Notas

Estadio Nacional: el centro clandestino de detención más grande de Latinoamérica

Estadio Nacional: el centro clandestino de detención más grande de Latinoamérica
junio 09
02:48 2017

Cientos de hombres y mujeres permanecieron secuestrados en pequeñas habitaciones frías y oscuras, algunos en baños. Más de 200 personas dormían en el piso, calefaccionándose con su propia respiración. Esperaban poder ver, al menos una vez al día, el sol caer de lleno en su frente. El Estadio Nacional de Chile los aplastaba sin que ellos se dieran cuenta.

No sobraba tiempo para esconder a los militantes secuestrados, por eso, el mismo 11 de septiembre de 1973, día en que comenzó la dictadura comandada por Augusto Pinochet en Chile, se llenaron colectivos con detenidos.

Chile 4Adam Schesch, académico norteamericano que estuvo diez días secuestrado recuerda: “Primero fuimos llevados en un micro con unas 15 personas a la Escuela de Suboficiales, donde vimos a un grupo de carabineros felicitándose por las nuevas promociones. Se juntó más y más gente en el micro y fuimos llevados al Estadio Nacional”.

Al mejor estilo de la Alemania Nazi, era necesario encontrar campos de concentración que los tuvieran aislados de la vida en sociedad.

Sin embargo, la reclusión social no era el único fin buscado por los militares. El exterminio era su bandera, por lo que los detenidos ilegalmente eran sometidos a todo tipo de torturas: descargas eléctricas, golpes, vejaciones psicológicas y violaciones. Sin contar la mala alimentación y hacinamiento. Solo algunas de las mujeres, que estaban detenidas en salones distintos a los de los hombres, contaban con colchonetas.

Algunos organismos internacionales de defensa de los derechos humanos intentaron brindar ayuda desde la denuncia y las donaciones: más que nada frazadas, teniendo en cuenta el frío que debían soportar los detenidos. Tampoco estaban autorizadas las visitas, ni de familiares ni de abogados.

Los tiempos de reclusión en el recinto eran variables: algunos eran liberados después de algunas semanas, otros eran trasladados hacia otros campos de concentración. Otros no volvían.

Durante los días que estuvieron presos Adam y su ex esposa Pat Garret (también detenida) se prometieron ser un testimonio vivo de lo sucedido allí. Entendieron que la memoria se construiría una vez afuera, y para ello debían obligarse a mantener su salud mental. Es así que la por aquel entonces joven pareja se encargó de llevar un conteo aproximado de la gente asesinada.

En una entrevista con Luis Klener, para el sitio web Punto Final, Schesch cuenta que “se sacaban grupos de detenidos cinco a siete veces al día (…) Se les amarraban los brazos a la espalda y les hacían registrar sus nombres en una mesita. Luego doblaban hacia la derecha de la cancha y se iban custodiados por soldados”. Además, recuerda que los fusilamientos se llevaron a cabo los días 15, 16, 17 y en la mañana del 18 de septiembre, día en que él escuchó la última descarga de fusiles automáticos.

Chile 1“Cada vez que la fila de detenidos doblaba a la derecha, llegaba un oficial que encendía los motores de ventilación en el costado de los camarines, donde había entre 75 a 150 detenidos en cada uno. Los motores, que aún siguen en el mismo lugar, eran usados para que los prisioneros no escucharan los fusilamientos. Yo y mi ex esposa los oímos porque estábamos contra una pared que da a la cancha”, recuerda Schesch, quién asegura que los fusilados durante aquellos días no fueron menos de 400.

Los compromisos adeudados por parte de Chile con la FIFA obligaron a Pinochet y su grupo de amigos represores a abandonar el estadio y buscar nuevos centros clandestinos de detención. Se debía jugar la vuelta del partido ante la Unión Soviética por la clasificación al mundial de Alemania 1974 (la ida había sido empate sin goles en Moscú).

Los funcionarios de la Federación Internacional del Fútbol visitaron el lugar para asegurarse de que se encontraban las condiciones básicas para que se dispute el partido. Sin embargo, no estaban muy preocupados por la realidad política y social del país.

Gran parte de los detenidos fueron llevados a punta de pistola hacia la oscuridad de los vestidores, obligados a guardar silencio. Sin embargo, otra parte minoritaria de prisioneros permanecieron en las tribunas, en tablones de madera donde pasaban gran parte del día. Felipe Agüero fue uno de ellos y contó al diario New York Times: “Queríamos gritar, decirles ‘Oigan, aquí estamos, mírenos’. Pero ellos sólo estaban interesados en el césped de la cancha”.

Chile 2Sin embargo, la Unión Soviética -al tanto de lo que sucedía en el país- se negó a jugar aquel encuentro. “Por consideraciones morales los deportistas soviéticos no pueden en este momento jugar en el estadio de Santiago, salpicado con la sangre de los patriotas chilenos”, declararon. La FIFA dio el encuentro por ganado a Chile.

Se estima que durante los dos meses que funcionó el centro clandestino de detención, hubieron alrededor de 40 mil detenidos. Según un informe de Inteligencia de la CIA del 20 de diciembre de 1973, los detenidos extranjeros fueron 552, la mayoría de países latinoamericanos.

Pasadas más de cuatro décadas, el Estadio Nacional funciona como un museo por la memoria en la actualidad. Además, fue declarado patrimonio nacional y monumento histórico. En lo que alguna vez fueron salones de torturas y pasillos oscuros hoy florece la memoria de un pueblo. Los tablones donde los detenidos pasaban horas y horas siguen intactos entre las gradas -fue la única parte del estadio que no sufrió modificaciones-. Un cerco las protege, en conmemoración a las vidas dejadas allí por una patria más justa. En la salida de los túneles a la cancha hay un cartel que dice: “Un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro”.

Ezequiel Maestú – @emaestu

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Derechos Humanos

  • Aborto CongresoAborto: la diferencia entre provincias a favor y en contra

    La media sanción de la Cámara de Diputados a la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo dejó entrever la divergencia de opiniones y lecturas de la realidad que existen entre legisladores de las distintas provincias argentinas.

  • aborto-vigilia13J: cronograma, vigilia y el desembarco de la marea verde

    Se apruebe o no la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo este miércoles será una fecha histórica y el movimiento de mujeres apunta a la movilización social, la militancia y el activismo en la calle para que el recinto sancione la ley.

  • Curas-abusosexualLa justicia investiga a dos jerarcas católicos acusados de encubrir abusos de menores

    El tribunal de Juicio y Apelaciones de Paraná, que condenó al sacerdote Justo José Ilarraz a 25 años de prisión por abuso de menores, entre 1984 y 1993, en el Seminario Arquidiocesano Nuestra Señora del Cenáculo de dicha localidad, investiga al cardenal Estanislao Karlic y al arzobispo de Entre Ríos, Juan Alberto Puiggari, por encubrimiento del delito.

  • CUDEl traslado de la cárcel de Devoto: ¿qué significa el CUD para sus estudiantes?

    Franco es estudiante del Centro Universitario de Devoto (CUD) y, ante la noticia del traslado de esa unidad del Servicio Penitenciario Federal que se pretende llevar a cabo, decidió contar qué significa para él este espacio cuya continuidad no está garantizada.

  • yo-voto-aborto-legalEl aborto legal en el Mundo: ¿qué dicen las estadísticas?

    A tres días de que la Cámara de Diputados de la Nación Argentina vote si el aborto debe ser legal o no, vale hacer un repaso por los países que despenalizaron esta práctica para saber como influyó en los índices de muertes maternas y en la cantidad de interrupciones voluntarias del embarazo realizadas.

  • patricia-bullrichPatricia Bullrich tildó de "mentiras" las denuncias por torturas a militantes villeros

    La ministra de Seguridad brindó una conferencia de prensa en la que, tal como había avisado a las redacciones de los medios nacionales durante el Día del Periodista, abordaría la denuncia de la revista villera La Garganta Poderosa sobre las torturas realizadas por prefectos a habitantes de la villa 21-24.