Notas

Manute Bol, entre las ruinas y el éxito

Manute Bol, entre las ruinas y el éxito
mayo 18
22:18 2017

El basquetbolista de 2,3 metros se transformó en uno de los africanos más importantes de la historia. A pesar de su éxito deportivo en la NBA, nunca se olvidó de su pueblo. Ayudó y dio todo por él. Tantos esfuerzos tuvieron sus frutos.

manute1Desde mediados de 2011 el mundo cuenta con un nuevo país independiente: Sudán del Sur es el Estado más joven de la tierra. Situado en la zona central de África, el pueblo sursudanés se caracterizó por estar inmerso en la pobreza. Para peor, prácticamente desde la independencia de Sudán (país del cual se escindió) en 1956 vivió una guerra que acrecentó el hambre y las malas condiciones de vida que hasta hoy perduran.

Sin embargo, dentro de este contexto netamente desfavorable, existió alguien que ayudó y luchó por acabar con la desigualdad social: Manute Bol.

Nacido en Gogrial durante el año 1962, Bol se crió en una familia Dinka, una de las tribus de Sudán, que contaba con una particularidad: la estatura promedio con que contaban todos sus miembros. Manute, con sus 2,3 metros de altura, se relacionó casi instintivamente al deporte, más precisamente, al básquet.

Detrás de esa relación y unas condiciones casi ideales, existía un sueño: “Voy a hacer lo que sea para jugar en la NBA”, afirmó una vez iniciada su carrera.

Tras emigrar hacia Estados Unidos en busca de más oportunidades y lidiar con un idioma nuevo, consiguió una oportunidad en un equipo de universidad. Tras acaparar miradas, a los 23 años fue contratados por el Rhode Island Gulls, y posteriormente pasó al Washington Bullets, donde intentaron equilibrar su físico para que ganara masa muscular.

Para su altura, los 85 kilos resultaban escasos. Aún así, logró debutar en la NBA y en su primer año sorprendió a propios y extraños con 387 tapones, la que terminó siendo su especialidad. No obstante, el éxito de Bol era contrapuesto a la realidad que vivía su país, el que se encontraba en una nueva guerra desde el año 1983.

manute5Triste, impotente y ya con cierto prestigio mundial, el basquetbolista declaró: “Alguien tiene que hacer algo”. Pero nadie lo escuchó.

Manute Bol se adentró en la causa y luchó por ella. Ayudó a los miles de niños que sufrían hambre. Visitó las zonas de catástrofe y de inmediato envió comida para toda la población. Sus más íntimos afirman que gastó toda su fortuna en ayudar a los pueblos más devastados por el conflicto. La nobleza de su persona fue fundamental para que Sudán luche por subsistir durante las guerras civiles.

En paralelo a las muertes y las pobres condiciones de vida en su nación, su carrera seguía dando que hablar y la prensa estadounidense lo transformó en un fenómeno atípico. “Nunca fue tratado como un basquetbolista”, coincidieron distintos compañeros.

En el año 1993, cuando vestía los colores de Miami Heat, la carrera de Bol comenzó a verse afectada por la artritis y, ya en 1995, desde Milwaukee Bucks decidieron interrumpir su contrato sin ni siquiera verlo debutar, a causa de que la enfermedad y el deterioro de sus muñecas y rodillas no le permitían estar en la plenitud física que exigía la competición. Es por esto que luego de cumplir su sueño de jugar en la NBA, el africano jugó en las ligas de Uganda y Qatar antes de ponerle punto final a su carrera.

manute2Pero al concluir su trayectoria como basquetbolista, Bol tuvo otro sueño: lograr el fin de la guerra civil, las muertes y el hambre, para una vez concretado todo esto poder ver cómo Sudán se convertía en un país estable y democrático. El camino no fue fácil.

Sufrió un arresto domiciliario de tres años por negarse a una reunión con los principales políticos, aquellos que anteriormente habían hecho oídos sordos a su pedido de acción. En 2010, murió producto de una deficiencia renal. Apenas un año después, su esfuerzo tuvo premio. Sudán del Sur fue declarado país independiente.

Manute Bol será recordado, entre otras cosas, como el segundo jugador más alto en la historia de la NBA; quizás como el delgado deportista que capturó más de dos mil rebotes a lo largo de toda su carrera. Pero sin duda alguna, también se lo recordará como el deportista que superó muchos obstáculos para cumplir su sueño y dar todo por su pueblo.

Alan Alberdi – @alanalberdi

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Básquet

  • GinobiliTorazo en rodeo ajeno

    Diego Armando Maradona, el "Che" Guevara, Evita, el Papa Francisco, Carlos Gardel y ahora agreguen también Emanuel Ginóbili. Sin ningún lugar a dudas "Manu" ya es un emblema argentino a nivel mundial. Pero, ¿por qué?

  • Manute BolManute Bol, entre las ruinas y el éxito

    El basquetbolista de 2,3 metros se transformó en uno de los africanos más importantes de la historia. A pesar de su éxito deportivo en la NBA, nunca se olvidó de su pueblo. Ayudó y dio todo por él. Tantos esfuerzos tuvieron sus frutos.

  • argentina-españaJJOO: la Generación Dorada en busca de la continuidad histórica

    Probablemente a quienes se sumaron a ver el básquet con el estímulo olímpico les haya quedado un sabor agridulce tras haber perdido el partido con España. Sin embargo, hay que tener claro que Argentina cumplió su objetivo el sábado con Brasil ganando un partido histórico y trazando un hilo de futuro entre los triunfos de la Generación Dorada y las nuevas camadas de basquetbolistas.

  • Argentina preolímpico basquet¿Quién dijo que todo está perdido?

    Hace tan solo unos años parecía que el básquet argentino entraba en decadencia. El fin de la "Generación Dorada", la falta de recambio y la crisis institucional en la federación local auguraban un futuro oscuro. Sin embargo de la mano de Scola y Nocioni y con una nueva camada de jugadores se logró una inesperada clasificación en el perolímpico de México.

  • Emanuel GinobiliUno más y no jodemos más

    La tarde del lunes tuvo una gran noticia, fue un “salto ganado” para arrancar la semana de la mejor manera. El mejor basquetbolista argentino de la historia, Emanuel Ginóbili, anunció en Twitter que seguirá un año más jugando en la elite del básquet mundial.

  • Doble Alejandro Diez Peñarol[VIDEO] Doble de espaldas: en la NBA y en la Liga Nacional

    Hace unos días el ala pivote de Utah Jazz, Trevor Booker convirtió un increíble doble de espaldas golpeando la pelota como en el voley. Este lunes Peñarol de Mar del Plata venció a Obras sobre el final del partido con una jugada similar mediante un tiro de Alejandro Diez. Mirá los dos increíbles videos.