América del Norte

5 mayo, 2017

Media sanción a la derogación del “Obamacare”

La Cámara de Representantes de EE.UU. votó este jueves el proyecto presentado por el Partido Republicano para desmantelar el plan de salud motorizado por Barack Obama y reemplazarlo con uno impulsado por Donald Trump, retirando al Estado como subsidiario de la cobertura para la población de bajos recursos, entre otras cosas.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó este jueves el proyecto presentado por el Partido Republicano para desmantelar el plan de salud motorizado por Barack Obama y reemplazarlo con uno impulsado por Donald Trump, retirando al Estado como subsidiario de la cobertura para la población de bajos recursos, entre otras cosas.

La votación fue muy ajustada: 217 votos a favor -lo mínimo requerido- y 213 votos en contra -toda la bancada demócrata-. Para Trump es un gran triunfo ya que hizo de las críticas al sistema de salud impulsado por el gobierno de su predecesor uno de los caballitos de batalla de la campaña.

El proyecto, conocido como la Ley Estadounidense de Cuidado de Salud (AHCA, por sus siglas en inglés), deroga disposiciones del Obamacare, incluyendo los subsidios para ayudar a las personas a obtener cobertura, la expansión de Medicaid -programa destinado a personas con bajos recursos- y obligaciones para expandir los seguros médicos.

En reemplazo, la iniciativa de Trump y los republicanos plantea la creación de un crédito fiscal para aquellas personas que necesiten “ayuda” para comprar seguros, aunque en definitiva, tendrá mucho menor alcance y efectividad que el plan creado por la administración Obama para la población de bajos ingresos.

En resumen, el proyecto plantea mayores beneficios a las prepagas para determinar los precios y el alcance de los seguros. Vale recordar que en Estados Unidos el sistema de salud es privado y que los seguros médicos son muy caros y de difícil acceso para la población más vulnerable. Aunque sin resolver los problemas de fondo, el Obamacare había planteado algunas mejoras en la regulación estatal y ciertos beneficios para los sectores más humildes.

Los únicos dos puntos que la reforma no modifica de la legislación anterior son que sigue permitiendo que los jóvenes menores de 26 años permanezcan en el seguro médico de sus padres, y que prohíbe a las prepagas limitar lo que deben pagar para cubrir a una persona.

Es la tercera vez que el gobierno estadounidense presenta al Congreso una propuesta de reforma. Las anteriores habían fracasado por tratarse de iniciativas mucho más duras que no fueron consensuadas ni siquiera al interior de su partido.

El siguiente paso es el Senado, donde los republicanos también tienen la mayoría pero con número más ajustados.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos