Notas

La Corte se suma a la cruzada contra los juicios laborales

La Corte se suma a la cruzada contra los juicios laborales
julio 04
23:03 2017

En un fallo que se dio a conocer este martes, la Corte Suprema de Justicia resolvió que las y los trabajadores deben pagar el costo del proceso judicial cuando pierden, aún si la responsabilidad del resultado fuera producto de la negligencia o renuencia del mismo trabajador.

La resolución de la Corte, firmada por los jueces Lorenzetti, Highton de Nolasco, Maqueda y Rosenkrantz, fue a partir de la causa “López, Enrique Eduardo c/ Horizonte Compañía Argentina de Seguros Generales S.A. s/ accidente – ley especial”. Enrique López sufrió un accidente en el camino a su trabajo que lo dejó parcialmente incapacitado. Por eso, reclamó ante la justicia laboral que la ART de su empleador le pagara la indemnización prevista en la ley 24.557 de riesgos del trabajo.

Al ser citado en varias oportunidades por la Justicia para ser revisado por un perito médico, López no se presentó, lo que provocó que la acción fuera rechazada ante la imposibilidad de comprobarse si efectivamente estaba incapacitado. Ante la interrupción del proceso judicial, la Sala III de la cámara laboral porteña resolvió que los honorarios de los profesionales que intervinieron en el juicio tenía que pagarlos la compañía aseguradora demandada ya que, argumentaron, de lo contrario se violaría el derecho de acceso a la justicia consagrado por los arts. 8 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

La Corte, este martes, revocó esa decisión, argumentando por un lado que no se verificaba que se hubiera puesto en cuestión el derecho del trabajador a formular su reclamo ante los tribunales competentes y, por otro, que “no había motivos válidos para para apartarse de la regla legal que establece que quien pierde un juicio debe pagar los gastos por honorarios que ese juicio originó”.

Para el abogado laboralista y columnista de Notas, Federico Dalponte, “lo primero que cabe preguntarse es por qué la Corte saca este tema precisamente ahora, cuando el Ejecutivo insiste en ‘la mafia de los juicios laborales'”. “Hay que recordar que la Corte no tiene un plazo legal para fallar. Lo puede hacer cuando quiera”, explicó.

Además, indicó por qué un fallo que “a primera vista parece inocente” abre “enormes interrogantes para el resto de los trabajadores, fuera del caso concreto”. Es que, hasta ahora, “ganara o perdiera, siempre el obrero estaba exento del pago de costas”.

Por otro lado, Dalponte señaló que el caso puntual sobre el que la Corte se posicionó “no es común, está lejos de ser la regla. No debe haber más que un puñado de casos similares a éste”. Pero igual el máximo tribunal “se paró sobre él para desalentar los juicios laborales. Tuvo el objetivo evidente de infundirle miedo a los trabajadores. Y le brindó una herramienta notable a las empresas, que ahora podrán citar este antecedente para evitarse las costas de aquellos juicios que ganen”.

“Lo más probable es que esto sirva como un desincentivo para aquel trabajador que esté pensando en reclamar”, afirmó, ya que la sola posibilidad de tener que afrontar de su bolsillo los suntuosos gastos de un proceso judicial “hará que el trabajador se replantee la conveniencia de demandar a su empleador”.

Por último, el abogado destacó que el propio sistema “ya dificulta la respuesta integral para el trabajador: desde las instancias de mediación obligatorias donde el trabajador acepta por necesidad menos de lo que le corresponde, hasta las comisiones médicas forzosas de la nueva ley de riesgos de trabajo, y ahora esto”.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Análisis

  • macri-vidalCuál es el escenario para "Juntos por el Cambio" de cara a octubre

    por Federico Dalponte. El oficialismo se alineó bien a la derecha del centro, coqueteando a último momento con Amalia Granata, Darío Lopérfido y Alberto Asseff. Un cierre de listas que pretende captar los votos de José Luis Espert, más que seducir a los de Roberto Lavagna.

  • Macri PichettoMacri-Pichetto o la salida del clóset del peronismo antipopulista

    Por Javier Slucki. Si la jugada de incluir a Miguel Pichetto en la fórmula resulta en lo inmediato inentendible desde lo electoral, es porque lo es. Lo cual no quiere decir que sea inexplicable desde todo punto de vista.

  • ASIAbuso sexual en la infancia: un problema de género en un sistema patriarcal

    La estadísticas dan cuenta que una de cada cinco mujeres y uno de cada trece varones fueron víctimas de abuso sexual en la infancia, en donde el 80% de los abusos son intrafamiliares y los abusadores son el 95% varones. Si bien en el último tiempo las denuncias de abuso sexual contra les niñes y adolescentes aumentaron, se calcula que de cada 1000 casos solo 100 se denuncian y apenas uno se condena.

  • Candidatos todos chabonesCierre de alianzas y algo más

    Por Juan Manuel Erazo. Si la fórmula Fernández-Fernández implica la búsqueda de un gobierno moderado o de transición, la fórmula Macri-Pichetto manifiesta lo contrario. Ambas distan de ser meros movimientos electorales o simples búsquedas de votos. Manejen ciertos niveles de gobernabilidad, cristalizaciones de correlaciones de fuerzas, y ante todo, un escenario que se corre hacia la derecha.

  • Pichetto MacriLos polos se refuerzan y el centro se diluye

    Por Federico Dalponte. El cierre de alianzas dejó sorpresas, pero ninguna como el pase de Miguel Ángel Pichetto al oficialismo. El sueño macrista es que la vía rionegrina al peronismo decante en mayores votos, pero los que dudan son muchos. O quizás Todos.

  • majul (1)La argentina más odiada

    Por Federico Dalponte. La campaña electoral se define en un detalle ortográfico. Para unos, la argentina más odiada es Cristina Kirchner y su estilo, su gobierno, su todo. Para otros, la más odiada es la Argentina actual: endeudada, empobrecida y excluyente.