Nacionales

15 abril, 2016

Taxistas contra Uber, la empresa off shore que no paga impuestos

Esta semana comenzó a funcionar Uber en la Ciudad de Buenos Aires. El servicio de transporte en vehículos particulares no se ajusta a las regulaciones para el transporte público de pasajeros por lo que la Justicia dictó un fallo en su contra y el Sindicato de Taxistas protestará este viernes realizando cortes de calle en toda la ciudad.

Esta semana comenzó a funcionar Uber en la Ciudad de Buenos Aires. El servicio de transporte en vehículos particulares no se ajusta a las regulaciones para el transporte público de pasajeros por lo que la Justicia dictó un fallo en su contra y el Sindicato de Taxistas protestará este viernes realizando cortes de calle en toda la ciudad.

El secretario de Asociación de Taxistas de la Ciudad (ATC), Alberto Rodríguez, explicó que los cortes tendrán lugar entre las 11 y las 12 en lugares céntricos de la Ciudad, aunque “en ningún caso” van a cerrar el tránsito de forma total.

Los puntos donde se manifestarán los choferes serán en las esquinas de Antártida Argentina y Ramos Mejía; Córdoba y Florida; Brasil y Garay; Avenida de Mayo y Perú; Corrientes y Alem; Libertador y Dorrego; Garay y Paseo Colón; Rivadavia y General Paz; Libertador y Cerrito; Corrientes y Juan B. Justo; López de Vega y Jonte; Nazca y Juan B. Justo; Acoyte y Rivadavia; San Juan y Boedo; Alberdi y José León Suárez; Callao y Santa Fe; Independiecia y 9 de Julio; Cabildo y Lacroze; Corrientes y Agüero; Rrivavia y Jujuy; Salguero y Cabrera; Eva Perón y San Pedrito; Rivadavia y Pola; y frente al Aeroparque; en el acceso al aeropuerto de Ezeiza y en el Cid Campeador.

Un conflicto anunciado

Previamente a que comenzara a funcionar, Uber ya había generado polémica por ser una competencia desleal en tanto quienes manejan los vehículos no tienen que cumplir los mismos requisitos que taxistas o choferes de colectivos en lo que refiere al registro profesional y el cuidado de los coches. Hasta el propio gobierno porteño había señalado que debía ajustarse a las regulaciones o no podría funcionar. Sin embargo, la empresa decidió comenzar a ofrecer su servicio esta misma semana.

Ante esta situación, el miércoles se dictó una medida cautelar que corrió por cuenta del juzgado N° 15 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad. El fallo respondió a una presentación del Sindicato de Peones de Taxis de la Ciudad de Buenos Aires.

El juez Víctor Tronfetti, ordenó suspender la actividad de Uber hasta tanto no exista una sentencia definitiva en el litigio. El magistrado pidió a la Agencia Gubernamental de Control que informe si la empresa solicitó la habilitación, y a otras dependencias de la administración porteña que reporten si requirió actuar como transporte de pasajeros.

La presentación de los taxistas a la cual dio lugar el magistrado denunció que Uber produjo una “grave lesión en el derecho a trabajar” y a “la igualdad de las cargas públicas” de todos los trabajadores que integran el Sindicato de Peones de Taxis, así como de los propietarios de las licencias de taxi afiliados a las Cámaras Empresarias, y “coloca arbitraria e ilegítimamente a los conductores asociados a la empresa Uber y a la empresa misma en mejores condiciones que el resto de los trabajadores”.

No obstante la empresa emitió un comunicado público donde desconoció el fallo de la Justicia. La compañía aseguró que “la medida cautelar no tiene efecto porque Uber no fue demandado y porque no hay una sentencia de fondo sobre el tema. Uber en Buenos Aires está posibilitando un servicio legal, respaldado por el Código Civil y Comercial (Ley 26.994), de aplicación nacional, que establece en su artículo 1280 la figura del contrato de transporte”.

El secretario de Transporte porteño, Juan José Méndez, indicó que lanzaron la clausura contra Uber luego del fallo judicial, pero si bien fue comunicado a la policía y a la fiscalía no pudieron hacerlo a la empresa porque “no tiene oficinas declaradas”.

Frente a esto esta misma semana, las autoridades secuestraron un vehículo cuyo conductor estaba registrado con Uber y lo multó con 77 mil pesos.

Evasión fiscal y datos falsos

Hasta el momento Uber había financiado una enorme campaña de propaganda en la Argentina en la que los grandes medios de comunicación solo hablaban de sus virtudes y ninguno de sus defectos. El caso del portal Infobae es, quizás, el más obsceno.

Sin embargo este jueves el diario La Nación publicó un artículo del periodista Pablo Gutiérrez: “El otro lado de Uber: de la estrategia para pagar menos impuestos a los problemas con los conductores“. Allí se cita una investigación de la revista Fortune donde se analiza como es que Uber logró convertirse en una empresa valuada en 50 mil millones de dólares sin tener un sólo vehículo de su propiedad.

“El único activo de Uber Technologies Inc. (el nombre registrado de la empresa) es su aplicación, producto que se encuentra registrado como Propiedad Intelectual”, señala el artículo de La Nación. Asimismo “Uber Internacional, firma radicada en Holanda, es la principal filial de Uber Technologies fuera de Estados Unidos”, sin embargo su casa matriz está inscripta en Islas Bermudas y tiene un dato interesante: registra “cero” empleados registrados.

“En 2013 fue creada Uber International CV. Ese mismo año, Uber International le pagó a Uber Technologies cerca de dos millones de dólares más 1,45% de regalías por el uso de la propiedad intelectual fuera de Estados Unidos”, añade Gutiérrez.

Pero la historia no termina ahí: la empresa que recibe los pagos de cada viaje “no es ninguna de estas, sino Uber BV, también con sede en Holanda. Una vez recibidos los pagos de los usuarios, Uber BV devuelve el 80% del dinero al conductor (a través de empresas de gestión de pagos) y se queda con una comisión de entre el 20% y el 30% (en Buenos Aires es del 25%). Descontados los gastos operativos, todo el dinero restante de esa comisión es ganancia”. Pero Uber BV sólo retiene el 1% de esa ganancia. “Lo demás se transfiere a Uber International CV, en concepto de ‘regalías por propiedad intelectual’. ¿Qué tiene esto de particular? En Holanda las regalías por propiedad intelectual están exentas de impuestos”.

La maniobra se completa por el hecho de que Uber BV y Uber International son socios y “no pagan impuestos por transferencias entre ellos, como exige tanto la ley de Holanda como de Islas Bermudas”. “De esta forma, sólo el 1,45% de regalías por el uso de propiedad intelectual es fiscalizado por el gobierno de Estados Unidos”, completa La Nación.

Finalmente, Uber enfrenta una polémica en términos de derecho laboral. La compañía los considera “socios” a sus choferes. Pero “ya son varias las instancias en otros países en las que los conductores argumentan frente a la Justicia, con éxito, que deben ser considerados empleados”, explica Gutiérrez y ejemplifica: “Así pasó en California a mediados de año, y la compañía ya suma al menos otras 13 demandas en Estados Unidos. Esto, sin contar las huelgas de choferes cuando la compañía redujo tarifas (lo que afecta directamente su facturación), como la de Nueva York en febrero último, o Guadalajara en enero”.

Foto: AP

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos