Notas

“El sentido de lo público de la universidad está puesto en juego”

“El sentido de lo público de la universidad está puesto en juego”
mayo 12
12:13 2016

En el marco del conflicto salarial que atraviesa a las universidades nacionales y a horas de la Marcha Nacional en defensa de la Educación y la Universidad Pública, Notas dialogó con Luciana Seminara, secretaria general adjunta de COAD, sindicato que nuclea a la docencia rosarina.

En la entrevista, la referente gremial se refirió a la situación en la Universidad Nacional de Rosario (UNR), donde el 60% de los docentes tiene cargos simples y cobra 3500 pesos por mes y los profesores con dedicación exclusiva cobran menos de la mitad de la canasta familiar, calculada en 18 mil pesos.

Además, Seminara analizó la política del macrismo hacia la educación superior: planteó que el gobierno nacional implementa un “recorte presupuestario” y busca “violar la autonomía universitaria” con evaluaciones externas a las propias instituciones educativas. En tanto, confió en que después de la movilización unitaria a Plaza de Mayo habrá un nuevo ofrecimiento salarial porque de otro modo, sostuvo, “se están poniendo en riesgo el ciclo lectivo y el funcionamiento de la universidad durante este año”.

- ¿Cómo se llega a esta semana completa de paro en la Universidad Nacional de Rosario?

– Como en todas las oportunidades que para la UNR, las decisiones las tomamos a través de una votación, en la que participan no sólo los afiliados del sindicato, sino el conjunto de la docencia. Desde que empezamos las votaciones este año fue incrementándose la cantidad de votantes, llegando a más de 1800 compañeros y compañeras docentes que votaron y expresaron por más del 60% su voluntad de parar una semana en coordinación con otras asociaciones de base del país, fundamentalmente las que están agrupadas en CONADU Histórica. Por su parte, CONADU decretó también un paro de 48 horas. Esta semana están parando todas las universidades con distintas modalidades.

 – ¿Cuál es el ofrecimiento salarial del gobierno nacional? Y en caso de aceptar la propuesta, ¿Cuánto ganaría un docente universitario, del cargo testigo?

– Acá en Rosario no hablamos de cargo testigo, creemos que se pierde un poco el vínculo con la realidad de la docencia. Hablamos de lo que necesita un docente para vivir de su salario trabajando a tiempo completo en la universidad. En ese sentido, pedimos que el salario de un docente que recién se inicia, que no tiene antigüedad, y que depende solamente de su salario en la universidad, esté acorde a la canasta familiar, que está alrededor de los 18 mil pesos. Eso está muy lejos de la oferta del gobierno, que se ha sentado tres veces en la paritaria y fue empeorando la oferta, como así también fueron incrementándose las medidas de lucha.

Hasta ahora el gobierno nos ofreció 15% en junio, 5% en octubre y 10% en enero. Todo eso no es retroactivo, con lo cual ya estamos muy por atrás de la inflación que nos viene ganando desde el año pasado. La docencia universitaria tiene a nivel nacional congelados los salarios desde agosto del año pasado. Tenemos mucho más para recuperar que un 30%. Las cifras que se ofrecen ni siquiera fueron consultables, para usar los términos del secretario general de CONADU. Estamos esperando por lo menos un 40%.

- Plantean que el salario inicial debería ser de 18 mil pesos, ¿Cuánto es su valor actual?

– Para un docente que recién se inicia, esa carga de full está alrededor de los 7 mil pesos. Seria pedir casi un 150%, por eso no hablamos de porcentajes. Estamos muy lejos de conseguirlo. La mayoría de los docentes que sostienen la UNR tienen cargos simples y ganan 3500 pesos. No viven exclusivamente de la universidad, pero son el 60% de quienes trabajan en la universidad.

- Esta semana se dio un hecho inédito: el rector de la universidad y algunos decanos  apoyaron activamente el reclamo docente, ¿Cómo interpretan esta adhesión?

– En primer lugar, nos sorprendió gratamente. Somos conscientes de que el rector se haya acercado al gremio es un hecho histórico. Nunca antes había sucedido. Por eso lo saludamos y recibimos con alegría. Sobre todo teniendo en cuenta sus declaraciones previas, en donde el rector había manifestado su confianza en este gobierno y que le alegraba la preocupación que tenía este gobierno por la universidad pública. Entiendo que  al rector lo ha llamado a la reflexión la realidad en la que viven los docentes de la universidad. Dijo que no tenía ninguna intención de meterse en la mesa de negociación salarial pero que se sumaba a nuestro reclamo, que la universidad no podía funcionar sin salarios dignos.

Para nosotros da cuenta de la preocupación que se está viviendo en la universidad, más allá de la pelea salarial. Para nosotros es fundamental hablar de nuestro derecho a un aumento salarial y a ver mejoradas nuestras condiciones para llegar a fin de mes. Ahora, sabemos que la pelea que tenemos que dar con el contexto que se abrió con el cambio de gobierno es mucho más larga. El sentido de lo público de la universidad está puesto en juego.

- A seis meses de la asunción del nuevo gobierno, ¿Cómo caracterizan la política del macrismo hacia la universidad?

– Vivimos con mucha tristeza el momento en el que Macri fue invitado por la facultad de Derecho de la UNR a inaugurar el ciclo lectivo. Allí Macri habló de lo que él piensa que hay que hacer en la universidad, y encendió una serie de alarmas. Planteó que la universidad sea evaluada y no por sí misma: hay un objetivo de violar la autonomía universitaria. Por otro lado, y lo dicen los mismos rectores, hay un recorte presupuestario, que pone en riesgo el financiamiento de la universidad.  El gobierno no tiene demasiadas intenciones de invertir en infraestructura y política universitaria. Creo que la comunidad universitaria en su conjunto se ha sumado a esta pelea.

- ¿Cuáles son las expectativas para la movilización nacional en defensa de la educación pública?

– Son muchas. En Rosario hemos logrado una movilización muy numerosa: cerca de 30 colectivos  van a salir para Capital Federal, con la participación de los tres claustros: docentes, estudiantes y no docentes. Hace muchos años que no hay una marcha unitaria de todas las federaciones universitarias. Por primera vez se han puesto de acuerdo, y estamos convocando a una única marcha en defensa del poder adquisitivo de nuestro salario y la universidad pública.

- Pensando en el día después de la movilización, ¿Cuáles son las perspectivas del conflicto?

– Habría una mesa negociación el 13. Sería oportuno que el gobierno haga un mejoramiento de la oferta. Esperamos escuchar por lo menos lo que se ha ofrecido a otros sindicatos, un 30%. Menos de eso sería un insulto. Me animo a pensar que van a reaccionar de otra manera porque la manifestación va a ser muy numerosa y tienen que poder leerla en términos políticos. Sino están poniendo en riesgo el ciclo lectivo y el funcionamiento de la universidad durante este año.

Por Mariano D’Arrigo, desde Rosario – @mdarrigo

Foto: Prensa COAD

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Deportes