Notas

El acuerdo entre Barañao y Bullrich por CONICET suma inconsistencias y rechazos

El acuerdo entre Barañao y Bullrich por CONICET suma inconsistencias y rechazos
mayo 15
22:38 2017

Tras la difusión de un supuesto convenio con Educación para insertar a los becarios afectados por el recorte en CONICET en las universidades, la cartera de Ciencia admitió que “no hay firma”. Acuerdo interministerial “de palabra”, rechazo de la UBA y críticas de la comunidad científica.

El llamado “Plan de Fortalecimiento de la Investigación en las Universidades Nacionales” que el Ministerio de Ciencia (MinCyT) difundió el miércoles pasado, a través de su sitio web, de la Agencia Télam y de medios nacionales, no deja de sumar críticas y objeciones desde diferentes áreas del campo científico, por “inconsistente”.

Es que al día siguiente de haberlo anunciado con carácter de convenio formalizado entre dos carteras ministeriales nacionales, los funcionarios de Ciencia reconocieron, ante los becarios afectados por el recorte en CONICET, que no existe ni la firma ni hay precisiones, detalles ni avales de las universidades nacionales a las que se los incorporaría. Es más, admitieron que el acuerdo es “de palabra” entre los ministros Lino Barañao, de Ciencia, y Esteban Bullrich, de Educación.

El “Plan” se presentó como un compromiso entre ambos ministerios para la creación de “410 cargos docentes con dedicación exclusiva, nivel Jefe de trabajos prácticos, con reconocimiento de antigüedad” en universidades nacionales, “destinados a los candidatos a la Carrera de investigador que no ingresaron al Consejo de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en 2016”, según reza el anuncio de la cartera de Ciencia.

Pero, además, dispondría a la Agencia de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCyT) para dotar de recursos a los becarios y fondos para investigar durante los primeros tres años.

Las organizaciones que nuclean a los 498 postulantes fueron las primeras en reaccionar, al salir, el jueves, de la reunión de la comisión mixta de seguimiento del acta acuerdo firmada, en diciembre con el gobierno nacional.

“Los funcionarios del gobierno no tienen absolutamente nada firmado y no tienen ningún acuerdo, no tenían nada concreto para mostrarnos, ni siquiera si las universidades ya habían acordado con esto” explicaba una de las investigadoras afectadas que integra la mesa de seguimiento, y que mantiene diálogo “cara a cara” con los funcionarios de Ciencia. La primera debilidad del “Plan interministerial” vino el mismo miércoles que fue publicado cuando, en la reunión de la comisión de Ciencia y Técnica de la Universidad de Buenos Aires, el secretario de Hacienda y Administración de la institución, Emiliano Yacobitti, y la decana de Filosofía y Letras, Graciela Morgade, se opusieron, inmediatamente, a la aplicación del acuerdo en esa alta casa de estudios.

Por su parte, desde la agrupación Jóvenes Científicos Precarizados (JCP) emitieron un comunicado donde cuestionan la inconsistencia de la propuesta al manifestar que los funcionarios del Ministerio “no pudieron argumentar ningún planteo concreto ni entregar un borrador escrito” y objetaron, entre otros puntos, que los funcionarios se desligaron de garantizar, con los cargos ofrecidos, “la promoción a la carrera de investigador del CONICET (en años posteriores)”.

En el mismo sentido también se manifestaron los becarios agrupados en Científicos y Universitarios Autoconvocados de Buenos Aires (CyUA) al explicar, mediante un comunicado, que “los funcionarios presentes notificaron que el acuerdo aún no se ha firmado entre las partes, que es de palabra entre ministros”.

Desde ATE CONICET, la gremial que nuclea a los trabajadores de Ciencia, dialogaron con Notas y subrayaron que el Plan de Fortalecimiento de la Investigación en las Universidades Nacionales “parece más una conversación informal y telefónica entre dos ministros que una política planificada y sustentada en la articulación consensuada con actores del sector de Ciencia y Educación”.

De hecho, a través de un comunicado difundido este martes, se refirieron al Plan presentado por el MinCyT como “cínico e irresponsable” y con “objetivos estratégicos inverosímiles”. En el documento se hace referencia, además, a la falta de definiciones sobre las condiciones laborales, las imprecisiones sobre qué universidades estarían de acuerdo con esta propuesta y sobre el destino del resto de trabajadores que completan la cifra total de afectados.

Notas dialogó también con Diego Hurtado, doctor en Física y miembro del Directorio de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCyT), desde 2014, quien se refirió a la propuesta del MinCyT como “confusa”.

El actual director del Centro de Estudios de Historia de la Ciencia y la Técnica “José Babini” de la Universidad Nacional de San Martín (UNSaM), expresó que “todavía no se mostró nada concreto. Creo que el Ministerio hace esto para ganar tiempo. El problema es que en octubre hay una nueva camada de 500 aspirantes que volverán a quedar afuera de la convocatoria a la Carrera de Investigador, y así por tres años más. Por ahora no veo una solución”.

Por su parte, Fernando Peirano, ex subsecretario de Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva del MinCyT también conversó con Notas para expresarse sobre la propuesta a los investigadores. Opinó que “no es serio que se proponga un plan de tanta complejidad si no se presenta en términos escritos y formales. Un acuerdo de esta magnitud involucra instituciones nacionales, figuras institucionales, un sistema de 52 universidades distintas, y eso, además, dispara distintas fases a lo largo del tiempo”.

Al mismo tiempo empatizó con los damnificados al expresar que ” tiene que haber cláusulas de reaseguramiento, garantías, porque la gente que lo firme quizá no esté en los momentos que estas fases se activen, dos o tres años después, por lo cual me parece razonable la desazón, la prudencia, el pedido y la exigencia de parte de los becarios”.

Eduardo Porto – @PortoEdu

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Opinión

  • Pepsico3Despedicidio

    Por Juan Manuel Erazo. Hubo más de 250 mil despidos desde que Mauricio Macri asumió la presidencia, la mayor parte de ellos del sector privado. Estado ausente, Justicia cómplice, empresarios insensibles, una serie de factores que se articulan detrás de cada trabajador o trabajadora que pierde su fuente laboral.

  • Juana-azurduyJuana Azurduy, más presente que nunca dos siglos después

    Por María Paula García. A 237 años de su nacimiento, la figura de Juana Azurduy nos habla de muchas libertadoras latinoamericanas que dieron su vida por la liberación de la dominación colonial. Mujeres que permanecieron invisibilizadas por la historia tan liberal como patriarcal. Pero nos habla de mucho más.

  • autos-bicisLa bicicleta y la movilidad popular

    Por Irene Fernández. El gobierno nombró a la arquitecta María Belén Cardasz como directora de Movilidad en Bicicleta del Ministerio de Transporte. Más allá del abultado salario que cobrará, que fue noticia durante todo el jueves, ¿realmente se promueve el uso de bicicleta?

  • MeztliMatan a Meztli y no decimos nada

    Por Facundo Cruz, desde Ciudad de México. Hace unos días un comando armado irrumpió en las oficinas de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes de Puebla y acribilló y asesinó a Meztli Sarabia, hija del líder de la agrupación, conocido como "Simitrio". Un nuevo crimen político en el violento México.

  • Bullrich-BuryaileEducándonos para ser el “supermercado” del mundo

    Por Luciano Gasparini. El avance del macrismo y las empresas transnacionales sobre la educación pública dio en las últimas semanas un salto cualitativo: se realizaron dos importantes acuerdos entre el Estado Nacional, algunas provincias y el capital concentrado para la injerencia directa de las empresas del agronegocio y de las mineras sobre la currícula de las escuelas.

  • AnsesLa última cara de la exclusión

    Por Mariela Di Francesco. Un jubilado murió este jueves en el Hospital Interzonal de Agudos de Mar del Plata tras dispararse un tiro en la cabeza en una sede de ANSES. Funcionarios de Cambiemos responsabilizan a los medios, “la pesada herencia” y a la “situación personal” del hombre de 91 años, no así a las medidas y acciones del actual gobierno.