Cultura

23 julio, 2017

“Buscando a Lenin”: la historia de las estatuas del líder soviético en Ucrania

Para 1991, cuando la Unión Soviética se desintegró y Ucrania proclamó su independencia, había en el país 5500 estatuas y bustos de Lenin. Era la nación con mayor proporción de monumentos del líder de la Revolución Rusa en relación a su población. Una ley de 2015 ordenó destruirlas y dos periodistas fueron a buscarlas.

Para 1991, cuando la Unión Soviética se desintegró y Ucrania proclamó su independencia, había en el país 5500 estatuas y bustos de Lenin. Era la nación con mayor proporción de monumentos del líder de la Revolución Rusa en relación a su población. Una ley de 2015 ordenó destruirlas y dos periodistas fueron a buscarlas.

Looking for Lenin (Buscando a Lenin) es el nombre del libro del fotógrafo suizo Niels Ackermann y el periodista francés Sebastien Gobert publicado en junio de este año.

Lenin 1

Ambos eran corresponsales en Ucrania durante las protestas del llamado Euromaidán y posterior derrocamiento del presidente Víctor Yanukovich en 2014. Unas semanas antes del golpe de Estado, el 8 de diciembre de 2013, Ackerman estuvo en la plaza Bessarabska de Kiev, cuando la multitud pro-europea y financiada desde Occidente, derribó la estatua de Lenin. Sacó fotos en el momento, pero al día siguiente cuando regresó, no quedaban rastros del monumento. ¿A dónde había ido Lenin?

Esa pregunta le hizo el suizo a su colega francés. “Nos dimos cuenta de que no teníamos absolutamente ninguna idea”, contó Gobert al New York Times. Así comenzó la búsqueda.

Lenin 6

Amor y odio

En 2015 el gobierno ucraniano surgido del golpe -y que desató la guerra civil que atraviesa hasta el día de hoy al país- sancionó una serie de leyes para eliminar los símbolos y estatuas relacionadas con el pasado comunista de Ucrania. Fue así como la imagen del 8 de diciembre de 2013 se comenzó a repetir en todo el territorio, a excepción de las regiones autoproclamadas independientes de Lugansk y Donetsk.

Ackerman y Gobert decidieron entonces registrar que había pasado con esas 5500 estatuas de Lenin. En cada lugar que encontraban una la fotografiaban así como estaba, dejando rastro de las múltiples intervenciones realizadas por la población.

Algunas fueron brutalmente destruidas, otras pintadas con los colores de Ucrania, una reemplazada por un inodoro y otra -quizás la más llamativa- reconvertida en Darth Vader, el villano de la Guerra de las Galaxias.

Lenin 5

Sin embargo los periodistas también dieron con gente que había decidido rescatar las estatuas o bustos del dirigente de la primera revolución obrera triunfante de la historia. Guardadas en casas o talleres, algunas familias preservaron el pasado del país que durante 70 años fue una República Socialista Soviética.

Incluso, no en todos estos casos, fue por un respeto o admiración al comunismo. Una de las historias que se relatan en Looking for Lenin cuenta de un hombre al que “realmente no le importaba Lenin, pero la estatua estaba en el centro del pueblo y fue el lugar donde besó a su esposa por primera vez”.

Lenin 3

“Pronto nos dimos cuenta de que era algo muy profundo y muy serio y significaba mucho para la Ucrania contemporánea”, explicó Gobert. “No es que si fueras al este querrían a Lenin, pero si vas al oeste, quieren destruirlo. Estas diferencias no sólo pasan por la geografía, pasan por generaciones, por criterios sociales y criterios económicos, a través de lo urbano y lo rural”, añadió el periodista francés.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos