Notas

Tierra partida: lo demás no importa nada

Tierra partida: lo demás no importa nada
marzo 12
23:06 2017

Tierra partida muestra la presencia de una profunda grieta. Recorre los distintos momentos que marcaron la formulación de dos modelos antagónicos de país. Las disputas y luchas entre unitarios y federales simbolizan la fragmentación de las capas dirigentes en el siglo XIX en la Argentina.

Es un espectáculo teatral interpretado con la estética del clown, una de tantas técnicas que tiene el teatro, método de actuar del payaso trasladado al universo del actor. Un actor clown se diferencia de otro por el estado físico: entrena, trabaja mucho con el cuerpo, realiza caídas, acrobacia y además tiene una conexión especial con el espectador a partir de la mirada y el gesto.

El relato presenta a dos excéntricos historiadores que sostienen dos visiones opuestas del mundo y que se proponen reconstruir la Historia.

Un recorrido sembrado de violencia, muerte, discursos, erotismo y sobre todo, intereses contrapuestos. Detrás de las narices rojas de los actores cobran vida Pancho Ramirez, la Delfina, Sarmiento, Rivadavia, el asesinato de Dorrego, la traición de Urquiza, la Constitución y la sublevación y separación de Buenos Aires… Se coloca en primer plano la imagen de una sociedad partida al medio, agrietada.

“Lo demás no importa nada…” dijo José de San Martín y varios personajes lo repiten en la obra, pero parece que “la nada” que no importa es el Otro, aquel que representa un interés contrapuesto, el que lo disputa. La Historia es una historia de luchas por apropiarse de algo: de la Aduana, de los ríos, de los campos, de las mujeres, del Poder.

Tierra partida pretende mostrar los desencuentros habidos entre los distintos grupos que conformaban la sociedad de ese momento, pero a poco que se agudiza la mirada se puede identificar la persistencia de las divisiones y resentimientos del pasado en los resquemores y odios de la actualidad.

Marcos Arano logró una excelente puesta en escena. Sacó partido de la profundidad de la sala para dinamizar el movimiento de los actores y utilizó inteligentemente los recursos de una muy buena puesta de luces y de una escenografía despojada de imágenes pero dotada de interesantes artefactos móviles. El vestuario, fundamentalmente blanco, quedó resaltado con los juegos de luces. Además, la música original de Ian Shifres y la presencia de los músicos en escena colabora en forma determinante para acercar el drama al espectador.

La excelente actuación del conjunto y de cada uno de [email protected] artistas merece una mención especial y de destaque.

El humor se encuentra presente durante todo el espectáculo, permitiendo al espectador un acercamiento al tema lo más alejado posible de la angustia.

Independientemente de la postura ideológica que la obra presenta, que no es panfletaria, el espectáculo invita a pensar… lo que no es poco.

¡Bravo!

Ben Davis Min

Ficha técnica:
Intérpretes: Alejandro Merino, Eduardo Barrios, Federico Paulucci, Lala Buceviciene, Ezequiel Cotton, Alejandro Jorge Dubal, Camila Cruz, Damian Moguilevsky, Elian Lopez, Jonatan Gastón Peñara, Lautaro Federico Amurri, Nina Ferrari, Victoria Emilia Irusta Dirección: Marcos Arano
Autor: Marcos Arano, Gabriel Graves
Vestuario: Carolina Fernández, Jazmín Savignac
Escenografía: Carolina Fernández, Jazmín Savignac
Iluminación: Alejandro Velásquez
Música Original: Ian Shifres.
Dirección Musical: Ian Shifres
Teatro La Carpintería.
Jean Jaures 858. Ciudad de Buenos Aires
Sábados 20.00 horas

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Teatro

  • Cerca melodia inconclusaCerca: la calesita interminable

    La obra de Tato Pavlovsky dirigida por Juan Washington Felice Astorga representa una mirada profunda sobre la relación de una pareja heterosexual y sus propias incertidumbres frente a cuestiones inevitables como los convencionalismos, la rutina y el paso del tiempo.

  • FrentaFrenta: el dolor en clave de resurrección

    Más allá de su connotación religiosa, el término resurrección -derivado del latín resurgo (levantarse, alzarse)- puede entenderse como una nueva oportunidad. Algo similar ocurre en Frenta, el unipersonal de danza y actuación de Belén Coluccio que puede verse todos los jueves a las 21 hs. en el CC Rojas.

  • Lorca en las trincheras de MadridUna trinchera para Lorca en el barrio de La Boca

    Una excelente puesta en escena, una musicalización en vivo impecable y sin fisuras, un trabajo prolijo, serio y coordinado entre actores, actrices y títeres, y la épica de una de las luchas más tristemente dulces de nuestra historia. Lorca en las trincheras de Madrid, la obra de teatro del Grupo Catalinas Sur, tiene todo eso y un poco más.

  • No me vuelvas a hablar de amorNo me vuelvas a hablar de amor: el cinismo como amenaza del sentimiento

    ¿Qué pasa cuándo el amor es muy parecido al odio? ¿Es su contracara perfecta o hay matices casi invisibles que involucran otras cuestiones? No me vuelvas a hablar de amor es una obra que parece tambalear en el canto de una moneda en que las dos caras terminan por fundirse en una sola. Y esa fundición no es nunca clara ni precisa.

  • La Intemperie de las cosasLa intemperie de las cosas: la existencia como un ahogo resplandeciente

    ¿Quién decide cuándo hablar y cuándo callar? ¿En qué momento la rutina se convierte en un pantano distante de nosotros mismos? Preguntas que sirven de disparadores para "La Intemperie de Las Cosas", una obra de teatro físico, compleja, que requiere una atención particular por parte del espectador acostumbrado al teatro clásico.

  • Refugio-InvisiblesEl Refugio de los Invisibles: parir la libertad

    La obra de Catalina Briski propone quitarse las máscaras de la comodidad. Los invisibles son aquellos que la sociedad elige no ver. Una construcción que surge de negar la mirada que en el fondo es lo mismo que negar su existencia.