Notas

Al mundo le falta un tornillo

Al mundo le falta un tornillo
mayo 08
23:50 2017

La obra se presenta como un ensayo general en el que los once actores y actrices continúan discutiendo sobre las escenas, las resoluciones, los propios registros actorales. Lo que también aporta a la idea de un work in progress, de ser testigo de una investigación teatral en curso.

Y en buena medida lo es. El mundo que somos es el trabajo final de la camada de egresados de 2016 de Moscú, teatro escuela. Elaborando sobre una serie de noticias periodísticas reales, los egresados montaron una sucesión de escenas que releen los hechos desde la parodia luego encadenarlas en una suerte de zapping enloquecido.

Con recursos de murga uruguaya (algunos actores y algunas actrices incluso tienen las caras pintadas) el colectivo actoral abre con una canción para luego dispararse en grupos de dos o tres e ir poniéndole cuerpo y voz a cada una de las escenas.

Así veremos aparecer y desaparecer en sucesión dinámica a un farmacéutico inescrupuloso que medica a clientes y a la propia enfermera para hacerlos “subir” o “bajar” según sea necesario, a un porteño estafador que quiere sacarle dinero a intendentes de pequeños pueblos de la provincia con el cuento de la necesidad de atención hospitalaria para algún niño, a un inocente trabajador rural al que médico y abogado caranchos engañan para que venda un órgano, a una horrible pareja de hermanos que no quieren hacerse cargo de un padre anciano; a un pibe chorro cuyo actor no está seguro de hacerle justicia, a un inspector municipal acosador que clausura un estereotípico centro cultural hippie, a una pareja de arquetípicos gringos televisivos en un programa de Home & Health, etc.

Las transiciones de esta obra a la gorra son dinámicas, la escenografía muta y se adapta con pequeñas y creativas adiciones, los jóvenes actores y actrices responden solventemente incluso en los momentos musicales. El texto no deparará demasiadas novedades para un lector politizado pero en general sabe rehuir la tentación didáctica, excepto tal vez en algunos momentos del monólogo final.

Las referencias políticas a la realidad porteña son una constante, desde la problematización sobre la inseguridad en el discurso habitualmente fascista de los medios o la hipermedicalización para tapar el síntoma, hasta el deporte macrista por excelencia de clausurar centros culturales. También se cuestiona a la ola amarilla en un divertido momento musical en el que se encadenan diversos himnos revolucionarios.

Aún siendo más o menos explícita en lo político, la obra apuesta siempre por el recurso humorístico para relacionarse con esa suma de momentos absurdos y dramáticos que conforman ese mundo enloquecido que somos.

La frase del poeta francés de mediados del siglo XVII Jean-Baptiste Santeul “Enmendar las costumbres riendo” sigue decorando el escenario de algunos teatros satíricos europeos. Y está bien. Especialmente en épocas oscuras, el humor puede ser uno de los recursos políticos más efectivos.

Pedro Perucca – @PedroP71

 

Ficha técnico artística
Actúan: Julieta Eva Carunchio, Juan Pablo Cicilio, María Daniela Cohen, María Eugenia Flores, Federico Foscaldi, Graciela Holubica, Adriana Krasinsky, Paula Mesonero, Horacio Pettinato, Guadalupe Pullol, Graciela Wehbe
Diseño de escenografía: Kenneth Orellana Gallardo
Diseño de luces: Soledad Ianni
Realización de escenografia: Kenneth Orellana Gallardo
Música original: Matías Avaltroni
Diseño gráfico: Antonella Carunchio
Asistencia musical: Mercedes Docampo
Asistencia de dirección: Agustina Arbetman
Producción: Julieta Eva Carunchio, Horacio Pettinato
Dirección: Lisandro Penelas
Web: http://www.moscuteatro.com.ar
Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Teatro, Adultos

MOSCÚ TEATRO
Camargo 506 – Capital Federal – Argentina
Reservas: 2074-3718
Web: http://www.moscuteatro.com
A la gorra

 

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Cocina

  • FernetGuerra virtual con EEUU por plantear que el Fernet es "intomable"

    Hace algunos días la revista MarketWatch publicó un artículo de opinión provocativamente titulado: ¿Es el Fernet la bebida más intomable del mundo? El contraataque quedó sobre todo a cargo de los ferneteros argentinos, que le dijeron de todo. Córdoba retira su embajador de EEUU.

  • arrozconlecheCinco recetas para gritar ¡viva la Patria!

    Un viaje en el tiempo a una cocina rioplatense de principios del siglo XIX devuelve una mesa con varios manjares contemporáneos: mate y chocolate caliente; bizcochos y pastelitos; puchero, carbonada y locro; arroz con leche y mazmorra. Notas te acerca cinco recetas para repasar un poco de historia de paladar argentino.

  • locroLa receta de locro de doña Petrona para este 25 de mayo

    Petrona Carrizo de Gandulfo, más conocida como “doña Petrona”, fue una pionera en llevar la cocina al ámbito mediático. Didáctica e innovadora –su figura creció enseñando a usar cocinas a gas- hoy Notas te acerca uno de sus clásicos: el locro.

  • Bar Los Galgos PortadaBuenos Aires vuelve a tomar café en Los Galgos

    Hace pocos días reinauguró un bar clásico porteño: “Los Galgos” de la esquina de Lavalle y Callao. La familia Ramos, dueña del local desde 1948, decidió vender la propiedad después de que, Horacio Ramos, el último de los hijos del dueño falleciera a fines del año pasado.

  • SONY DSCCinco bares de antaño para conocer el ritual del aperitivo

    Nuestros antepasados italianos que vinieron a poblar estas tierras vivían con menos estrés o, quizás, con preocupaciones de otra índole, lo cierto es que sabían bien como relajar tensiones: con un aperitivo después de trabajar.

  • PizzaPizzerías por los barrios porteños

    La pizza es una gran porción del patrimonio cultural de la gastronomía porteña heredado de nuestras raíces italianas. Los porteños se han apropiado de esta pieza de masa, tomate y queso y han diseminado la formula por la ciudad entera. Un repaso de las mejores pizzerías fuera del circuito de la calle Corrientes y el barrio de Chacarita.