Notas

Con Macri el país sumó 32 mil millones de dólares de deuda externa

Con Macri el país sumó 32 mil millones de dólares de deuda externa
septiembre 05
23:58 2016

En los últimos nueve meses Argentina incrementó considerablemente su deuda pública. De esta forma resolvió la escasez de divisas permitiéndole, por ejemplo, levantar el llamado “cepo” o pagar a los holdouts.

Sin embargo, considerando la historia de la deuda en nuestro país y su peso relativo en la economía a lo largo de las décadas, resulta necesario preguntarse por las consecuencias que tiene en el presente y las que tendrá en el futuro de esta política económica.

Pablo Wahren, economista de la Universidad de Buenos Aires e investigador del Conicet, explicó a Notas que “en la última década Argentina se financió fundamentalmente a partir de los ingresos de dólares derivados del comercio. Esto es algo que en los últimos años comenzó a menguar lo que llevó a fuertes restricciones en términos del sector externo”.

Considerando este escenario es que “el macrismo cambió la ecuación en esta nueva gestión”. Wahren remarcó que “hoy te encontrás con que hay dólares para transacciones donde antes no había como, por ejemplo, la compra libre de divisas”. Eso se debe a que Cambiemos “resolvió” esta problemática “a partir del ingreso de deuda externa”.

El total acumulado de deuda es aproximadamente “32 mil millones de dólares desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri”, detalló el economista. Asimismo analizó que “es un número muy significativo” que se explica por “la emisión de bonos nacionales así como también de bonos provinciales y deudas en dólares de empresas públicas como YPF”.

“En paralelo también se está endeudando el sector privado, pero eso ya corre por otra vía. Si bien el Estado lo promueve, no es su responsabilidad directa”, añadió.

La deuda hay que devolverla

Wahren contó que existe una serie de “problemas por financiarte vía deuda externa”, particularmente en las condiciones en las que lo está haciendo el gobierno actual. “Argentina está pagando tasas de interés elevadas que superan ampliamente la media mundial y regional, incluso después del arreglo con los Fondos Buitre”, subrayó el economista.

En ese sentido explicó que “cuando se piensan los fundamentos de esa tasa de interés se observa que no debería estar en esos números porque se trata de un país con un nivel de deuda muy bajo”.

“El problema es que al macrismo eso no le importa y se endeuda igual, pero la deuda se devuelve”, agregó. Al respecto recordó que Cambiemos había prometido “generar confianza” lo cual permitiría “bajar la tasa de interés”, algo que no sucedió.

Para el especialista “la cuestión central es cómo se va a devolver esto”. Hoy por hoy “los compromisos son bajos (porque no se acumulan muchos de los años anteriores), pero en diez años van a tener un peso más elevado. Y lo que va a empezar a pesar más son los intereses de la deuda”, dijo.

Todo esto va a llevar “a discutir el gasto público donde una parte va a tener que estar abocada al pago de intereses”. “¿Van a reducir otras partidas?”, se preguntó Wahren y respondió: “Probablemente sí, ya que fue lo que pasó a fines de los años ‘90”.

La herencia del macrismo

Para tener una mirada integral de este nuevo ciclo de endeudamiento resulta necesario observar para qué fueron utilizados estos 32 mil millones de dólares. “Ocho mil millones fueron para pagar a los buitres; otra buena parte se utilizó para compra de divisas sin finalidad declarada (fuga de capitales); otra se fue a turismo; y el resto se fue a remisión de utilidades de empresas extranjeras”, pormenorizó el economista.

“Es decir que casi toda la deuda que entró ya se fue y no generó en absoluto capacidad de repago”, remató.

Dicho de otra forma, no se utilizó ese dinero para “generar nuevamente dólares y devolver esa plata. Acá la plata ya se tiró”, cuestionó Wahren. “Es una problemática con la que el PRO juega a futuro. Que en el presente no le va a pegar pero es la verdadera herencia que nos va a dejar el macrismo”, concluyó.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Análisis

  • Candidatos todos chabonesCierre de alianzas y algo más

    Por Juan Manuel Erazo. Si la fórmula Fernández-Fernández implica la búsqueda de un gobierno moderado o de transición, la fórmula Macri-Pichetto manifiesta lo contrario. Ambas distan de ser meros movimientos electorales o simples búsquedas de votos. Manejen ciertos niveles de gobernabilidad, cristalizaciones de correlaciones de fuerzas, y ante todo, un escenario que se corre hacia la derecha.

  • Pichetto MacriLos polos se refuerzan y el centro se diluye

    Por Federico Dalponte. El cierre de alianzas dejó sorpresas, pero ninguna como el pase de Miguel Ángel Pichetto al oficialismo. El sueño macrista es que la vía rionegrina al peronismo decante en mayores votos, pero los que dudan son muchos. O quizás Todos.

  • majul (1)La argentina más odiada

    Por Federico Dalponte. La campaña electoral se define en un detalle ortográfico. Para unos, la argentina más odiada es Cristina Kirchner y su estilo, su gobierno, su todo. Para otros, la más odiada es la Argentina actual: endeudada, empobrecida y excluyente.

  • foto: Somos TélamPeriodismo en emergencia: la importancia de comunicar con responsabilidad

    Otro día del periodista nos encuentra luchando en las calles contra los despidos, la precarización laboral, las constantes violaciones al Estatuto del Periodista Profesional y, ante todo, en defensa del derecho a la información. Desafíos y responsabilidades a la hora de construir medios populares, feministas y organizados.

  • 27-05-19 Buenos Aires Inauguración Paseo del Bajo. Foto: Luciano Thieberger.Cambiemos estrena discurso de campaña: una apelación al sentimiento

    Por Federico Dalponte. Todo presidente que aspira a la reelección busca instalar una idea básica: hicimos mucho, falta más, pero vamos en buena dirección. Un repaso por el discurso del macrismo da pautas de una campaña que ya empezó.

  • Fernández FernándezCristina da un paso al costado y dos adelante

    Por Javier Slucki. Como hizo tantas veces durante su carrera política, Cristina Fernández volvió a comunicar las cosas sin admitirlas. Esta vez, aceptando tácitamente que el discurso de choque que el kirchnerismo en el poder adquirió desde el conflicto con el campo, y que le permitió ganar las elecciones de 2011, ya no sirve para generar gobernabilidad.