Notas

La Bonaerense desalojó violentamente Pepsico

La Bonaerense desalojó violentamente Pepsico
julio 13
10:20 2017

Luego de una noche y madrugada en que se desplegó un fuerte operativo policial en las inmediaciones de la planta de Pepsico en Florida, Vicente López, las fuerzas de seguridad procedieron a desalojar con golpes, balas de goma y gas pimienta la fábrica, donde se encontraban las y los trabajadores despedidos y organizaciones solidarias. Hay al menos cinco detenidos.

El operativo fue ordenado por la jueza de Garantías N°3 de San Isidro, Andrea Rodríguez Mentasty a pedido del fiscal Gastón Larramendi. Los trabajadores venían denunciando hace varios días que esto ocurriría y pedían la intervención del Ministerio de Trabajo.

Durante la noche del miércoles se apostaron en las inmediaciones de la fábrica varios vehículos de Gendarmería con agentes de Infantería de la Policía Bonaerense adentro. Alrededor de las ocho de la mañana, alrededor de 200 efectivos procedieron a desalojar primero la calle y veredas alrededor de la planta y luego ingresaron al edificio, donde arrinconaron a cerca de 50 trabajadores en el techo.

El conflicto en Pepsico comenzó el 20 de junio cuando la multinacional de capitales estadounidenses despidió a 600 trabajadores y anunció el cierre de la planta de Florida, para relocalizar la producción en Mar del Plata. “Quieren barrer con todos en la planta, poner una nueva firma y tercerizar. Tomar compañeros contratados para flexibilizar el trabajo”, había denunciado Luis Medina, delegado de la fábrica, sobre las intenciones patronales.

Medina también afirmaba que no se trata de una empresa en crisis: “Es una multinacional que factura millones por año. Maneja el 80% del mercado de snacks en Argentina, Paraguay y Uruguay así que prácticamente es un monopolio”, sostenía.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Cine y TV

  • DamnationLa clase obrera, el hecho maldito de la nación yanqui

    Iowa, 1931. Eso marcan las letras escritas con tipografía de máquina de escribir al comienzo de Damnation mientras el pastor Seth clava una proclama que reza "Ajuste de cuentas entre Dios y Estados Unidos". La serie, ambientada en plena crisis económica, da cuenta a lo largo de sus diez capítulos del auge de la lucha de clases en un país que se ha encargado sistemáticamente de negarla.

  • Pink FlamingosPink Flamingos: el gesto libertario de hacer lo que no se debe

    Mientras la industria cinematográfica local sufre una de sus mayores crisis, el BAFICI desembolsa el presupuesto más grande de su historia y, entre otras cosas, lo trae a John Waters acompañado de una retrospectiva de sus películas. Entre los títulos del mítico director que conformó la Neo Vanguardia Norteamericana se encuentra Pink Flamingos, la primera de su Trash Trilogy.

  • Cuentame como pasóCuéntame cómo pasó: una serie necesaria

    Lo primero que nos lleva a Cuéntame cómo pasó (CCP) es la sospecha: una tira que habla sobre la dictadura filmada, producida y emitida en la Televisión Pública a diario en tiempos del 2x1 y genocidas que se van a sus casas invita a saber de qué va la cosa.

  • El Padrino 1El Padrino: 4 escenas para el recuerdo

    Un 15 de marzo de 1972 se estrenó El Padrino, catalogada por la crítica como una de las mejores películas de todos los tiempos.

  • Lisa Jeremías SpringfieldSe "agrandece" el diccionario estadounidense

    La famosa editorial estadounidense Merriam-Webster agregó a su diccionario una palabra inventada por la serie Los Simpson en los años '90. Se trata de embiggens ("agrandece" en la traducción para América Latina), utilizada por el fundador del pueblo, Jeremías Springfield.

  • Oscar-2018-mujeresEl #8M de los Oscar

    De la mano de las mujeres -en un negocio colmado de hombres, con películas que estereotipan cualquier representatividad que se aleje del patriarcado clásico y de la familia norteamericana con casa, dos hijos y un perro- llegó el tiempo de un cambio de paradigma profundo y real. La última entrega de los premios Oscar sufrió una ola revitalizante de reclamos femeninos.