Notas

Alias JJ y la teoría de los tres demonios

Alias JJ y la teoría de los tres demonios
agosto 31
19:10 2017

Basada en el libro Sobreviviendo a Escobar de Jhon Jairo Velázquez (alias Popeye, alias JJ), uno de los sicarios de Pablo Escobar, la novela producida por Caracol Televisión y Netflix, aborda el mundo del narco colombiano en la era “post patrón”. Transcurre principalmente en la Cárcel Capital y aborda, además de las fechorías de JJ, los vínculos y tensiones entre narcos, paramilitares y la guerrilla.

Desde principios de agosto se encuentra en Netflix una polémica serie inspirada en el libro que el propio protagonista del relato escribió. Eso ya debería ser un indicador de la mirada que se propone. En la cárcel, tres patios: uno por cada uno de los demonios. Narcos, paramilitares y guerrilla, todos sanguinarios y ambiciosos por igual. Los primeros median entre los otros dos y gobiernan, con la complicidad de los guardias, todo lo que ocurre tras las rejas y mantienen el terror en la población.

Una cosa queda clara: la muerte de Escobar no terminó con la violencia en Colombia. Ni con el tráfico de drogas. Alias JJ y sus competidores del cartel del Valle del Cauca pelean por ser sucesores del narcotraficante más famoso del mundo. Desde la cárcel.

El ritmo de la novela es más parecido al de El Patrón del Mal que al de Narcos, aunque la inclusión de Netflix en la producción sin duda le da un toque más dinámico. Pero los elementos del género están sin duda presentes: mejor desarrollo de personajes secundarios, las mujeres con un protagonismo interesantes.

Alias JJ intenta matizar su relato de “qué pillos son los narcos” con la mirada de una periodista, hija de un juez “sin rostro” asesinado durante la época de Escobar, que al principio aparece como una narradora externa y luego va cobrando protagonismo en su búsqueda de justicia. A ello se suma el rol de los abogados y abogadas que, con acceso privilegiado a los capos de la cárcel, juegan un importante papel en el rearmado de las estructuras criminales mientras intentan evitar a toda costa el cuco más temido: la extradición.

La agencia norteamericana antinarcóticos (DEA) y la fiscalía y fuerzas de seguridad colombianas son los buenos pero torpes y sólo por excepción corrompidos actores que completan la historia.

El sanguinario Popeye se mueve entre negocios y acuerdos con la fiscalía con un único fin: sobrevivir y evitar la extradición lo máximo que se pueda. No tiene problemas en colaborar con la Justicia si eso reduce su condena, pero tampoco en generar una red de producción y tráfico de estupefacientes desde la misma Cárcel Capital, más parecida a la de El Marginal que a la de Orange is the new black. Es decir, más latinoamericana y realista.

Juan Pablo Urrego hace un respetable papel de John Jairo, calculador, meticuloso y manipulador. El resto del elenco lo acompaña con dignidad. La producción es buena, aunque la música situacional -bien novelesca- llega a agotar. Si gustan las historias de narcos, los 60 capítulos de 45 minutos cada uno son una buena opción, aunque como siempre, la advertencia ideológica no está de más. Todos transan con todos, menos las instituciones democráticas que quizás tienen elementos malignos pero sus intenciones son buenas.

En la vida real Popeye cometió al menos 300 asesinatos y participó indirectamente en 3 mil más. Luego de 23 años tras las rejas, salió en libertad en 2014 y se sumergió en la construcción de su propio personaje. Abrió una cuenta de Twitter que tiene más de 30 mil seguidores y un canal de Youtube que tiene más de 450 mil suscriptores. Desde allí se dedica a propagandizarse, contar sus “hazañas” y atacar a las izquierdas. Pero, sobre todo, a seguir construyendo el mito de Pablo Escobar.

Si la tercera temporada de Narcos -que se estrena este 1 de septiembre- no dura más que un fin de semana, saciar las ansias de sangre y crimen con esta otra novela.

Julia de Titto – @julitadt

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Cine y TV

  • me-tooHollywood: se destapó la olla del acoso sexual

    El mundo de la industria cinematográfica más grande del mundo vive por estos días una ola incesante de denuncias de acoso, abuso sexual y violaciones hacia reconocidos productores, directores y actores de cine.

  • MindhunterMindhunter: en la mente del cazador

    Para fanáticos y fanáticas de los policiales, Mindhunter es una de las joyitas de Netflix de la temporada. Con foco en la dupla de agentes del FBI que intentan desarrollar el entonces incipiente campo de la psicología forense, la serie plantea un enfoque novedoso e incisivo sobre los asesinos seriales, a través de sus pensamientos.

  • Sinfonía-Ana¿Te imaginas un colegio sin besos, sin amor?

    Inspirada en la novela homónima de Gaby Meik, "Sinfonía para Ana" cuenta la historia de los pibes del Colegio Nacional de Buenos Aires en los años previos a la dictadura más sangrienta de nuestro país, haciendo foco en Ana (en la vida real Malena), una chica de 14 años, quien fuera la víctima más joven de la escuela durante aquellos años.

  • SpaceyCancelan House of Cards por denuncias de acoso sexual contra Kevin Spacey

    Este domingo trascendió la denuncia de un actor, Anthonny Rapp, contra el protagonista de House of Cards por acoso sexual, en un hecho ocurrido en 1986, cuando el primero tenía 14 años y Spacey, 26. Como consecuencia, la empresa Netflix anunció la suspensión de la renombrada serie.

  • Zama1Ética y cine: un debate que se reabre de la mano de Lucrecia Martel

    Lucrecia Martel prefirió en su recientemente estrenada "Zama", evitar serle fiel al libro de Di Benedetto en una escena donde habría de mostrar una mujer muerta. El qué mostrar y qué no forman parte de una discusión que se sostiene en una línea muy fina. La decisión de la realizadora actualiza un debate histórico en el cine.

  • stranger-things-season2¡Les va a volar la cabeza!

    Se acabó la espera. A partir de este viernes se pueden ver en Netflix los nueve capítulos de la segunda temporada de Stranger Things, la serie de los hermanos Duffer que el año pasado nos voló la peluca. ¿Pero qué sabemos de esta nueva entrega? ¿Qué deberíamos esperar? ¡Tranquilos! El riesgo de spoilers es casi nulo para los que vieron la primera.