Notas

Israel negó definitivamente la extradición de un civil colaborador de la dictadura

Israel negó definitivamente la extradición de un civil colaborador de la dictadura
mayo 01
23:03 2017

Desde 2015 se sabe que Teodoro Aníbal Gauto, prófugo de la justicia argentina por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico-militar, reside en Israel. Desde entonces está en curso un pedido de extradición que fue finalmente negado por el Estado judío.

“Luego de dos años de deliberación, Israel ha concluido que no anulará la ciudadanía israelí del argentino Teodoro Aníbal Gauto”, informó la Agencia Judía de Noticias (AJN). El argumento es que Gauto, de 67 años, reside en el país hace más de una década y no ha cometido ningún delito desde entonces.

Asimismo la AJN recordó que fue el periodista argentino-israelí Shlomo Slutzky quien “había presentado una petición” para extraditarlo a la Argentina “con base en una orden de arresto de la Interpol”.

La presencia de Gauto en Israel -que adoptó el nombre de Yosef Carmel- fue dada a conocer el 19 de febrero de 2015 a través de un informe difundido por el Canal 1 de la televisión israelí. La investigación fue realizada por el propio Slutzky quién, además, difundió una entrevista telefónica con el prófugo.

Según se pudo saber en aquel momento, Gauto había llegado a Israel en 2003 junto a su familia y adoptó la ciudadanía israelí gracias a su mujer. Esto se dio en el marco de la “Ley de retorno” que concede residencia y ciudadanía a los judíos o descendientes de judíos hasta tercera generación (y sus familias) que vivan en cualquier lugar del mundo y deseen emigrar a ese país. Actualmente vive en la ciudad de Haifa.

“Yo no tengo ideología, mi trabajo era confeccionar fichas”

Gauto está imputado en la causa Nº 16.419 caratulada “Arias Duval, Alejandro Agustín; Di Pasquale, Jorge Héctor; Romero Pavón, Carlos María y otros s/ homicidio, privación ilegal de la libertad, tormentos y sustracción de menores”. La misma juzgó los delitos cometidos en el Centro Clandestino de Detención (CCD) “La Cacha”, manejado por la Policía Bonaerense entre 1976 y 1978 en las afueras de La Plata.

El juicio se llevó a cabo entre 2013 y 2014 contra 21 acusados de los cuales 15 fueron sentenciados a cadena perpetua y otros cinco a penas menores. Uno fue absuelto.

Debido a que la Justicia argentina no lleva adelante procesos contra personas ausentes, Gauto -acusado de trabajar en ese CCD y ser parte de los servicios de inteligencia- no fue juzgado en ese momento. Sin embargo desde 2011 las autoridades del Ministerio de Justicia pusieron una recompensa de medio millón de pesos por datos sobre su paradero.

“Mientras yo esté en este país (Israel) y medianamente pueda estirar el tema, es decir, jugar con el tema de la extradición, seguiré acá. Si voy a Argentina, me van a encerrar en un calabozo y, obviamente, no estoy preparado para eso”, declaró el prófugo en la entrevista que le brindó a Slutzky en 2015.

Además aseguró: “Yo no tengo ideología y en aquella época, tenía 20 años, y me interesaba tener la pilcha nueva, por eso entré a trabajar ahí”. “Mi trabajo era confeccionar fichas con nombres y apellidos de una lista que me llegaban, en algunas decía comunista; en otras marxista-leninista, y todos los datos que podían tener estas personas. Ese fue todo mi trabajo”, añadió.

En aquel informe de la televisión israelí se señaló que Gauto había sido detenido en 1981 en España por el uso de documento falso y luego también en 2003. Además figura en una “causa por defraudación contra la administración pública nacional” desde 1998, por la cual se ordenó su captura internacional pero fue dejada sin efecto en el año 2009.

“Yo trabajaba en el Banco Central, quise cobrar unos bonos y tengo una causa por defraudación… también estuve un fin de semana en Devoto, o algo por el estilo”, dijo el prófugo.

Por otra parte, en la denuncia presentada por el periodista que llevó a cabo la investigación, se sostiene que el acusado mintió en la declaración jurada que le permitió ingresar a Israel. El texto, que data del 15 de noviembre del 2002, dice: “Con motivo de emigrar desde la República Argentina hacia Israel los suscriptos no tienen causas penales en su contra como así también no existen créditos exigibles, ni fraude a ningún presunto acreedor, que la salida del país se hace en forma pública y notoria y no subrepticia”.

Para Lutzky, que perdió a un primo de su padre en el CCD “La Cacha”, resulta contradictorio que Gauto se encuentre en Israel “amparado bajo la Ley del Retorno que fue establecida en favor de los derechos humanos violados contra los judíos (basada en el drama del Holocausto y la necesidad de un hogar nacional único donde reconstruir la vida), cuando en realidad se está resguardando de la justicia argentina que lo busca por delitos de lesa humanidad”.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Nacionales