Notas

Brasil, a un año del golpe

Brasil, a un año del golpe
agosto 30
21:10 2017

Hace un año en este mismo portal publicábamos un artículo que se titulaba “El Senado destituyó a Dilma y se consumó el golpe de Estado en Brasil”. Mientras, los principales medios de comunicación argentinos y mundiales afirmaban que “con Temer arranca otra era en Brasil” o que simplemente habían “destituido” a la presidenta electa. Pasaron 365 días y la lectura política sobre lo que había ocurrido, no hizo más que confirmarse.

“Está claro que el tema de las ‘pedaladas fiscales’ por las que el Parlamento destituyó a Dilma Rousseff era una mera excusa”, afirmó el analista internacional Leandro Morgenfeld en diálogo con Notas. Y agregó que se trata “del mismo Congreso acaba de salvar a Michel Temer del impeachment a pesar de las grabaciones que hizo el empresario del frigorífico JBS” sobre la implicación del actual mandatario con el pago de sobornos.

Los objetivos del golpe

En otro artículo publicado ese 31 de agosto de 2016, decíamos que había habido una indudable influencia estadounidense detrás del juicio político a Rousseff y que este tenía un doble objetivo. El primero, poner la reserva de petróleo y gas pre-sal en manos privadas. El segundo, que el poder económico volviera a dirigir los destinos de Brasil luego de 12 años del Partido de los Trabajadores en el poder.

Con el correr del tiempo podríamos sumar que un objetivo subyacente era liquidar la posibilidad de que cualquier gobierno de tinte progresista volviera en el corto y mediano plazo al Palacio de Planalto: la ofensiva judicial contra Lula Da Silva, que encabeza todas las encuestas de cara a las presidenciales de 2018, así lo indica.

Morgenfeld suma que en términos de política exterior, el golpe apuntó a “abandonar cualquier tipo de perspectiva latinoamericanista y subordinar la agenda externa de Brasil a los dictados de EE.UU.”, lo que se pudo comprobar en la separación de Venezuela del Mercosur. Se trata de un intento de “disciplinamiento geopolítico en un continente que hasta hace dos años mantenía un política de integración regional y de política exterior no subordinada a EE.UU.”, añade. Y subraya: “Hoy vemos en todo el continente como se avanza contra todos los gobiernos no alineados con la perspectiva norteamericana”.

A nivel interno, Temer y sus aliados se encuentran desarrollando “una política económica completamente regresiva” que sancionó una enmienda constitucional para congelar el gasto público en salud y en educación, aprobó una ley de flexibilización laboral “que retrocede varias décadas en cuanto a derechos conquistados por la clase obrera brasilera” y ahora va a intentar aprobar una regresiva reforma previsional “que genera una transferencia de recursos hacia los sectores más concentrados”.

El analista recuerda que se trata de un presidente que “tiene los índices de aprobación más bajos de la historia”. “Una encuesta reciente mostró que menos del 5% de la gente lo apoya y siete de cada diez brasileños consideran pésima su gestión”, agrega.

“A pesar de todo, sus aliados del poder económico lo sostienen porque temen las ‘elecciones directas ya’ que es lo que plantean distintas organizaciones populares y una eventual elección donde Lula pueda ganar”, concluye Morgenfeld.

Los destinos de Brasil, el gigante latinoamericano que, como describe el entrevistado es “el país más desigual en la región más desigual del mundo”, tiene su democracia secuestrada hace 365 días. Un Congreso corrupto destituyó a una presidenta legítimamente electa y el Poder Judicial no para de abrir causas contra el ex presidente que articula las esperanzas del pueblo brasileño. En su mandato arrebatado, Temer avanzó con reformas a las que la palabra “regresivas” le queda corta. En 2018, las urnas hablarán.

Julia de Titto – @julitadt

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Ciencia y Tecnología

  • CONICET Científicos"Sin salarios dignos no se puede hacer ciencia"

    Bajo esta consigna los trabajadores y trabajadoras del CONICET se movilizaron este martes a las puertas del organismo, donde se encontraba sesionando el Directorio, para entregar un petitorio en el que solicitan que se destine una porción de la partida presupuestaria extra -de 800 millones de pesos- recibida por la institución para salarios.

  • netflixNo a la publicidad en Netflix

    Una encuesta realizada en Estados Unidos reveló que más de la mitad de los suscriptores de la empresa de entretenimiento vía streaming abandonaría la plataforma si ésta introdujera anuncios durante la reproducción del contenido.

  • Silvina-GvirtzAprender Conectados: "No reemplaza al Conectar Igualdad, más en un país con el 51% de los chicos pobres"

    El presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal presentaron un programa que busca reemplazar al Conectar Igualdad. Al respecto, Silvina Gvirtz, responsable del proyecto bajo el gobierno anterior, sostuvo que la medida desconocía que más de la mitad de los chicos en Argentina está bajo la línea de pobreza.

  • China EEUUHuawei, Trump y la guerra del 5G

    La semana pasada el Gobierno de EE.UU. anunció que en un plazo de tres meses impondrá sanciones contra la compañía china Huawei y 70 empresas afiliadas por supuestamente implicar un peligro para la seguridad nacional. ¿Qué repercusiones puede tener esta medida en el mercado mundial?

  • simian-conicet¿Quien quiere ser científico?: La producción de conocimiento en la era del voluntarismo digital

    Por Nicolás Trivi. Esta semana fuimos testigos de una escena que tal vez quede en el inconsciente colectivo como uno de los símbolos de este momento de la historia argentina, de esos que resumen el espíritu de una época: una científica contó que estaba participando del programa "¿Quién quiere ser millonario?" para poder continuar con un proyecto de investigación.

  • youtube cakeEl primer video de Youtube: los elefantes tienen la trompa muy larga

    Un 23 de abril de 2005 se subía el primer video a Youtube. Se trata de “Me at the zoo”, una pavada de 19 segundos que marcaría el puntapié inicial de un sitio que hoy tiene un 1500 millones de usuarios en el mundo.