Mundo Gremial

28 diciembre, 2015

Trabajadores del Banco Provincia se movilizan por aumento de personal

Por Santiago Luis Etchemendi. Los Bancos del sistema financiero argentino gozan de muy buena salud. Las ganancias de los últimos 12 años no han parado de crecer, superándose a sí mismas al final de cada balance. Innegablemente un factor decisivo que abonó a esta situación fue subir los ritmos de trabajo.

Por Santiago Luis Etchemendi*. Los Bancos del sistema financiero argentino gozan de muy buena salud. Las ganancias de los últimos 12 años no han parado de crecer, superándose a sí mismas al final de cada balance.

Muchos factores políticos y económicos abonaron a esa situación. Obviamente la continuidad de la actual Ley de Entidades Financieras, vigente desde la Dictadura, mucho tuvo que ver en las impúdicas ganancias mostradas sin la obligación de reinversión en vivienda, obras estructurales u otras áreas productivas del país. Pero innegablemente un factor decisivo fue subir los ritmos de trabajo.

Multiplicidad de tareas, tercerizaciones, incumplimiento del Convenio Colectivo 18/75, no pago de horas extras realizadas, monotributistas, Call Centers escondidos bajo el Convenio de Comercio, despidos por goteo, extensión del horario de atención al público, entre otras cosas, son variantes que abundan en los Bancos. Enfermedades coronarias, de piel y en especial psicológicas están a la orden del día entre los trabajadores y trabajadoras bancarias. Muchas invisibilizadas, consecuencia de las extenuantes jornadas que se viven a diario en cualquier local bancario a lo largo del país.

Los Bancos Públicos no escapan a esta variable patronal de Súper Explotación. La carga operativa y comercial aumenta día a día sobre el mismo número de trabajadores. Además de un renovado crecimiento en la captación de depósitos se absorbe mayoritariamente la bancarización de población a partir de tarjetas para los distintos planes nacionales y provinciales, el acceso a una jubilación por parte de sectores anteriormente imposibilitados de estos beneficios, etc.

El sindicato, La Bancaria, ante estos hechos, ha reaccionado, cuando lo ha hecho, por banco ante desbordes causados por la avaricia e impunidad patronal, pero no ha generado respuestas centralizadas que aprovechen la fortaleza sindical, que públicamente suele mostrar en determinadas paritarias, y el marco de crecimiento de rentabilidad de esas patronales para detener y modificar estos ritmos de trabajo.

En el Banco de la Provincia de Buenos Aires, copiando políticas del sector privado, la intención fue hace unos años ir reduciendo el personal apoyándose en el avance tecnológico. Sin embargo, a partir de la organización sindical democrática obtenida en la Seccional Buenos Aires logramos detener la sangría y frenar la caída en 10.597 empleados.

A diferencia de otras entidades financieras la dotación anual es votada en la Legislatura Bonaerense, dentro del Presupuesto Provincial. Hace tres años que se vota esa dotación y se usa por completo. Pese a la pelea que hemos dado para defender los puestos de trabajo, el aumento de la carga operativa y comercial ha generado un sustancial aumento en los ritmos de trabajo.

Esta pulseada que ha dado sus efectos hoy nos encuentra en un momento clave peleando un aumento de la dotación para poder mejorar la atención a los sectores de población más vulnerables, como nos corresponde por ser una entidad pública, y para sostener el crecimiento de negocios que el Banco genera.

Este martes 29 de diciembre se tratará el presupuesto impulsado por la nueva gobernadora, María Eugenia Vidal, quien dentro del proyecto elevado ha copiado exactamente el mismo número de empleados para el Banco Provincia.

Por un lado, la nueva administración se niega a sostener algún tipo de reunión para escuchar la opinión de los trabajadores del Banco, pero por el otro, la gobernadora decide sobre lo que corresponde para el funcionamiento del Banco durante el 2016 a pesar que las nuevas autoridades del Banco aún no han asumido oficialmente. En cambio, para otros organismos No Centralizados, como Lotería y IOMA, vemos en el proyecto de Presupuesto 2016 aumentos en las dotaciones en 700 empleados.

Desde hace meses mantenemos este reclamo, con la ejecución de radios abiertas en las sucursales más afectadas como también en la Casa Central, con campañas de carteles, volantes, asambleas y reuniones ante toda la línea Gerencial interna que no termina de ofrecer soluciones serias.

Hasta aquí hemos desarrollado los motivos que justifican un aumento en la dotación del Banco. Pero también queremos aclarar al público usuario, clientes del Banco y a los Legisladores provinciales que además están votando una mentira. Porque increíblemente el Banco de la Provincia de Buenos Aires no respeta la ley presupuestaria. Ya que es tan evidente que no puede funcionar con 10.597 empleados, que bajo modalidades neoliberales de contratación, denigrantes de los derechos laborales, contrata monotributistas para tareas normales y habituales, como en el sector de Sistemas. Contrata “eventuales” para funciones de Seguridad (unos cien compañeros) que trabajan 12 horas por día, 6 días a la semana. Contrata tercerizados para tareas de Seguridad y de limpieza. Con lo que se generan gastos ocultos en Administración que disfraza que estos compañeros son trabajadores y trabajadoras desarrollando tareas habituales y convencionales por sumas miserables, y sin cuyo trabajo el Banco no podría funcionar.

Por eso, este martes 29 la Comisión Gremial Interna de la Seccional Buenos Aires, junto al plenario de Delegados de Base, manifestaremos en la Legislatura Provincial para poder ser escuchados y alertar que, de no aumentar la dotación, de no pasar a planta a los compañeros tercerizados, monotributistas o eventuales, por no dar lugar al diálogo con los trabajadores, el año será sumamente conflictivo ya que no podemos sostener las actuales condiciones de atención, con agravios y hasta agresiones físicas cotidianas, ni ritmos de trabajo extenuantes en áreas operativas o el desmantelamiento de áreas centralizadas que corren peligro de ser tercerizadas.

No estamos dispuestos a entregar nuestra salud, única garantía que tenemos los laburantes para sostener nuestras familias, ni la eficiencia del Banco Público para el que nosotros dedicamos 35 años de servicio, toda una vida, fortaleciendo con nuestro trabajo una institución que pertenece al pueblo de la Provincia de Buenos Aires y que fue el primer banco en la historia del país.

* Secretario General de la Comisión Gremial Interna del Banco Provincia de Buenos Aires, seccional Buenos Aires

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos