Notas

Entre dos mundos: dos mujeres frente a un abismo

Entre dos mundos: dos mujeres frente a un abismo
julio 13
20:52 2017

El número de producciones del cine israelí viene creciendo los últimos años en forma sostenida aunque se conoce poco de dicha cinematografía en nuestro país. En este caso es el turno de la ópera prima de la realizadora Miya Hatav, Entre dos mundos (Bein Haolamot).

Un joven guardián de seguridad privada, Oliel, fue gravemente herido en un atentado. La voz en off del locutor trasmite la noticia, el muchacho fue derivado de urgencia a un hospital de Jerusalén. Hacía tiempo que se había ido de la casa de sus padres y no tenía contacto con ellos. Los padres son judíos religiosos. El abandonó esa práctica, situación que determinó una profunda separación entre ellos.

La película comienza cuando Bina, la madre, alertada por las noticias, se dirige al hospital mientras que también llega Amal, su novia, intentando verlo y saber de él, pero sin revelar quién es. La muchacha no solo no es religiosa practicante sino que además es árabe y su novio siempre ocultó esta relación a la familia.

Ella simula cuidar a un anciano que no tiene visitas para de esa manera estar cerca de su pareja. En ese ámbito va creciendo una relación entre las dos mujeres sostenida por la mutua necesidad de fortalecimiento frente la incertidumbre por la suerte de sus “familiares”. La muchacha está sola con su desesperación, ella también se alejó de su familia. Bina también está sola, su marido se aferra a conjuros, rituales y supersticiones en lugar de estar junto a su hijo, no la acompaña. Encuentros de circunstancia en los pasillos del hospital las van acercando.

Entre dos mundos muestra los profundos prejuicios raciales, religiosos y políticos que se viven en la sociedad israelí. Un aspecto más de la difícil convivencia entre judíos y árabes en un mismo territorio, con ciudadanos de primera y de segunda, con odios y resquemores alentados por la ignorancia y seguramente exacerbados por quienes se benefician con la guerra en uno y otro bando. Bina podría soportar que su hijo hubiera dejado la vida religiosa, que Amal no fuera una mujer religiosa, pero no puede aceptar que la joven sea árabe. Va más allá de toda comprensión. Se le presenta como un abismo infranqueable, una traición, un castigo del cielo.

La película es ante todo una historia de mujeres, de la condición femenina, de una madre y de una amante frente a un hecho excepcional, determinante y último. La directora ha llevado adelante el conflicto en el marco de un relato íntimo. La cámara permanece muy próxima a los protagonistas y la acción transcurre casi siempre en el interior del hospital. Es un film de muy bajo costo encarado y resuelto con éxito apoyándose en un muy buen guión.

Se destaca las muy buenas actuaciones de las protagonistas femeninas, Maya Gasner y de la actriz palestina Maria Zreik.

Buena película.

Ben Davis Min

Ficha técnica
Título original: Bein Haolamot
País: Israel
Año: 2016
Guión y dirección: Miya Hatav
Elenco: Maria Zreik, Maya Gasner, Yoram Toledano, Avi Dangur, Jamil Khoury, Veronica Nicole y Menahem Tsabari
Producción: Elad Peleg
Música: Jonathan Bar-Giora
Fotografía: Ran Aviad
Edición: Nisim Massas
Casting: Keren Elrom
Duración: 90 minutos

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Cine y TV

  • Las-hijas-del-fuego"La flor" y "Las hijas del fuego", ganadoras de la 20° edición del Bafici

    La flor, de Mariano Llinás, obtuvo el premio a la mejor película en la competencia internacional del 20° festival Bafici. Además, Elisa Carricajo, Valeria Correa, Pilar Gamboa y Laura Paredes, que forman el grupo teatral "Piel de Lava" y protagonizan el film, compartieron el premio a mejor actriz. En la competencia nacional, resultó premiada Las hijas del fuego, de Albertina Carri.

  • DamnationLa clase obrera, el hecho maldito de la nación yanqui

    Iowa, 1931. Eso marcan las letras escritas con tipografía de máquina de escribir al comienzo de Damnation mientras el pastor Seth clava una proclama que reza "Ajuste de cuentas entre Dios y Estados Unidos". La serie, ambientada en plena crisis económica, da cuenta a lo largo de sus diez capítulos del auge de la lucha de clases en un país que se ha encargado sistemáticamente de negarla.

  • Pink FlamingosPink Flamingos: el gesto libertario de hacer lo que no se debe

    Mientras la industria cinematográfica local sufre una de sus mayores crisis, el BAFICI desembolsa el presupuesto más grande de su historia y, entre otras cosas, lo trae a John Waters acompañado de una retrospectiva de sus películas. Entre los títulos del mítico director que conformó la Neo Vanguardia Norteamericana se encuentra Pink Flamingos, la primera de su Trash Trilogy.

  • Cuentame como pasóCuéntame cómo pasó: una serie necesaria

    Lo primero que nos lleva a Cuéntame cómo pasó (CCP) es la sospecha: una tira que habla sobre la dictadura filmada, producida y emitida en la Televisión Pública a diario en tiempos del 2x1 y genocidas que se van a sus casas invita a saber de qué va la cosa.

  • El Padrino 1El Padrino: 4 escenas para el recuerdo

    Un 15 de marzo de 1972 se estrenó El Padrino, catalogada por la crítica como una de las mejores películas de todos los tiempos.

  • Lisa Jeremías SpringfieldSe "agrandece" el diccionario estadounidense

    La famosa editorial estadounidense Merriam-Webster agregó a su diccionario una palabra inventada por la serie Los Simpson en los años '90. Se trata de embiggens ("agrandece" en la traducción para América Latina), utilizada por el fundador del pueblo, Jeremías Springfield.