Géneros

23 agosto, 2017

Johana Ramallo y la marcha lenta de la justicia

Hace casi treinta días que se está buscando a Johana y todavía no hay un sólo indicio de su paradero. El pasado martes 22 a las diez de la mañana, familiares y amistades de la joven tomaron de forma pacífica y durante más de dos horas el Consejo de Provincial de las Mujeres, dependiente de la secretaría de Derechos Humanos bonaerense.

Hace casi treinta días que se está buscando a Johana y todavía no hay un sólo indicio de su paradero. El pasado martes 22 a las diez de la mañana, familiares y amistades de la joven tomaron de forma pacífica y durante más de dos horas el Consejo de Provincial de las Mujeres, dependiente de la secretaría de Derechos Humanos bonaerense. Para acelerar y profundizar su búsqueda, las abogadas de la familia pidieron en Fiscalía el cambio de carátula de “averiguación de paradero” a “desaparición de persona”.

A las cinco de la tarde del 26 de julio, Johana Ramallo salió de su casa ubicada en La Plata. Habló con Marta Ramallo, su mamá, para avisarle que volvía alrededor de las nueve de la noche. Habían quedado en cenar juntas. La última imagen que hay de ella proviene de las cámaras de seguridad de la estación YPF de avenida 1 y 63, que capturaron el momento en que Johana entró al baño del lugar. Tiene 23 años, tez blanca y pelo negro; ese día llevaba puesto un jean nevado oscuro, una campera Reebok y zapatillas blancas Nike.

Al día siguiente, Marta se dió cuenta de que no había vuelto a dormir, salió a buscarla por los hospitales e hizo la denuncia ante la Justicia. “Sabemos que Johana no se fue por voluntad propia, porque no había motivos para que lo haga”, escribieron en un comunicado, familiares, amigos y compañeras del Ellas Hacen, un programa de cooperativas del que participaba hacía meses. A la búsqueda también se sumaron distintas organizaciones sociales, políticas y colectivos de mujeres independientes para llevar adelante medidas que aceleren la investigación judicial a cargo de la titular de la UFI Nº 2 Betina Lacki, responsable de la UFI Nº2 de La Plata, con la intervención del Juzgado N°5 a cargo de la jueza Marcela Inés Garmendia.

“Es una investigación que tiene varias fojas: declaraciones, allanamientos, rastrillajes. Pese a eso, ninguno de los resultados fueron positivos en el sentido de dar con el paradero de Johana”, contó a Notas un amigo de la familia Ramallo, Rubén Calligo. Ante esta situación, exigieron una audiencia inmediata con la gobernadora María Eugenia Vidal y las abogadas de la familia presentaron ante la Fiscalía un pedido de cambio de carátula de “averiguación de paradero” a “desaparición de persona” para profundizar los protocolos de investigación y presionar la Justicia para que avance de manera efectiva. “Nos parece fundamental para que la justicia pueda buscar no sólo dónde está, sino quiénes se la llevaron y quiénes la retienen”, sostuvo Rubén.

La hipótesis de la familia, como ya expusieron en algunos medios, es que se la llevaron por la fuerza.

Johana es la mayor de siete hermanos y mamá de una nena de seis, desde su entorno aseguran que “tenía compromisos familiares que quería cumplir y estaba preocupada por eso”, no les cabe duda de que no se fue por voluntad propia. Para buscarla tomaron un montón de medidas, desde el acceso a las herramientas jurídicas, la difusión de su imagen en las calles y el uso de las redes sociales en donde se creó la página de Facebook “Buscamos a Johana Ramallo”, para que la gente pueda aportar cualquier dato que colabore con la causa. “Entendemos que los tiempos judiciales son lentos, pero hoy nos falta una compañera y no hay nada que esperar”, expresan en el comunicado de la página.

“Además tomamos medidas de acciones más directas como corte de calle en fiscalía, la primera marcha hace ya quince días y la toma del Consejo Provincial de las Mujeres, que si bien ya viene trabajando y haciendo un seguimiento de la situación, es un lugar importante, de referencia en estas temáticas, y lo tomamos hasta que recibieron a la mamá”, explicó Rubén. Las autoridades también se comprometieron a reunirse con Marta en la Secretaría de Derechos Humanos para continuar con el reclamo por la búsqueda de Johana.

Por otro lado, el próximo viernes a las cuatro de la tarde, sus familiares, amigos y amigas, volverán a las calles en la “Marcha lenta de la Justicia”, donde caminarán a paso lento desde Fiscalía hasta casa de Gobierno. “El nombre de la marcha es para representar que el sábado se cumple un mes de su desaparición, han sido treinta días en que el tiempo se volvió muy plástico, cada día que pasó fue muy largo y un tiempo importantísitmo para buscar a Johana en el que se pudieron haber perdido pistas. Un tiempo que hay que aprovecharlo y por eso pedimos que se profundice su búsqueda”, concluyó Calligo.

Agostina Polischuk

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos