América del Norte

23 enero, 2017

Trump decretó la salida del TPP y anuló el apoyo a ONGs extranjeras a favor del aborto

A apenas tres días de haber asumido la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump tomó distintas medidas que confirman su discurso de campaña. Por un lado firmó la salida del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés). Por otro, anunció que el Estado dejará de financiar a organizaciones internacionales que realizan o promueven la realización de abortos.

A apenas tres días de haber asumido la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump tomó distintas medidas que confirman su discurso de campaña. Por un lado firmó la salida del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés). Por otro, anunció que el Estado dejará de financiar a organizaciones internacionales que realizan o promueven la realización de abortos.

Además, en su primer lunes en la Casa Blanca firmó una orden ejecutiva suspendiendo toda contratación en el gobierno federal exceptuando las militares.

Ninguna de las decisiones sorprendió a la opinión pública. La salida del TPP fue largamente anunciada en la campaña electoral y ratificada una vez Trump fue electo. Gran parte del slogan de su presidencia (“Make America great again”) se basa en la creación de empleo en territorio estadounidense y en la revisión de los acuerdos comerciales que resultan en que las empresas decidan llevar a países periféricos su producción para ahorrar costos.

El TPP era uno de los principales legados del gobierno de Barack Obama en materia comercial y abarca la creación de estándares comerciales, de inversión, intercambio de información y de propiedad intelectual. Incluye a países asiáticos, oceánicos y americanos como Australia, Nueva Zelanda, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Perú, Singapur y Vietnam y acumulaba cerca del 40% de la economía mundial. Aunque el acuerdo podría llegar a mantenerse es poco probable que subsista sin Estados Unidos. De hecho, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto ya declaró que buscará acuerdos bilaterales con los firmantes del TPP.

En paralelo, el gobierno anunció que renegociará -también lo había anunciado con anterioridad- los términos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA). Para esto mantendrá reuniones con los gobiernos de México y Canadá, los principales miembros. Trump anticipó en su discurso inaugural que la consigna que regirá su gobierno será “compre americano y contrate americano” (“buy American and hire American”).

“Debemos proteger nuestras fronteras de los estragos de otros países produciendo nuestros bienes, robando nuestras compañías y destruyendo nuestros empleos”, afirmó el viernes al asumir el cargo. “La protección nos llevará a gran prosperidad y fuerza”, agregó.

Por otro lado, en lo que la mayoría de los medios internacionales leyeron como una respuesta a la multitudinaria movilización de mujeres del sábado, el presidente firmó otro decreto en el que reinstituye una medida tomada por primera vez en el gobierno de Ronald Reagan (todos los mandatarios republicanos hacen lo mismo al ingresar a la Casa Blanca) que impide que se utilicen fondos federales para financiar organizaciones que promuevan o realicen abortos en el mundo. Esto incluye a quienes se desempeñan en consejerías de salud sexual y reproductiva o de atención sanitaria en general y abordan temáticas vinculadas al embarazo, HIV, distribución de preservativos y anticonceptivos. De acuerdo con la Fundación Naciones Unidas, Estados Unidos es el principal financista de estos servicios de salud en el mundo y el cierre de estos servicios pondrá en riesgo la vida de miles de niñas y mujeres.

El mismo viernes que asumió, Trump había firmado otra orden ejecutiva que encomendaba a todas las dependencias federales “aliviar la carga” del Obamacare, el plan de salud que fue bandera de la administración demócrata. Aunque las implicancias de ese decreto no son del todo claras visto que no tomaba ninguna medida en concreto y que la Patient Protection and  Affordable Care Act fue aprobada por el Congreso, fue una muestra de intenciones. Con mayoría republicana el Parlamento, es de esperarse que la derogación de esa ley sea una de las primeras iniciativas del nuevo gobierno.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos