Fútbol

25 enero, 2016

Ya nunca me verás como me vieras, el retroceso del Fútbol Para Todos

Los partidos del fútbol argentino ahora también se van a poder ver en la pantalla de Canal 13, en realidad los de Boca y River. La llegada de Fernando Marín a Fútbol para Todos, la imposibilidad de ver los encuentros de manera gratuita en todo el país y la erosión de un derecho adquirido.

Los partidos del fútbol argentino ahora también se van a poder ver en la pantalla de Canal 13, en realidad los de Boca y River. La llegada de Fernando Marín a Fútbol para Todos, la imposibilidad de ver los encuentros de manera gratuita en todo el país y la erosión de un derecho adquirido.

“El Fútbol para Todos va a seguir existiendo”, proclamaba en plena campaña política el por entonces ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, que luego del triunfo de Mauricio Macri en las elecciones presidenciales pasó a ser el Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, organismo con rango ministerial creado por decreto por el gobierno nacional en el mes de diciembre.

El programa gubernamental emergió en agosto de 2009 en el medio de un conflicto económico entra la AFA y la empresa Televisión Satelital Codificada, integrada en partes iguales por Torneos y Competencias y el Grupo Clarín, que eran los que tenían los derechos de la televisación del fútbol argentino. La intervención del gobierno nacional para quedarse con la transmisión de los partidos y garantizar su gratuidad se dio en un contexto de plena lucha para que se aprobara la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (que finalmente se aprobó en octubre de ese mismo año), que entre otras tantas cosas buscaba ponerle un límite a la acumulación de licencias de medios a cargo de un mismo grupo económico.

La lucha de poderes entre el Estado y Clarín siguió su curso pero al otro que le habían sacado el negocio era a TyC, con el que el gobierno nacional fue acercando lazos muy de a poco. Entre otras cosas, dándole la concesión de la producción de los partidos de la B Nacional.

Por otra parte, en el último tiempo el Fútbol Para Todos desde sus inicios lucha contra su propio nombre, por la imposibilidad de ver ciertos canales de aire en todo el país, sin la necesidad de contratar un servicio de cable. El nuevo torneo de 30 equipos y las fechas con 15 partidos hizo que muchos encuentros de Primera sean dados por DeporTV y Crónica, por ejemplo.

Ya con Mauricio Macri como presidente, el Estado vuelve a darle a la AFA los derechos televisivos de la B Nacional, la Copa Argentina y la comercialización de los partidos locales en el extranjero. Es muy probable que la segunda categoría del fútbol argentino se vuelva a ver por la pantalla de TyC Sports, ya que el año pasado esos encuentros los daba el canal público DeporTV, con futuro incierto ya que despidieron a 120 trabajadores y levantaron gran parte de la programación.

La semana pasada el gobierno nacional anunció los primeros cambios en el Fútbol Para Todos, los partidos más importantes van a ser dados por Canal 13 (Grupo Clarín) y Telefé (Grupo Telefónica), por esta exclusividad pagarán 180 millones, menos del 10% de lo que abona el Estado a la AFA. Telefé el campeonato pasado ya trasmitía un partido de Primera los sábados pero no hay información al respecto sobre cuanto abonó por eso. Lo que no se sabe todavía es si la publicidad irá a las arcas de los canales o a las del gobierno. Porque otra de las promesas de campaña de Cambiemos fue que le iban a abrir las puertas a la publicidad privada en las transmisiones de los partidos.

El nuevo titular del programa estatal y ex gerenciador de Racing, Fernando Marín, llevó adelante las negociaciones con los canales. La elección de Marín como cabeza del Fútbol Para Todos coincide con la decisión de Mauricio Macri de designar empresarios en puestos claves. Pero vale recordar que el ex titular de Blanquiceleste SA conoce al ex presidente de Boca desde que nació por la amistad que lo une con su padre, Franco Macri.

Cuando Macri (hijo) y Marín coincidieron en Boca y Racing, respectivamente, el club de la Ribera le prestó varios jugadores a la Academia, como Gustavo Barros Schelotto, Diego Crosa, Julio Marchant, Carlos Marinelli y Facundo Bonvín.

“Hay que explicarle a Marín que si él hubiese llamado a licitación, si se abren los sobres oferentes y gana Telefé o el 13, no se puede acusar. Pero darlo en forma directa es ILEGAL!! No se puede”, despotricó por Twitter el conductor Alejandro Fantino, en modo caballito de batalla de su jefe Daniel Vila, propietario de Canal América, que con este nuevo acuerdo queda imposibilitado de transmitir los partidos más importantes.

Algo parecido dijo Paulo Vilouta en radio La Red, no por casualidad ambos portavoces integraban “El Show del Fútbol” por América en la época que Vila buscaba ser presidente de la AFA y el programa, que tenía más show que fútbol, libraba una batalla mediática contra Julio Grondona. Por si esto fuera poco, Fantino anunció que volverá a conducir ese mismo programa.

El periodista, además, calificó esta reorganización de Fútbol para Todos como el caso “Niembro 2”, en referencia a la cantidad de concursos sin licitación que recibió del Gobierno de la Ciudad la empresa La Usina Producciones, creada por Fernando Niembro.

De tanto nombrarlo quizás aparezca el ex conductor de “La última palabra” que tuvo que bajar su candidatura como cabeza de la lista de diputados de Cambiemos en la provincia de Buenos de Aires por esta denuncia de corrupción. Vale recordar que en octubre de 2010 la Revista Un Caño hizo público un rumor de que Marcelo Araujo, buscaba sumar al FPT a su viejo amigo y socio.

“El Fútbol para Todos debe darse de baja, ya que considero que no es prioritario, y que todos tienen la posibilidad de ver fútbol por el sistema de cable privado”, dijo Niembro en plena campaña en Animales Sueltos, también conducido por Alejandro Fantino.

En la nueva Argentina están los que protestan porque les tocan el bolsillo y los que protestan porque le tocan el negocio, a los primeros los persiguen, reprimen y despiden y a los segundos los entrevista Fantino.

Mientras esperamos recostados en la vidriera con “nostalgia de las cosas que han pasado, arena que la vida se llevó”, el tango de Homero Manzi nos canta “ya nunca me verás cómo me vieras” y el Fútbol Para Todos comienza a ser “la amargura del sueño que murió”.

Lucas Jiménez – @lucasjimenez88

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos