Notas

El imperialismo existe

El imperialismo existe
marzo 10
00:00 2016

Por Ulises Bosia. Entre la paranoia de las teorías conspirativas y la ingenuidad de la teoría de las casualidades, se hace necesario buscar una comprensión de la ofensiva conservadora en América Latina. ¿Qué hay detrás de la visita de Obama a la Argentina?

La anunciada visita del presidente norteamericano Barack Obama pone en el centro de la escena nacional la actitud de los Estados Unidos hacia nuestro país.

No escapa a nadie que la primera visita bilateral desde 1997 expresa la intención de la diplomacia estadounidense de respaldar al gobierno de Mauricio Macri, visto como el ariete neoliberal para terminar con 15 años de gobiernos progresistas y populares en el continente y abrir una nueva etapa tras lo que podría llamarse la “hegemonía populista”.

Pero la venida de Obama expresa solamente la parte visible de una ofensiva de alcances mucho mayores, a saber:

• La espectacular operación mediática, judicial y policial contra Lula da Silva en Brasil, buscando asociarlo a casos de corrupción, con el objetivo de desprestigiar su eventual candidatura presidencial en 2018. Y la continuidad de la vocación destituyente de la oposición mediante el juicio político a la actual presidenta Dilma Roussef.

• Las denuncias por “tráfico de influencias” contra Evo Morales en Bolivia, sin presentar ningún tipo de prueba y efectuadas por un periodista cuyos vínculos con la embajada norteamericana se hicieron públicos a través de wikileaks, en medio de un plebiscito que finalmente perdió por muy poco margen para poder postularse a presidente en 2019.

• La reciente citación judicial contra Cristina Fernández por parte del juez Claudio Bonadío, en la causa por una supuesta estafa en la venta de dólares a futuro; así como también el regreso de Horacio Antonio Stiuso al país de su exilio en Estados Unidos y su declaración judicial en la que involucra a la ex presidenta en la muerte del fiscal Alberto Nisman.

• La permanente campaña mediática contra Nicolás Maduro en Venezuela, presentando a su gobierno como una dictadura corrupta, violenta e ilegítima, mientras el gobierno norteamericano acaba de renovar el decreto por el que considera a la Revolución Bolivariana una amenaza para su seguridad interior.

Denominadores comunes

En estos casos -y otros también donde el modus operandi es el mismo- pueden encontrarse particularidades de índole nacional, pero también denominadores comunes muy claros, que ponen en evidencia que no se trata de una casualidad sino de una misma política dirigida y estimulada por la diplomacia norteamericana.

En primer lugar la utilización de los medios de comunicación monopólicos que funcionan como herramientas de la oposición y de los intereses extranjeros, aún cuando pocos países consiguieron avanzar realmente sobre sus intereses, y en esos casos lo hicieron de manera insuficiente.

En segundo lugar el rol del poder judicial, que opera como un verdadero partido judicial que preserva sus intereses corporativos y defiende ante todo a la clase dominante. Hay que recordar la impugnación tajante de la reforma judicial aprobada en el Congreso por el kirchnerismo, que apuntaba a una tibia democratización; así como también las características de la que actualmente promueve el macrismo, cuyos lineamientos provienen del lobby norteamericano, según denuncian representantes del gremio judicial.

En tercer lugar el papel de los servicios de inteligencia, que son una suerte de Estado paralelo al interior del Estado democrático, colonizados por la inteligencia norteamericana y, en el caso de nuestro país, también israelí.

Ligado a esto, la lucha contra el narcotráfico es la vía por la que los Estados Unidos se introducen hace años en la política de seguridad interna de los países latinoamericanos. Los recientes encuentros de la ministra Patricia Bullrich con altos funcionarios de la DEA y el FBI para reencauzar la “colaboración” norteamericana con nuestro país forman parte de la misma estrategia.

En cuarto lugar, es evidente la utilización de la temática de la corrupción con el objetivo de amplificar el descrédito de la política como herramienta de transformación social, estimulando la idea de que “los políticos son todos iguales”. Se trata de cambiar la militancia política y la ideología que la sustenta por el saber técnico supuestamente desideologizado de tecnócratas y gerentes de multinacionales.

Finalmente, la huella de los intereses imperialistas se deja ver en que se trata de atacar y desacreditar a los principales liderazgos populares de cada país, entendiendo que son el enemigo principal para poder avanzar en la desintegración latinoamericana y en una nueva arremetida para someter a nuestros países a los dictados de los tratados de libre comercio.

Del Plan Cóndor a la actualidad

Cuatro décadas después del Plan Cóndor, no hay lugar para la ingenuidad ni las subestimaciones. No podemos esperar a que en 20 o 30 años desclasifiquen sus documentos de política exterior para sorprendernos de que así como interfirieron en nuestra vida interna en el pasado, también lo hacen ahora.

Con sus aciertos y errores, los primeros 15 años de nuestro continente en el siglo XXI fueron una amenaza para las reglas vigentes y los equilibrios de poder de la globalización neoliberal.

Los Estados Unidos y el gran capital transnacional saben bien que para salir de la crisis económica internacional deben afianzar el saqueo de los recursos naturales, disminuir la autonomía económica de nuestros países y profundizar la explotación de la mano de obra asalariada.

Para lograr esos objetivos cumple un papel importante reponer la dependencia del endeudamiento externo y restablecer el poder del capital financiero en especial en nuestro país, que a fuerza de pago serial logró desendeudarse cualitativamente. Ese es el trasfondo del acuerdo con los fondos buitres, precursor de un nuevo ciclo de mega endeudamiento.

Lo mismo ocurre con los tratados de libre comercio, como el recientemente firmado Acuerdo Transpacífico que nuestro gobierno mira con interés, mediante el que Estados Unidos pretende enfrentar la amenaza rusa y china.

Como se puede ver, no es poca cosa el trasfondo de la visita de Obama.

@ulibosia

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Géneros

  • ELLA-2018La Plata fue sede del 4° Encuentro Latinoamericano de Feminismos

    Entre el 7 y el 10 de diciembre se realizó el 4° Encuentro Latinoamericano de Feminismos (ELLA) en la ciudad de La Plata, Buenos Aires. Más de tres mil mujeres de distintos puntos de América Latina disertaron sobre las diferentes corrientes y desafíos del movimiento feminista.

  • rodrigo-eguillorAbuso sexual, misoginia e impunidad: el patriarcado en su máxima expresión

    Rodrigo Eguillor fue denunciado por violencia y abuso, tras conocerse un video de Instagram publicado por Martina Tarantino (@martitarantino) en el cual se ve como él amenaza a una chica en un balcón de San Telmo hace una semana. En una historia –que conserva en destacadas– Martina comienza a difundir chats en donde una chica cuenta el abuso que sufrió una de sus amigas.

  • carlos-rosenkrantsLa OEA insta a la Corte Suprema a rectificar el fallo por el femicidio de Lucía Pérez

    El Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (Mesecvi) envió una carta al máximo tribunal de justicia de Argentina exigiendo que revisara las absoluciones del femicidio de Lucía Pérez. Además, consideró la resolución como “una clara violación de los derechos humanos”.

  • otrans_la_plataPolicía de La Plata atacó a mujer trans: "Te voy a plantar drogas, puto del orto"

    Una mujer trans denunció haber sido víctima de brutalidad policial y discriminación por parte de un efectivo de la Comisaría 9° de La Plata. El pasado 26 de noviembre, la mujer, cuyo nombre no trascendió por miedo a sufrir represalias, fue interceptada en la intersección de las calles 2 y 67 por un policía que, sin mediar palabra, comenzó a golpearla e insultarla.

  • lucia-perez-feminismoCaso Lucía Pérez: el narcopatriarcado opera sobre los cuerpos de las pibas

    Por Marina Font. El martes pasado se conoció la sentencia del caso de Lucía Pérez, aquel femicidio precedido de abuso sexual que ocurrió en la ciudad de Mar del Plata, conmocionó al país entero, y provocó el primer Paro de Mujeres en octubre de 2016. El Tribunal absolvió de los cargos a los tres acusados, echando luz a los prejuicios y valoraciones machistas y misóginas que atraviesan estructuralmente al Poder Judicial.

  • Marcha contra las violenciasMiles de mujeres se manifestaron contra el G20 y el femicidio de Lucía

    En un nuevo aniversario del Dia de la No Violencia Contra las Mujeres, miles se manifestaron en las inmediaciones de Plaza de Mayo para repudiar la presencia del G20 en el país y las políticas económicas del FMI. También se pidió justicia por Lucía Pérez.