Mundo Gremial

6 abril, 2017

El gobierno impulsa la “democratización” de los sindicatos

En pleno paro general, el Ministerio de Trabajo decidió publicar sus “recomendaciones” sobre la realización de elecciones internas en los sindicatos. A la par, avanza entre los diputados oficialistas un proyecto para limitar el mandato de los dirigentes gremiales.

A primera hora de la mañana del jueves, mientras comenzaba el paro general, el gobierno publicó en el Boletín Oficial una serie de recomendaciones dirigidas a las cúpulas gremiales.

Se trata de una norma de escasa entidad jurídica, pero que ya genera preocupación entre algunos dirigentes. “Empezó el ataque a las organizaciones sindicales”, cuestionó por ejemplo Sergio Palazzo, titular de La Bancaria.

La disposición dictada por el director nacional de Asociaciones Sindicales, dependiente del Ministerio de Trabajo, asegura tener por finalidad “procurar una mayor transparencia, pluralismo y mejor organización de los procesos eleccionarios”.

Entre lo absurdo, recomienda la utilización del voto electrónico con el objeto de “evitar los fraudes que conllevarían a un menoscabo de los derechos electorales”. Pero entre lo relevante, exhorta a los sindicatos a garantizar el cupo de género en la composición de las listas.

Éste tal vez sea un punto central si es que el gobierno decide avanzar hacia alguna dirección. “De no verificarse lo expuesto, la autoridad electoral asociacional se encuentra imposibilitada de oficializar a la lista de candidatos de que se trate”, señala la norma.

En agosto del año pasado, el Ministerio encabezado por Jorge Triaca ya había difundido un informe elaborado por la Subsecretaría de Programación Técnica y Estudios Laborales acerca de este punto. “Las mujeres ocupan en promedio el 18% de los cargos de secretario, subsecretario o prosecretario en el conjunto de los 25 sindicatos analizados”, concluyó en aquel entonces.

Por lo pronto, todo parece ser apenas una recomendación. Aunque es evidente que su publicación en esta fecha no fue casual. Lo paradójico sería que Cambiemos, que frenó la paridad de género en el Congreso, utilice ahora una reivindicación loable como mecanismo para incidir en las elecciones sindicales.

En cualquier caso, a la par del Ministerio, que no ahorró tinta en recordar que es la autoridad de aplicación de la Ley 23.551 de asociaciones sindicales, la “democratización” avanza también en la Cámara de Diputados.

La legisladora radical Olga Rista pidió este jueves dar tratamiento a un proyecto de su autoría que busca “frenar los abusos de poder en los sindicatos”. El texto contiene cláusulas que imponen la limitación de las reelecciones, el tiempo de los mandatos y la representación de las listas minoritarias.

“En nuestro país la libertad sindical está siendo coartada por los personalismos y las prácticas que están fuertemente arraigadas en los gremios”, sostuvo la diputada cordobesa.

Aunque todavía es incierta la estrategia final que definirá la mesa chica del gobierno, los primeros movimientos evidencian un objetivo claro: desplazar a los dirigentes actuales. “Voy a dar la batalla contra las mafias que están en los sindicatos”, amedrentó el propio Mauricio Macri esta semana.

Federico Dalponte – @fdalponte

Foto: La Nación

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos