El Mundo

24 abril, 2017

Rajoy y Temer: juntos por el libre comercio y contra Venezuela

El presidente de Brasil y su par español se reunieron este lunes en el Palacio de Planalto. Discutieron cuestiones comerciales, la situación de Venezuela y reafirmaron el impulso del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur. Ambos gobiernos atraviesan fuertes escándalos por casos de corrupción.

Michel Temer, presidente no electo de Brasil y Mariano Rajoy, mandatario español, se reunieron este lunes en el Palacio de Planalto. Se encontraron con empresas y discutieron cuestiones comerciales, la situación de Venezuela y reafirmaron el compromiso de impulsar un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur. Ambos gobiernos atraviesan fuertes escándalos por casos de corrupción.

Temer destacó “las semejanzas” entre las dificultades que afrontan ambos países en materia económica y sonrió al escuchar el relato de Rajoy sobre las reformas del sistema previsional y laboral aplicadas en 2012 por su gobierno: son las mismas que intenta llevar a cabo en Brasil. El presidente electo por el Parlamento tras la destitución de Dilma Rousseff aseguró que su par español es hoy aplaudido unánimemente por tomar esas medidas y que se trata de “una figura que ya hizo historia en España”.

Por su parte, Rajoy felicitó al gobierno brasileño por las medidas económicas y le aconsejó insistir en la búsqueda de seguridad jurídica, previsibilidad y sostenibilidad presupuestaria porque, “a medio plazo, la seriedad en la gestión de los asuntos públicos siempre es recompensada”.

En la reunión que mantuvieron con varias empresas de capital español radicadas en Brasil, Temer alentó las inversiones y planteó las “oportunidades” que se abrirán luego de concretado su plan de privatizaciones, especialmente en el área energética y de infraestructura del transporte. De ese encuentro participaron directivos de Telefónica, Iberia, Repsol, CAF y representantes regionales de Santander, Gas Natural Fenosa, Acciona y Mapfre, entre otros.

Alineados

En una conferencia de prensa en la que no admitieron preguntas, los presidentes expresaron su “profunda preocupación” por la situación de Venezuela, y plantearon que la solución a los problemas del país gobernado por Nicolás Maduro, debe pasar “ineludiblemente” por un llamado a elecciones.

“Coincidimos en que, dado el grado de enconamiento y lo inflamable de la situación, resulta perentoria una solución pactada, pero esta tiene que pasar inevitablemente, ineludiblemente, por devolver la palabra al pueblo venezolano, depositario de la soberanía nacional”, sostuvo Rajoy.

Por otro lado, el presidente español remarcó su posición frente al tratado de libre comercio que ambos países promueven (junto con otros como Argentina) entre la Unión Europea y el Mercosur. “Ambos estamos convencidos de la necesidad de avanzar. España siempre ha sido y continuará siendo una decidida valedora del Acuerdo de Asociación Unión Europea-Mercosur”, dijo. Y agregó: “En estos momentos en los que algunos sienten tentaciones proteccionistas, ambos coincidimos en la importancia de la apertura al exterior y no solo en términos estrictamente económicos”. Temer, por su parte, resaltó el rol que España ha tenido en la negociación del acuerdo y dijo que las posibilidades económicas de todos los implicados “serán más prometedoras” en caso de suscribirse el tratado.

La reunión, que dio inicio a la primera gira latinoamericana de Rajoy en este mandato, en los hechos cosechó solo un puñado de acuerdos de entendimiento en cuestiones como la cooperación en materia de recursos hídricos y de sus escuelas diplomáticas. Pero su relevancia pasó por otros planos.

En febrero, según un comunicado del gobierno español, Rajoy le había ofrecido a Donald Trump ser “interlocutor” de Estados Unidos en América Latina y otras regiones del mundo. Esta gira parece enmarcarse en esa tarea. Para Temer, además, implicó un cierto respiro en el plano internacional, luego de que el Papa Francisco declinara publicamente de visitar Brasil este año.

Ambos presidentes tienen, en la actualidad, índices bajísimos de popularidad. En una encuesta realizada a principios de abril por el Instituto Vox Populi, se consignó que la gestión de Temer tiene sólo un 5% de imagen positiva. Mientras, el líder de la derecha española cuenta, según el sitio eldiario.es con el récord de ser el presidente español peor valorado de la democracia y tres de cada cuatro ciudadanos tienen poca o ninguna confianza en él.

La corrupción golpea fuerte en España

Este mismo lunes, la diputada y referente histórica del Partido Popular (el mismo del presidente español), Esperanza Aguirre, renunció a todos sus cargos tras verse involucrada en un escándalo de corrupción por el que fue detenido y enviado a prisión su ex “mano derecha”, Ignacio González. Aguirre era hasta ahora concejala y vocera del Ayuntamiento de Madrid. Fue previamente ministra, presidenta del Senado y jefa de la Comunidad de Madrid.

El propio presidente, a su vez, deberá declarar como testigo en otro caso de corrupción. Según publicó El Mundo, Rajoy “cobró sobresueldos ilegales durante al menos tres (1997, 1998 y 1999) de los años en que fue ministro del gobierno de José María Aznar”.

El viaje de Rajoy continuará por Uruguay, donde permanecerá el 25 y 26 de abril. Será la primera vez en 19 años que un mandatario español visite el país rioplatense.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos