Medio Oriente

22 mayo, 2017

Trump en Arabia Saudita: inversiones, armas y críticas a Irán

El sábado 20 y el domingo 21, el mandatario norteamericano estuvo en Riad, capital del reino saudita, donde fue recibido en el aeropuerto por el mismo rey Salman bin Abdulaziz al Saud. Un acuerdo militar “sin precedentes” fue el resultado de su paso por la tierra de su principal aliado en el mundo árabe.

En su primer viaje al exterior luego de asumir como presidente de los EE.UU., Donald Trump visitó a dos aliados estratégicos en la región de Medio Oriente: Arabia Saudita e Israel. El sábado 20 y el domingo 21, el mandatario norteamericano estuvo en Riad, capital del reino, donde fue recibido en el aeropuerto por el mismo rey Salman bin Abdulaziz al Saud.

Una vez allí, el jefe de Estado norteamericano participó de tres encuentros: una reunión con el rey; otra con los mandatarios del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG, alianza regional que reúne a las monarquías petroleras de Arabia Saudita, Qatar, Bahréin, Kuwait, los Emiratos Árabes Unidos y Omán); y finalmente el encuentro de la Organización para la Cooperación Islámica, espacio que reúne a 57 países. De este último fueron relegados los gobiernos de Siria e Irán, rivales regionales de los anfitriones.

La reunión estaba acompañada por la expectativa de reencarrilar la relación de ambos países. El último período de la administración Obama resultó ser el escenario de tensos desacuerdos que enfriaron la relación, principalmente debido al acuerdo firmado con Irán y que fue resistido duramente por los saudíes.

En su discurso, Trump resaltó el rol que los países de mayoría musulmana juegan en la “guerra contra el terrorismo”; al respecto, alabó al CCG por su esfuerzo en bloquear el financiamiento de grupos terroristas y haber incluido dentro de dicha clasificación al movimiento libanés Hezbollah.

“Es una batalla entre criminales bárbaros, que quieren aniquilar la vida humana, y personas decentes de todas las religiones que quieren protegerla. Es una batalla entre el bien y el mal”, analizó el presidente estadounidense. “EE.UU. no está tratando de imponer nuestro estilo de vida a otras naciones, sino extender nuestra mano en un espíritu de cooperación y confianza”, añadió.

Complaciendo aún más a sus aliados, cargó con dureza contra el gobierno de Irán, al que culpó como el principal responsable por el caos y la inestabilidad de la región por prestar apoyo económico y militar a diferentes milicias y grupos armados en Irak, Yemen y El Líbano. Aún así, se cuidó de diferenciar al gobierno de la “riqueza y cultura” del pueblo iraní.

Los jefes de Estado anunciaron la firma de convenios y acuerdos económicos por un valor de más de 380 mil millones de dólares entre EE.UU. y Arabia Saudita. Esto incluye unos 110 mil millones en armamento y equipos militares para proveer a las fuerzas armadas saudíes.

Sean Spicer, secretario de prensa de la Casa Blanca, lo definió como “el acuerdo militar [con un solo país] más grande de la historia de Estados Unidos, negociando un paquete que suma más de 109.700 millones de dólares”. Asimismo añadió que se trata de “una gran noticia para las compañías estadounidenses y los trabajadores estadounidenses que se beneficiarán”.

En el mismo sentido el ministro de Relaciones Exteriores saudí, Adel al Yubeir, calificó la negociación “histórica” y “sin precedentes”. También remarcó que la visita de Trump “supone un punto de inflexión en las relaciones” entre Washington y Riad.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos