Fútbol

23 marzo, 2016

Valderrama: “El Pibe” que le robó tiempo al reloj

A falta de un minuto Alemania se pone 1 a 0. Es el 19 de junio y en el Giuseppe Meazza se cierra el grupo D del mundial que se disputa en Italia. Pierre Littbarski con un violento zurdazo venció a René Higuita. Alemania se asegura el primer puesto. Colombia parece despedirse.

A falta de un minuto Alemania se pone 1 a 0. Es el 19 de junio y en el Giuseppe Meazza se cierra el grupo D del mundial que se disputa en Italia. Pierre Littbarski con un violento zurdazo venció a René Higuita. Alemania se asegura el primer puesto. Colombia parece despedirse.

Van dos minutos de tiempo adicionado. Leonel Álvarez roba una pelota en su área y toca de primera a Luis “El bendito” Fajardo, que antes de cruzar mitad de cancha toca para Carlos “El Pibe” Valderrama. No la para bien y los alemanes pierden la única posibilidad que tenían. Colombia ya empató.

Lo dejan acomodarse. Y con apenas darse vuelta se saca de encima a Thomas Berthold, cubriendo la pelota al tiempo que su cuerpo comenzaba a dibujar los primeros pasos de un baile singular. La pared que intentó jugar con Freddy Rincón encuentra a Fajardo en el camino. El pase del “Bendito” es incómodo pero la zurda de Valderrama llega dejando la pelota mansa.

La escena se detiene: siete camisetas blancas con una banda irregular con los colores de la bandera de Alemania; cinco camisetas rojas con cortos azules y números amarillos; y un irlandés vestido de negro, Alan Snoody, la componen. Todos parecen dirigirse al mismo lugar, todos tienen la vista, el cuerpo en una misma dirección. Menos él, “El Pibe” que sabe que Rincón está solo.

Su cuerpo parece recostarse en un imaginario bastón. De la galera sale un pase sutil. Por entre las piernas de Bodo Illgner se escurrirá el pase a la red del alto Freddy. Colombia acaba de convertir uno de los goles más importantes de su historia.

***

80 mil personas aplauden. El resultado es lapidario. Es 5 de septiembre de 1993 y, en el Monumental, un ballet vestido de amarillo, dirigido por Francisco Maturana acaba de ganarle a la Argentina 5 a 0.

Un ciclo en el que se logró jugar bien y ganar es arrojado al abismo. Zafa al sujetarse de la rama menos esperada: Perú obtiene su único punto en todas las Eliminatorias. Empata con Paraguay 2 a 2 y lo priva de ocupar el lugar que ocupará Argentina en el repechaje frente a Australia. Lo que vino después es literatura.

Oscar Córdoba en los primeros 15 minutos presentó sus credenciales y aguantó el vendaval. Leonel Álvarez mapeó el engranaje y tocó rápido al 10, Carlos “El Pibe” Valderrama. El hombre de la cabellera afro rubia, en composé con los colores de la camiseta, manejó los hilos de la marioneta cafetera. Asprilla, Rincón, sin dejar pasar al “Tren” Valencia, humillaron a los jugadores argentinos que vendieron cara la derrota.

Cuenta Galeano que algunos medios colombianos llamaron parricidio a la victoria. Una huelga, la segunda en la historia de los futbolistas argentinos, en 1948 provocó la partida de 57 jugadores al fútbol colombiano. Entre los aventureros, estuvieron Alfredo Di Stéfano, Adolfo Pedernera, Néstor Rossi, René Pontoni.

Se está yendo el invierno. Colombia hace historia una vez más. Tiempo después, a Maradona “le cortaban las piernas” y a Escobar, central colombiano, lo acribillaban por meter un gol en contra.

***

Es 15 de marzo de 2016. Se cumplen 35 años del debut profesional del “Pibe” Valderrama en Unión Magdalena. Equipo de su ciudad, Santa Marta, que actualmente milita en la Primera B y que tiene un solo título nacional ganado en 1968.

Cuentan que en el equipo de la región caribe del fútbol colombiano, clásico costeño del Junior de Barranquilla, Valderrama aprendió a caminar en puntas de pie, a robarle tiempo al reloj y regalárselo a los espectadores. A manejar los hilos, a llevar la batuta, a dejar en claro que es mentira, rotunda falacia, que los rápidos son los que más corren sino los que más piensan.

Federico Coguzza – @Ellanzallama

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos