Notas

Revés en la política comercial de Macri hacia Estados Unidos

Revés en la política comercial de Macri hacia Estados Unidos
agosto 23
01:02 2017

Fue apenas la semana pasada cuando estuvo en la Argentina el vicepresidente estadounidense Mike Pence y el gobierno de Cambiemos lo recibió como un amigo y aliado central. Pero este martes se conoció que Washington anunció fuertes subas de los aranceles al biodiésel argentino y que, como contrapartida al compromiso aún no concretado de permitir el ingreso de limones argentinos, entrará al país carne porcina norteamericana.

Como explicó el diario La Nación, en marzo la National Biodiésel Board (NBB) denunció al biodiésel argentino por presunto dumping y por “prácticas desleales”, que argumentó en la aplicación de subsidios. Supuestamente el Departamento de Comercio de Estados Unidos iba a resolver sobre la cuestión en octubre, pero en la tarde del martes definió aplicar aranceles provisorios de entre 50,29 y 64,17% (con un promedio del 57%).

Hasta marzo las tasas estadounidenses sobre el biodiésel argentino eran del 4,5% y el aumento del arancel incluso duplica lo reclamado por las empresas del país del norte, que exigían el 23,3%. En la Argentina, este combustible se exporta con una retención móvil del 0%, mientras que el aceite de soja, la materia prima, abona un 27% de retenciones, por lo que es conveniente para el sector agroindustrial directamente exportar el biodiésel.

También de acuerdo a La Nación, entre enero y junio de este año, la Argentina exportó 741.485 toneladas de biodiésel por 543,8 millones de dólares, de las cuales el 96% fue comprado por EE.UU.

La respuesta de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio) no demoró en llegar y calificaron la decisión estadounidense como “sorprendente e injustificada”. “Muestra un alto grado de discrecionalidad y una política proteccionista que no se encuentra acorde a lo establecido por la Organización Mundial de Comercio; en la Argentina no existen subsidios para beneficiar las exportaciones de biodiésel”, sostuvo su presidente, Luis Zubizarreta, de la empresa Louis Dreyfus.

Por otro lado, y como contracara de la autorización de Washington al ingreso de limones argentinos, comenzaron las tratativas -que el gobierno de Macri espera duren no más de tres meses- para habilitar la importación de carne porcina estadounidense.

El sector en este caso se mostró dividido en las opiniones: el titular de la Sociedad Rural, Luis Etchevehere apoyó la decisión y afirmó que “el comercio que sirve es el de ida y vuelta”. “Es como si tuviésemos la selección argentina de fútbol y nos negáramos a ir al mundial”, dijo en relación a la calidad y supuesta capacidad de competencia en el mercado interno.

Pero muchas otras entidades se mostraron críticas. Se trata de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP) y Federación Agraria Argentina (FAA).

“Desde hace tiempo, el mensaje del presidente de la Nación, Mauricio Macri, es que quiere que la Argentina pueda ser el supermercado del mundo. Esto es totalmente contradictorio con la decisión de importar carne de cerdo desde Estados Unidos. En este camino, en lugar de ser supermercado pasaremos a ser el depósito donde éste país meta las cosas que no puede ubicar en otros lugares”, expresaron desde la FAA.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Economía