Mundo Gremial

2 agosto, 2016

Paro docente en siete provincias y podrían sumarse otras a la brevedad

Luego del receso invernal, se han confirmado paros docentes en siete provincias argentinas, mientras que hay otras que podrían lanzar planes de lucha en los próximos días si no se confirma la reapertura de las negociaciones paritarias. Además del evidente atraso salarial, infraestructura, designaciones docentes y evaluación son los reclamos principales.

Este lunes se confirmó que diversos gremios docentes provinciales convocaron a paros de diversa duración tras el receso por vacaciones de invierno: Chaco, Misiones, Jujuy, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Catamarca, Neuquén y Buenos Aires. En las próximas horas también definirían planes de lucha las provincias de Entre Ríos, Chubut y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde si no se confirma la reapertura de paritarias también se llamaría al paro.

El eje unificador de los reclamos claramente es el reclamo salarial, pero también se han sumado los planteos por problemas edilicios, por designaciones de cargos o contra las propuestas de evaluación docente. El comunicado de este 1 de agosto de la Federación Nacional Docente (FND) ratifica la “convocatoria a paro y movilización docente para el 1º de agosto y al paro nacional docente junto a ATE el 11 de agosto y otros sectores, con el apoyo de la CTA Autónoma”. Entre los reclamos se enumeran “la falta de respuestas del gobierno nacional y los gobernadores al reclamo de reapertura de la paritaria salarial nacional y en las provincias” y se exige un inmediato “aumento presupuestario para cargos, infraestructura, becas, comedores y transporte escolar, la mejora en las condiciones laborales, el fin de la precarización y privatización educativa”.

En el programa Con el pie izquierdo, de Radio Sur (FM 88.3), dialogaron con representantes de gremios docentes de la provincia de Buenos Aires, del Chaco y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Francisco Torres, Secretario Gremial de la Federación Nacional Docente de la Provincia de Buenos Aires en la CTA Autónoma, confirmó que el gremio lanzó un paro de 48 horas y explicó:“Si no hay respuesta positiva del Gobierno, que lamentablemente no aprovechó las vacaciones para convocarnos a conversar para resolver el problema salarial y presupuestario, el 11 de agosto estamos llamando a un paro nacional docente y estatal que esperamos pueda tener una movilización a Plaza de Mayo”.

En cuanto a los reclamos, Torres enumeró “en primer lugar” la reapertura de una paritaria salarial. Además denunció que Alejandro Finocchiaro, director General de Cultura y Educación bonaerense, “está amenazando con descontar el paro a los auxiliares y a los docentes pese a que había reconocido, y está incumpliendo su palabra, que si la inflación se desbocaba iban a reabrir la negociación salarial”.

En cuanto al reclamo salarial, explicó: “El aumento real, de bolsillo, de los docentes de la provincia es del 27%, porque es anualizado y en cuotas, no del 34% como dicen. Son 9800 pesos que cobra una maestra inicial de acá, porque acaban de dar la primer cuota, hasta marzo de 2017. Son 9800 pesos y la canasta básica de Buenos Aires está reconocida en 20 mil pesos por el gobierno del PRO. Es decir que estamos por debajo de la línea de pobreza”.

El dirigente docente agregó que también están reclamando por un “urgente aumento presupuestario” porque la situación de las escuelas es “calamitosa”, a lo que se suma el reclamo por el aumento del presupuesto para los comedores escolares, porque con lo actual “no se da una nutrición que permita que los chicos puedan crezcan sanos, aprender y desarrollarse en sus capacidades cognitivas y motrices”. También por la designación de cargos, ya que la gobernadora Vidal “ha congelado la designación de cargos, ha parado el pase a planta permanente de muchos auxiliares” y por el “vaciamiento” de IOMA. A su vez, explicó que si en provincia de Buenos Aires se le quitara le subsidio a la educación privada habría “recursos suficientes para mejorar el salario de la escuela pública”.

Por su parte, Eduardo Mijno, secretario General de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Educación del Chaco (SITECH), confirmó que en la provincia no se iniciaron las clases “debido a que no se reabren las paritarias”. Señala que el gobierno provincial “dice no tener ofertas por el momento” y explicó: “La recomposición que tuvimos fue del 25% así que está claro que quedamos absolutamente por debajo del nivel de inflación que va a correr durante el año. Así que eso hace que el sindicato se ponga a la cabeza para pelear contra este ajuste que están haciendo el gobierno provincial y el gobierno nacional”.

El sindicalista aclaró luego que el reclamo es “fundamentalmente” salarial porque los básicos aún son muy bajos, de entre 3 y 4,5 mil pesos en las distintas provincias, mientras que el resto del sueldo está compuesto por “montos en negro”. Al respecto agregó: “Por eso nosotros decimos que la política de Macri no ha cambiado para nada respecto de lo que hacía el kirchnerismo de pagar montos en negro, de mezquinar presupuesto de la Nación… Porque si no se involucra la Nación no tenemos posibilidades de que la calidad educativa sea realmente calidad educativa”.

Además detalló que como parte del paro de 48 horas iniciado este lunes los docentes chaqueños van a marchar al Ministerio de Educación, donde además van a plantear el reclamo por haberes descontados “abusivamente” durante el primer semestre y por la falta de pago de los fondos correspondientes al sindicato, adeudados hace cuatro meses.

Finalmente, Manuel Gutiérrez, miembro del Consejo Directivo de la Asociación Docente Ademys de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), comentó que si bien los distintos conflictos locales pueden tener sus particularidades, hay un problema unificador relacionado con las “políticas educativas nacionales”. En ese sentido confirmó que tendrán reunión de Consejo Directivo el día miércoles y asamblea el viernes de esta semana “para decidir las medidas de acción correspondientes”.

En cuanto a los reclamos de los docentes de CABA, enumeró, además de la “reapertura inmediata de la mesa salarial”, cuestiones edilicias, falta de construcción de escuelas y problemas con la inscripción (“que sigue siendo caótico”) y las vacantes “que son temas históricos sin resolver”.

El dirigente docente porteño también aseguró que un reclamo específico tiene que ver con el cuestionamiento al nuevo Instituto de Evaluación Docente que “lejos de evaluar a los docentes lo que busca es disciplinarlos a través de una evaluación en la que no queda claro para qué tipo de docentes, para qué tipo de escuela, para qué tipo de sociedad, con evaluaciones que no traen expectativas de logros, que no se sabe qué se va a evaluar, entre otras cosas”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos