América Latina

2 mayo, 2016

Dilma Rousseff: “Este es un golpe contra la democracia y el trabajador”

En un multitudinario acto por el Día Internacional de los Trabajadores, la presidenta Dilma Rousseff dio un discurso donde denunció el intento de golpe de Estado en su contra y llamó a defender las conquistas sociales.

En un multitudinario acto por el Día Internacional de los Trabajadores, la presidenta Dilma Rousseff dio un discurso donde denunció el intento de golpe de Estado en su contra y llamó a defender las conquistas sociales.

“Van a privatizar todo lo que se pueda”, disparó la mandataria señalando a los sectores que buscan destituirla del gobierno mediante el impeachment impulsado en el Congreso. En ese sentido apuntó directamente contra el vicepresidente Michel Temer a quién acusó de “usurpador” ya que será él -uno de los impulsores del golpe- quien asuma en caso de Rousseff sea destituida.

Asimismo añadió que “ellos (la oposición) quieren acabar con los movimientos sociales de vivienda y con las becas que el Gobierno les otorga a las familias”.

Rousseff reiteró ante las y los trabajadores que no posee cuentas en el exterior, ni pesan acusaciones de corrupción en su contra por lo que la derecha busca inventar un “crimen” para sacarla del poder.

Haciendo alusión a la jornada declaró: “Estoy aquí hoy 1 de Mayo porque esta fecha es de lucha a favor de las conquistas sociales, para no perder nuestros derechos. Tendremos más logros, luché con ustedes toda mi vida”.

En ese sentido denunció que “este es un golpe contra la democracia y contra el trabajador. La derecha va a profundizar la crisis y a manchar la Constitución”.

Aprovechando la movilización y el acto, la jefa de Estado anunció medidas sociales. Entre ellas un aumento del 9% en el programa social de Bolsa Familia, que busca garantizar acceso a la educación, la alimentación y salud.

Por otra parte señaló que el programa Más Médicos, que alcanza a 63 millones de personas, será extendido durante tres años más. Esto implica que el Estado seguirá garantizando el salario de 18300 profesionales de la salud que atienden a los sectores más humildes de Brasil.

Al respecto Rousseff afirmó que esta decisión “va en contra de lo que propone la oposición, ellos quieren acabar con este gasto público que garantiza la atención médica en los sectores más pobres”.

También anunció la construcción de 25 mil viviendas, la extensión de la licencia de paternidad para los funcionarios públicos que ahora será de 20 días en vez de cinco y la creación del Plan SAFRA para favorecer la agricultura familiar. Así se garantizarán los recursos para el programa de adquisición de alimentos y asistencia técnica.

El respaldo a la presidenta en el acto fue masivo en el contexto de la ofensiva de la derecha brasileña que busca interrumpir el orden democrático. Se estima que para mediados de mayo el Senado vote si da curso o no al proceso de impechment. En caso de aprobarlo, Rousseff será apartada de su cargo por hasta 180 días mientras dure el juicio político.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos