Mundo Gremial

4 mayo, 2017

El programa de “primer empleo” que el gobierno firmó con McDonald’s llegó a su fin

En mayo de 2016 el gobierno nacional había firmado un convenio con la multinacional de comida rápida para subsidiar la contratación de jóvenes desocupados. Esta semana el programa concluyó gracias a una medida de amparo interpuesta por diputadas nacionales que alegaban que era “violatorio del orden público laboral, así como del derecho internacional y la propia Constitución Nacional”.

En mayo de 2016 el gobierno nacional había firmado un convenio con la multinacional de comida rápida para subsidiar la contratación de jóvenes desocupados. Esta semana el programa concluyó gracias a una medida de amparo interpuesta por diputadas nacionales que alegaban que era “violatorio del orden público laboral, así como del derecho internacional y la propia Constitución Nacional”.

Al momento de la firma del convenio, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, había asegurado que se trataba de una “excelente noticia”. El acuerdo contemplaba jornadas de cuatro a seis horas diarias por un sueldo de 4500 pesos, 1000 de los cuales eran aportados directamente por el Estado. Fue duramente criticado por entenderlo como una oferta laboral sumamente precarizada para la juventud.

Las diputadas nacionales Araceli Ferreyra, Silvia Horne y Lucila De Ponti, junto al secretario de Juventud de la CTA, Matías Zalduendo presentaron un amparo para que el mismo sea revocado. Este fue avalado por la Cámara Nacional del Trabajo, que en el fallo afirmó que “se hallan en juego derechos de incidencia colectiva en general” y que “están en juego derechos de jóvenes en situación de vulnerabilidad en el convenio de cooperación cuestionado”.

De Ponti sostuvo al respecto que “el convenio es inconstitucional y no respeta los derechos básicos del trabajo”. A su vez, planteó que se trataba de “una puesta en escena de Macri para mostrar que crea trabajo cuando en realidad lo destruye y empobrece al trabajador”. Y subrayó: “Esperamos que en nuestro país no existan más este tipo de acuerdos que se hacen para beneficiar a los empresarios a costa de las y los jóvenes. McDonald’s y el gobierno querían una flexibilización laboral y no se lo permitimos”.

Además del amparo judicial, lo cierto es que el convenio fracasó rotundamente. El gobierno y Arcos Dorados (la razón social de la empresa creadora del Big Mac) habían planificado 5 mil incorporaciones y en la actualidad solamente 700 jóvenes forman parte del plan.

Como publicó Ámbito Financiero, el acuerdo con McDonald’s era, más allá de un emblema para el gobierno, una “prueba piloto de una serie de programas” que la Secretaría de Empleo de la cartera laboral, a cargo de Miguel Ángel Ponte -ex directivo de Techint- pretende impulsar. Según el diario especializado, entre estos se incluye el relanzamiento del sistema de pasantías, dejado de lado por las prácticas abusivas que las empresas llevaban a cabo hacia los estudiantes que participaban de ellas.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos