viernes pasado 29 Decretos de Necesidad de Urgencia (DNU). Entre ellos figura la creación -anunciada varias semanas antes- del Ministerio de Comunicaciones que tendrá bajo su órbita la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA).

El DNU 13/2015 dispuso que la AFSCA y la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC) dejen de pertenecer a Presidencia de la Nación y pasen a integrar la estructura del Ministerio de Comunicaciones, a cargo del radical Oscar Aguad.

La nueva disposición -al igual que las otras 28- deberán ser luego aprobadas por el Congreso, no obstante el profesor Martín Becerra explica que como “el decreto ubica este tema dentro de un marco más general (es una regulación de la estructura de Ministerios del PEN) es difícil que el Congreso lo rechace (aunque nada es imposible)”.

En el texto la creación del Ministerio de Comunicaciones se fundamenta en “la creciente complejidad, volumen y diversidad de tareas relativas al desarrollo de las comunicaciones y su regulación”, sumado a la “necesidad de contar con una instancia organizativa que pueda dar respuesta efectiva a los desafíos presentes y futuros”. Asimismo sostiene que hace falta prever “una mayor coordinación entre las áreas intervinientes” por lo que resuelve que bajo la jurisdicción del ministerio “funcionarán los organismos descentralizados AFSCA y AFTIC, ambos actualmente en la órbita de la Presidencia de la Nación”.

¿Que tareas cumplen AFSCA y AFTIC actualmente?

El espectro de radiofrecuencia (espacio por el cual se mueven todas las ondas que llegan a diferentes dispositivos como celulares, radios, radares, televisores) es finito. Por eso la importancia de su regulación.

Es el Convenio Internacional de Nairobi (1982), que en nuestro país responde a la Ley Nº 23.478/86, el que refiere y marca la pauta sobre los mecanismos de distribución del espectro para los Servicios de Telecomunicaciones. Allí se establece que la potestad de esta tarea corresponde a los Estados nacionales.

¿Pero qué significa distribuir el espectro? Como señala Analía Martín “se podría decir que, de la misma manera que se divide un terreno en lotes, se divide el espectro de radiofrecuencia”. En ese sentido “si bien una radio (TV, compañía de celulares, etc.) tiene una frecuencia asignada -como si fuera el número de nuestra vivienda- se necesita un espacio entre frecuencias para moverse libremente”.

En nuestro país la distribución del espectro de radiofrecuencia corresponde a la AFTIC. Así, por ejemplo, los celulares usan una parte del espectro que va de 800MHz a 900MHz; los que hacen Radio en FM usan el espectro desde 86MHz a 108MHz, etc.

Así como la AFTIC es responsable de la división de la totalidad del espectro, a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) le corresponde la distribución interna dentro del espacio destinado a radiodifusión.

De acuerdo a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) esto debe hacerse mediante la implementación y desarrollo del Plan Técnico. El mismo supone, justamente, una propuesta que organiza el espectro en función de las disponibilidades técnicas.

Allí se definen las categorías (alcance de cada medio) y las cantidades de esas categorías, administrando el espectro según el territorio. En concreto implica “evaluar cuántos canales va a haber; la clase de canales según territorio, sus categorías; y la consecuente definición de usuarios según categorías y territorio”, explica Martín.

La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en disputa

Si algo está claro es que el nuevo gobierno no considera pertinente sostener la LSCA tal como está. Menos aplicarla y llevarla adelante mientras siga vigente. Así lo señaló el actual jefe de Gabinete, Marcos Peña, que consideró que esta legislación fue “pensada para una guerra” y subrayó que es “antigua y pensada para un mundo y una comunicación que ya no existen”.

En el mismo sentido el ministro Aguad, sostuvo que “la Ley de Medios no va a subsistir durante nuestro gobierno” ya que fue creada para “aniquilar a medios” con los que el kirchnerismo “no estaba de acuerdo”.

A estas declaraciones se suma que en el punto 4 del artículo 23, el DNU sostiene que el Ministerio de Comunicaciones tendrá a su cargo “ejercer las funciones de Autoridad de Aplicación de las leyes que regulan el ejercicio de las actividades de su competencia”. Si bien no deja de ser un planteo general, una interpretación nada ingenua permite pensar en una superposición con AFSCA y AFTIC, que ya son actualmente las autoridades de aplicación.

Según detalló Becerra “en las competencias definidas para el nuevo Ministerio resaltan más las de telecomunicaciones y TIC que las del sector audiovisual”. De esta manera se “cambia el eje no sólo del discurso sino también de prioridades en la conducción estatal”.

Por otra parte subrayó que lo que la LSCA plantea “respecto de la autonomía del órgano regulador, en particular la descentralización y autarquía, es modificado por competencias de ‘supervisión’ y de ‘funciones de contralor’ del Ministerio de Comunicaciones”. Esa autonomía del AFSCA fue también “objeto central del fallo de la Corte Suprema de Justicia cuando se pronunció sobre la plena constitucionalidad de la ley en 2013”, añadió Becerra.

Una hipótesis que se puede plantear, ante la insistencia de los funcionarios macristas de modificar o derogar la ley, es que pretendan abrir el juego al Grupo Clarín para otorgar servicio de radiofonía. El triple Play (es decir, que una misma compañía pueda brindar servicios de TV por cable, telefonía e internet) fue retirado del proyecto original de la LSCA aprobada en 2009 y finalmente introducido en la ley Argentina Digital en 2014. Sin embargo, por la cuota de mercado del grupo Clarín no tenían permitido avanzar en proveer servicios de telefonía.

La creación de una estructura administrativa que unifica la AFSCA y AFTIC modifica tanto la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual como la Ley Argentina Digital por decreto, ya que ambas estructuras eran autárquicas. Un horizonte posible es la creación de una nueva Ley que unifique ambas normativas y priorice las Telecomunicaciones por sobre la concepción innovadora y democratizante de la LSCA.

Al margen de las especulaciones, está claro que la nueva administración no tiene simpatías por la legislación que reemplazó a la antigua Ley de Radiodifusión de la dictadura. La creación del nuevo Ministerio es el primer paso de un camino que no será sencillo para Mauricio Macri, considerando que no tiene mayoría en el Congreso para modificar la legislación, que el máximo tribunal ya la ha declarado constitucional y que las manifestaciones callejeras en defensa de la LSCA no se han hecho esperar.

Desde la AFSCA conducida por Martín Sabbatella, señalaron que realizarán una presentación judicial contra este reforma porque consideran que se está violando la ley vigente.

Santiago Mayor – @SantiMayor

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos